brico

Tutorial: cambiar el aceite a la moto

Aquí estamos con otro pequeño tutorial para animar a los motoristas y moteros a hacer pequeñas tareas en casa (además de planchar, poner la mesa y pasar el mocho). Hoy: Cambiar el Aceite.

Y no, no me refiero a nada que tenga que ver con el sexo sino a sustituir la “sangre” del motor de la moto cuando llega el momento. En mi caso el momento llegó hace justo siete u ocho mil kilómetros pero, circunstancias de la vida, no lo cambié hasta hoy. En la Suzuki vStrom 650 DL se recomienda cambiar el aceite cada 6000 km. Yo lo cambio cada 10.000. Y aún me parece poco.

En esta ocasión la cosa se alargó hasta los 12.000 pero he de decir en mi descargo que la máquina consume un poco y le voy añadiendo de vez en cuando o sea que se va “reponiendo”. Aquí los puristas pondrán el grito en el cielo y me dirán que eso está muy mal, que así no se alarga la vida del motor y no se cuantas cosas más. Responderé con una foto del cuentakilómetros de mi vehículo que marca 175.000 km. ¿A dónde quieren alargar la vida del motor? ¿Acaso no tengo derecho a cambiar de moto nunca jamás?

Vamos al lío.

Estas cosas y alguna más son las que vas a necesitar para la obra.

Aceite, filtro, llave para filtro y pegatina publicitaria

    Aceite, filtro, llave para filtro y pegatina publicitaria

Tomamos la pegatina publicitaria, quitamos el papel de protección y la pegamos en el “armario de la moto” que tenemos en el taller, garaje o galpón y que está lleno de pegatinas. Buscaremos un hueco.

Ahora empezaremos arrancando la moto para calentar un poco el aceite y que fluya como la mente de un monje budista en plena meditación. Para ello oprimimos el botón negro donde pone “start”. Oirás un ruido como de motor. Es el motor, no te alarmes. Mantenlo encendido unos minutos: tres, cinco, siete… tú verás.

cambio aceite moto

Aquí no pone “start” pero nos hacemos una idea. Este es el botón, te lo aseguro.

Desde que ha pasado un rato apagamos el motor pulsando el botón rojo que hay un poco más arriba del de arranque. Ahí lo ves, en la foto de arriba. Observarás que el ruido ha cesado y se produce un silencio incómodo. Tranquilo, canturrea “la gozadera” o una del Fary y el silencio desaparecerá por ensalmo. Quita el contacto.

Esta es la herramienta que yo uso:

Mannesmann M98430 – Maletín con llaves de vaso y otras herramientas (215 piezas, tamaño: 12x36x51 cm)

Maletín grande de 215 piezas de 1/4" - 6,3 mm, 3/8" - 10 mm y 1/2" - 12,5 mm
Elaborado con cromo-vanadio / acero especial
En maletines de plástico sólido con soporte especial para las puntas con cuadrado interior

Additional images:

Product Thumbnail

Price: 100,98

Buy Now

Ahora retira el cubrecarter. Si tu moto no tuviera cubrecarter puedes saltarte este paso pero yo, voy a quitarlo. No del todo, por pura vagancia extraigo los dos tornillos posteriores y dejo que se caiga al suelo, con estrépito, la parte trasera. De este modo se le cae un poco de mugre y se rompe el silencio incómodo.

cambio aceite moto

IMG_2646

Observa la cantidad de óxido y de mugre que tiene el cubrecarter. No te alarmes, es normal.

Ahora vamos a sacar el aceite, verás como fluye. Para ello desenroscamos el tornillo que hace las veces de drenaje del aceite pero antes habremos tenido la precaución de colocar debajo del cárter un recipiente para recoger el aceite usado. Hay que tener en cuenta que ahí dentro puede haber dos o tres litros de aceite así que obra en consecuencia y escoge uno con la capacidad adecuada. El tornillo igual tiene un nombre técnico mucho más molón pero nosotros le vamos a llamar “tornillo de drenaje”, así, en plan profesional.

Cuando esté a punto de salir te caerá un chorro de aceite en los dedos así que, si has calentado mucho el motor, te quemarás y romperás de nuevo el silencio. También puede suceder que, con el sobresalto y los improperios, se te caiga el tornillo en el interior del recipiente: no pasa nada, de ahí no sale solo y así evitarás perderlo.

cambio aceite moto

Este es el tornillo que vamos a quitar.

