Mes: marzo 2017

10 usos de la manta térmica que no conocías

manta termicaLa manta térmica o manta de supervivencia fue desarrollada por la Nasa para su programa espacial en 1965. La manta térmica no es más que una capa de plástico (PET) a la que se le inyecta vapor de aluminio puro y tiene como objetivo principal proporcionar aislamiento térmico.

Su uso principal es la supervivencia y los primeros auxilios pero puede tener aplicaciones para la vida motociclista bastante útiles.

Antes de comentar los usos debemos saber cómo funciona.

La manta térmica tiene dos caras diferenciadas, una de color plateado y la otra dorada. La cara “operativa” es la aluminizada, es decir la de color plateado. Ésta tiene la propiedad de refractar el calor y es la que va a realizar el trabajo. Si deseamos proteger del calor a una persona u objeto, debemos poner esta cara hacia el exterior. Hay que tener en cuenta que, en este caso, no es conveniente envolver a una persona con ella porque evitaríamos la evaporación de la transpiración. Es mejor dejarla holgada.

Por el contrario, si lo que deseamos es evitar una hipotermia, debemos situar la cara aluminizada hacia la persona a proteger y fijarla, si es necesario, con cinta adhesiva para evitar que se mueva o que se la lleve el viento.

Veamos otros usos.

  • Proteger de la hipotermia
  • Proteger del calor (golpe de calor, fiebre, parasol…)
  • Aislar del suelo (acampadas, descanso, etc)
  • Cubrir el asiento de la moto en verano
  • Aislar el techo de la tienda de campaña
  • Construir un saco vivac
  • Refugio improvisado (sombra, tienda)
  • Poncho impermeable
  • Reflectante en carretera o señalización
  • Reflejar el calor de una hoguera

Estos son solo algunas de las utilidades pero seguro que hay muchas más y que la imaginación de cada uno le podrá sacar más provecho.

Este tipo de mantas son baratas y ultraligeras lo que las hace muy adecuadas para llevar en cualquier hueco de la moto. Suelen venir plegadas en una bolsa de unos 10×5 cm aproximadamente y están preparadas para un solo uso. Si somos hábiles en el plegado podremos usarlas más veces pero resulta casi imposible volverla a dejar como estaban. Por otra parte son bastante frágiles así que no es fácil usarlas más de una vez. Miden 2200×1400 cm.

Estas mantas, dada su utilidad, tuvieron su evolución y se fabrican otras reforzadas y reutilizables. Éstas, a su vez, podemos encontrarlas con forma de manta o de saco de dormir, para reforzar el aislamiento de los mismos.

Si nos vamos al mercado especializado en rescate, emergencias y montaña encontramos productos muy ligeros y resistentes tanto en mantas térmicas como en fundas de supervivencia. Ferrino, Adventure Medical Kits o Life Systems son solo algunas de las marcas que ofrecen material de calidad.

Si vas a salir de viaje no te olvides de incluir en el equipaje una manta isotérmica porque puede sacarte de un apuro cuando menos te lo esperas.

Adventure Medical Kits

Nota: He tenido que usar la manta térmica en varias ocasiones. Fueron casi siempre en concentraciones invernales en las que el frío fue mayor del previsto. Aunque ahora que tengo un saco de dormir “premium” ya no tengo tantos problemas en ese sentido, sigo usándola cuando voy a la playa y aparco la moto al sol. El modus operandi es el siguiente:

Aparco bien cerca de la arena, introduzco la ropa de moto y el casco en un saco de malla metálica con candado. Dejo todo bien amarrado sobre el asiento y cubro el conjunto con una malla térmica de dos euros. Con esto consigo que ni el equipo ni el asiento se calienten y que todo quede relativamente alejado de miradas indiscretas.

moto playa

Casualidad omnipotente en las carreteras francesas

Nubes de tormentaRecuerdo una vez, hace años, que viajaba por el Sur de Francia. Carreteras rectas que discurrían paralelas a los Pirineos y bosques frondosos en la lejanía. Autopistas eternas que aún se hacían más eternas y monótonas conforme iban pasando los kilómetros. Italia, Croacia y la promesa de mil aventuras por vivir tenían que estar cerca, ahí mismo, detrás de aquella colina tintada de amarillo o después de pasar aquel otro bosquete de robles que rompía la uniformidad de los campos y viñedos.

Una mano en el acelerador y la otra volando arriba y abajo, como un alerón mágico buscando el despegue. El sonido del aire en el casco y nubes negras dominándolo todo. El horizonte teñido de un gris profundo, tan oscuro que era el presagio de la tormenta del siglo. En Francia nunca habrían visto una tormenta de proporciones tan descomunales. Ninguna revolución pasada podría compararse con lo que estaba por caer. De vez en cuando un rayo iluminaba una línea lejana, anuncio de que en las tierras del más allá se había desatado la hecatombe. Y yo pronto sucumbiría, quizá ahogado, bajo ese manto de agua.
Como en un perfecto equilibro, a lado de aquella guerra cósmica, se abría un claro que aseguraba que todo en el universo es equidistante y que las tormentas perfectas tienen su contrapunto, perfecto a su vez. De pronto, la carretera hacía un giro inesperado y ya no me estaba dirigiendo al centro el monzón.

Aparecían unos tímidos rayos de sol y era como rodar alumbrado por alguna luz divina. A los pocos minutos, otra vez la rueda delantera apuntando a la oscuridad infinita y al mismísimo centro del infierno. Y unos kilómetros más allá, de nuevo o un giro orográfico me desviaba a otro oasis de calma, a una ventana por la que se adivinaba que el cielo, a pesar de aquellas nubes de aspecto sólido, seguía siendo azul.

Un campo de fuerza me rodeaba haciendo que las nubes se abrieran a mi paso y daba igual la dirección que tomará porque, ante mí, siempre se abría un claro. Ya nada podía pararme. Supe, en ese instante, que era omnipotente y la fuerza me acompañaba.
Aunque también pudo ser fruto de la más pura casualidad.

Podcast: Viajo en Moto con Emilio Scotto

Escucha”Viajo en Moto con Emilio Scotto” en Spreaker.

Emilio Scotto es una leyenda viviente para muchos de los que tenemos afición por el mototurismo desde hace años. Sus dos vueltas al mundo consecutivas, su récord Guiness, sus más de 270 países visitados en moto… son sólo la punta del iceberg de este argentino apasionado de los viajes. Además nos hablará de la publicación en español de su libro The Longest Ride.
Además de Emilio, Raúl nos sigue deleitando con los paisajes sonoros de India, poniéndonos los dientes largos y despertando nuestras ansias de aventura. En esta ocasión nos da nun paseo por los monasterios indios, tanto budistas como hinduistas.

Charly nos trae noticias frescas de la Baja California y nos anima a seguir atentos a lo que le depara su particular guionista. Las complicaciones en las pistas de la Sierra de San Pedro ya han quedado atrás pero seguro que vendrán nuevas aventuras.
Y despedimos a dos Mamuts que se van a a dar la vuelta al mundo desde Barcelona. Olga Ferro los entrevista y los somete a un quinto grado.
Finalizamos con una primicia, la presentación de Aventurerinos 2017, la cita de los humildes en Cangas del Narcea, en el occidente de Asturias.

Viajo en Moto con Emilio Scotto

Emilio Scotto es una leyenda viviente para muchos de los que tenemos afición por el mototurismo desde hace años. Sus dos vueltas al mundo consecutivas, su récord Guiness, sus más de 270 países visitados en moto… son sólo la punta del iceberg de este argentino apasionado de los viajes.
Además de Emilio, Raúl y Charly nos traen un paisaje sonoro de sus aventuras por India y la Baja california.
Y despedimos a dos Mamuts que se vana a dar la vuelta al mundo desde Barcelona. Olga Ferro los entrevista y los somete a un quinto grado.
Finalizamos con una primicia, la presentación de Aventurerinos 2017, la cita de los humildes.

India, hacer pan en moto y Miquel Silvestre

Programa número 96 en el que, además de acercarnos a la centena, viajaremos a la India de la mano de Rakatanga, escuchando algunos testimonios. Como por ejemplo a Alejandro, que le dio el mal de altura en el puerto de montaña más alto del mundo. O a Alan, uno de los mejores mecánicos de Royal Enfield de toda la India.

Por cierto, si queréis conocer India de la mano de Rakatanga, decidles que vais de mi parte, que os harán un descuento.

También tenemos a Charly Sinewan, dándonos cumplida información de sus desvaríos por México y a nuestro corresponsal en África, Joaquín Labayen, que nos va a contar como hace el pan cuando viaja en moto.

Finalizaremos con una larga charla con Miquel Silvestre, el motoviajero más mediático del momento que nos contará sus nuevos proyectos y cómo le va con su recién estrenado estado de paternidad.

Finalizamos con Olga Ferro y Martín Solana, que nos traen las primeras novedades del Dakar 2018.

 

Glosamos, desde el punto de vista musical, este programa con:

Despacito, versión de Me fritos the Gimme Cheetos.

0 Positive Corporate 1:21 Music of Imagination motivate

0 4 1982 Morning (Original Mix) 3:21 Majed Salih Soviet House salih

0 I’m Not A Fool 2:57 Lorenzo’s Music Lorenzo’s Music EP Pop 100

0 This party getting hot- jazzy b and honey singh 3:35 Punjabi originals Yo Yo Honey Singh punjabi and hindi songs punjabi

0 God Save The DJ 4:00 WE ARE FM Season One 255

0 1 Lies Irae 3:35 Dopestarsinc Ultrawired 255 100 0 Two dimensional world 4:09 Dopestarsinc Ultrawired 255

0 Mañana 4:32 Las Buenas Noches Hoy ya es mañana Folk-Pop 0 4

 

India, hacer pan en moto y Miquel Silvestre

Programa número 96 en el que, además de acercarnos a la centena, viajaremos a la India de la mano de Ratanga, escuchando algunos testimonios. Como por ejemplo a Alejandro, que le dio el mal de altura en el puerto de montaña más alto del mundo. O a Alan, uno de los mejores mecánicos de Royal Enfield de toda la India.
También tenemos a Charly Sinewan, dándonos cumplida información de sus desvaríos por México y a nuestro corresponsal en África, Joaquín Labayen, que nos va a contar como hace el pan cuando viaja en moto.
Finalizaremos con una larga charla con Miquel Silvestre, el motoviajero más mediático del momento que nos contará sus nuevos proyectos y cómo le va con su recién estrenado estado de paternidad.

Podcast. La corresponsalía africana

Escucha”La corresponsalía africana” en Spreaker.

Nos hemos echado un corresponsal en África, Joaquín Labayen el primero y último de una generación de panaderos que viajan en moto. Él nos contará como va su viaje por el Sur del continente en una moto india de 125 cc. Otro humilde que se suma al elenco de viajomotistas de pro.
Además, hacemos una pequeña explicación del modus operandi de Viajo en Moto a la hora de hacer una crítica literaria sobre libros de viajes en moto. Para que nadie se llame a engaño.
Damos un somero repaso a las concentraciones de motos del próximo fin de semana y nada más.
La emisión es en diferido, al estilo de los “podcast de toda la vida”

La corresponsalía africana

Nos hemos echado un corresponsal en África, Joaquín Labayen el primero y último de una generación de panaderos que viajan en moto. Él nos contará como va su viaje por el Sur del continente en una moto india de 125 cc. Otro humilde que se suma al elenco de viajomotistas de pro.
Además, hoy hacemos una pequeña explicación del modus operandi de Viajo en Moto a la hora de hacer una crítica literaria sobre libros de viajes en moto. Para que nadie se llame a engaño.
Damos un somero repaso a las concentraciones de motos del próximo fin de semana y nada más.
La emisión es en diferido, al estilo de los “podcast de toda la vida”

¿Qué habéis hecho con Galicia?

La lluvia golpea la pantalla del casco con insistencia y una niebla densa y persistente se extiende más allá de de la siguiente curva. Que ni es curva.

¿Gallegos, qué habéis hecho con Galicia? ¿Donde están las fragas de la umbría, los castaños mágicos de pieles retorcidas y los robles centenarios que albergaban el panteón de los seres imaginarios?

Eucaliptos

Hacía años que no viajaba por el interior de Coruña y hoy nos encontramos con un paisaje cambiado, con el cromatismo bicolor del verde prado y el tinte oscuro de los eucaliptos. Kilómetros de eucaliptos. Hectáreas de eucaliptos. Habéis sucumbido al feismo en todas sus vertientes. Primero a esas construcciones horrendas. sin concesiones a la estética fina, perladas de lo burdo. “Hazme una casa que tenga ventanas y una puerta”, esa fue la única orden que recibió el albañil. Y eso fue lo que hizo, una casa con ventanas y una puerta, una construcción espartana y fea.

Luego le tocó el turno al monte y también sucumbió al pragmatismo. No queda ni un solo rincón en el que la intervención humana no sea patente, ni un metro sin domesticar, ni un hueco improductivo. El mosaico de huertas y prados, los árboles autóctonos que daban sentido a “terra das meigas”, han dado paso a los eucaliptos. Y las meigas no pueden vivir entre eucaliptos: los pies descalzos no están hechos para caminar sobre sus hojas. Las gotas de lluvia no saben escurrirse con maestría desde lo alto de las copas y la niebla no puede deshacerse en jirones graciosos en este cultivo forestal.

Perece la morriña del emigrante.

“Adiós ríos, adiós fontes, adiós regatos pequenos…” Adiós para siempre adiós, que hasta Rosalía se está revolviendo en su tumba, avergonzada de lo que han hecho con su tierra. Es el avance de la nada en forma de verde coriáceo, son los temores de Atreyu que se hacen realidad en Galicia. Aldeas insertas en el silencio, fagocitadas por la uniformidad.

Ría de Corcubión
¿Qué habéis hecho, gallegos, con Galicia? Habéis sido presas de la productividad, habéis domeñado la tierra de vuestros ancestros y aquí poco queda de los bosques rumorosos, de la diversidad que daba carácter a vuestro hogar y a vosotros mismos. Ence, ¿qué les has hecho a mis hermanos? Eres la Puta de Babilonia enseñoreada en todo el territorio, el mismísimo anticristo. Has matado la magia, el misterio. Has borrado demos, trasnos e diaños que ahora se arrastran avergonzados por pistas forestales embarradas.

Ya no siento las manos y los pies, y noto como Elena tiembla de frío. Hay días en los que me pregunto por qué me gusta viajar en moto.

Encaramos la bajada a Caldebarcos, con Fisterra allí enfrente, asomándose entre la bruma al fin de la Tierra, de espaldas a un mundo loco y a su aire. Hoy se baña en aguas calmas, ajeno a nuestras manos heladas. Al Norte la Ría de Corcubión y enfrente, el faro de Illa Lobeira, como un castillo recortándose en el horizonte.

Cascada de Ézaro
Enfilamos la rueda delantera hacia O Ézaro. Al frente la única cascada de España que vierte sus aguas al mar. Mágica, única, especial. A la izquierda, monte arrasado por un incendio forestal. ¿Qué hacéis, gallegos? Eucaliptos y fuego. Pinos y fuego. Queimada galega. Todo se purifica aquí con el fuego, como queriendo forzar el reinicio de las cosas, como buscando un nuevo orden que surja después de cada incendio. Los esqueletos de los pinos que se yerguen entre los afloramientos graníticos, son los testigos mudos de la vergüenza.

A cambio de tanta ignominia disfrutamos de la hospitalidad gallega, de la retranca cariñosa, de la melodía de las palabras. “¿E logo? E logo sí, carallo!”. La rotundidad amable y melosa del gallego lleva implícito el perdón de todas las cicatrices. La sonrisa buena, el trato educado y cercano… Nobleza.

Y si no… siempre nos quedará Lugo.

 

Casco modular vs Casco integral. Ventajas e inconvenientes

¿Qué es mejor casco modular o casco integral?

Casco modular SchuberthEn todos estos años de viajes en moto he conseguido reunir una colección de cascos considerable. Cascos abiertos, cascos integrales, cascos modulares, cascos no homologados… Todo un elenco de protecciones para la cabeza de lo más variado.

Comencé usando casco integral, uno bastante malo que me regalaron cuando compré mi primera moto. Al tener muy poca idea en cuanto a equipación básica, me pareció un gran regalo. Si el regalo es de gran tamaño, seguro que es bueno, debí pensar.

No pasaron muchas semanas y ya me dí cuenta de que aquel casco era una auténtica basura, poco apto para proteger mi cabeza con cierta seguridad. Lo cambié por un Shoei que me costó un dineral pero con el que me sentía bastante más seguro. También integral.

Después de aquello, con los años y los kilómetros, fueron pasando por mi cabeza diferentes cascos, todos integrales y alguno tan llamativo como el casco de Valentino Rossi. Aunque hubo tiempo para alguna boutade vintage con homologación distraída. Aún conservo alguna de estas antiguallas, como el Duraleu-Forte del año 74 con la calota intacta.

Pero hace unos años, al comprar la vStrom, el anterior propietario me regaló un casco BMW. Se trataba de un viejo modelo que había sido de la Guardia Civil de Tráfico fabricado por la casa Schuberth. Éste es un casco modular que, si bien no tiene las innovaciones técnicas de hoy en día, en sus tiempos era de los punteros. El sistema de cierre es un tanto arcaico, comparado con los cascos que se fabrican hoy, pero ya tenía componentes de calidad y sistemas de seguridad avanzados para su época.

Usé este casco en algún viaje y descubrí las ventajas de los cascos modulares. Tanto fue así que, en cuanto tuve la oportunidad, adquirí un Schuberth C3 que es el que uso en la actualidad.

Ahora bien, ¿Cuales son las ventajas e inconvenientes de cada uno de los modelos?

En cuanto a la seguridad, un caso integral ofrece todas las ventajas y gana la partida de largo. En caso de accidente no hay ninguna pieza móvil que se pueda romper y la cabeza queda perfectamente constreñida en el interior, minimizando los daños en caso de impacto. Un modular, aún siendo seguro (al menos en las marcas de más renombre), siempre puede correr el riesgo de perder la parte abatible en caso de un impacto muy fuerte.

Tampoco gana el modular en insonorización, al tener rendijas y zonas móviles que pueden crear pequeñas turbulencias y provocar ruidos molestos.

Sin embargo, en cuestión de comodidad a la hora de ponérselo y quitárselo un modular se lleva la palma. Si además usas gafas, el no tener que quitarlas para colocar el casco es una ventaja añadida.

Por último, la posibilidad de circular con el casco abierto cuando se rueda a baja velocidad, es algo impagable. No es seguro, cierto, y en muchos modelos el casco no está diseñado para este uso. De esto ya advierten los fabricantes en la documentación que acompaña a casco, pero hay modelos que sí están diseñados para usar con la parte frontal abierta. Incluso, con todo el frontal extraído. De este modo podemos disponer de un casco modular convertible en casco jet con mucha facilidad. Ya sabemos que el que mucho abarca poco aprieta y que lo que sirve para todo no suele ser bueno en nada, pero son opciones que hay que tener en cuenta.

Conclusiones.

A pesar de cierta merma en la seguridad y algunos sonidos indeseados, sigo decantándome por un casco modular, por su versatilidad y por su comodidad en el uso diario. No tener que quitarme el casco cada vez que me dirijo a una persona para preguntar algo, evitar el quita y pon de las gafas o abrirlo en un semáforo para refrescarme, son sólo alguno de los motivos que han hecho que esté enamorado de este tipo de cascos.

Viajo en Moto. Mujeres valientes y motos voladoras

Escucha”Viajo en Moto. Mujeres valientes y motos voladoras” en Spreaker.

Programa número 94 y 18 de los Directos.

Nos visita esta semana Raquel Arranz, una motorista novata que está empezando a viajar en moto y que sueña con viajar lejos. Con ella repasaremos el viaje alrededor del mundo de Elspeth Beard, una mujer valiente que en los años ochenta viajó en condiciones muy duras.
También le damos un repaso a las concentraciones de este fin de semana, hablamos de la nueva moto voladora que acaba de presentar Hoversurf, una empresa rusa, y nos perderemos volando por algún sitio.
Cerrando el programa, Charly Sinewan en su sección semanal nos contará qué hay de nuevo al otro lado del charco.

Y luego, sobrevenido por la charla del chat, destripamos la situación de los peajes en Portugal, que ningún extranjero paga por regla general. Al menos, de momento.

Esta es la playlist de Spotify que se pinchó en este programa

Entrevista, en inglés, con Espelth Beard.

Viajo en Moto. Mujeres valientes y motos voladoras

Nos visita esta semana Raquel Arranz, una motorista novata que está empezando a viajar en moto y que sueña con viajar lejos. Con ella repasaremos el viaje alrededor del mundo de Elspeth Beard, una mujer valiente que en los años ochenta viajó en condiciones muy duras.
También le damos un repaso a las concentraciones de este fin de semana, hablamos de la nueva moto voladora que acaba de presentar Hoversurf, una empresa rusa, y nos perderemos volando por algún sitio.
Cerrando el programa, Charly Sinewan en su sección semanal nos contará qué hay de nuevo al otro lado del charco.