En la foto anterior puedes ver, en detalle, el tornillo de drenaje que vamos a aflojar. Recuerda que para aflojar un tornillo hay que girarlo en sentido contrario a las agujas del reloj. Si tienes reloj digital basta con que gires hacia la izquierda (el tornillo, tú no). Como este tornillo está boca arriba gíralo a la derecha. En caso de duda prueba en los dos sentidos y dale vueltas hacia donde notes que necesitas hacer menos fuerza.

Y pasará esto:

cambio aceite moto

¡Qué bello es fluir! Obsérvese el puro color negro que ha adoptado el aceite después de casi 13.000 km. de servicio.

Antes de que salga todo el líquido puedes optar por rebuscar entre el aceite usado y sacar el tornillo que se te ha caído. Conforme vaya ascendiendo el nivel de aceite en el recipiente te costará más trabajo encontrarlo.

Ahora puede ser el momento de mirar si has comprado el aceite correcto y si tienes un filtro nuevo o tienes que dejar el viejo. Si te has acordado de comprar uno nuevo, quita el viejo. Para ello tendrás que usar una llave de fleje para filtros de aceite, a la venta en el Amazon por seis o siete euros. Hay más tipos de llave, más cómodas y elegantes,sin duda, pero a nosotros nos gusta lo engorroso. Además esta sirve para cualquier medida de filtro y cuando la perdamos no nos va a dar ninguna pena.

cambio filtro aceite

Qué plasticidad y qué belleza ebúrnea! Apretamos el fleje de la llave alrededor del filtro. Ya sabes, para apretar gira el pomo hacia la derecha, hacia el mismo lugar que se cae tu ideología cuando vas haciéndote viejo. Una vez apretado el fleje gira el filtro hacia la izquierda…. Menudo lío ¿no? Primero apretar, luego aflojar… parece que estás ligando en una discoteca. Ahora se te resbala el fleje… eso es que has apretado poco. Vuelve a probar y gira la llave hacia la izquierda en movimiento levógiro.

Cuando se mueva verás que la llave no da la vuelta completa porque tropezará con alguna de esas cosas que hay repartidas por el motor y que no sabes qué son. Llegados a este punto afloja de nuevo la llave de fleje y vuelve a la posición inicial. Ahora vuelve a apretar la llave y repite la operación hasta que consigas aflojar el filtro con la mano.

cambio filtro aceite moto

La foto está desenfocada, bien lo veo, pero me daba pereza quitar el filtro nuevo para hacer otra foto

Ahora solo tienes que esperar a que salga todo el aceite. Es buen momento para fumar, echar unos vapeos o llamar a Charly Sinewan. Después de un rato todo el aceite habrá salido a ver el exterior. Trae un poco de serrín para poner el el suelo porque el cartón que has puesto de protección era, a todas luces, insuficiente.

Una vez consultado el Facebook y mostrado a todas tus amistades la pericia que tienes en esto de la mecánica de mantenimiento, abre la caja del  filtro nuevo y quítale el plástico de protección. Que limpio y que bien huele! Hasta parece que apetece comer en él. No lo hagas. Unta tu dedo en aceite y pásalo por la junta de goma, esto hará que no se deteriore la tórica.

Con el filtro en la mano atorníllalo en el lugar en el que estaba el filtro viejo que acabas de retirar. Recuerda, para apretar gira hacia la derecha. Apriétalo fuertemente con la mano, hasta que no puedas más. Ten cuidado de no hacer un esguince de muñeca que son muy malos de curar.

Cuando te parezca que ya no dispones de más fuerza y decidas apuntarte a un gimnasio el año que viene, usa la llave de fleje para darle un apriete final. ¿Cuánto? No se, lo que te parezca pero sin pasarte, no vayas a estropear la rosca y te salga una avería seria. Si no has apretado lo suficiente goteará un poco de aceite cuando caliente el motor y sabrás que tienes que darle más apriete, tampoco es el fin del mundo.

Mira qué pinturero queda el filtro nuevo.

Igual, en tus pesquisas por internet, ves algún filtro cromado. Si decides usarlo te ruego que no sigas, que olvides todo lo que has leído hasta aquí y que salgas de esta página de inmediato. Gracias.

cambio filtro aceite

Sólo te falta volver a llenar de aceite. Te recomiendo que no hagas pruebas para ver cómo suena el motor sin aceite o que, si te surge algún recado urgente en este momento, uses otro vehículo.

Ya casi está.

Coloca el tornillo de drenaje en su sitio. ATENCIÓN! Este tornillo tiene una arandela de aluminio, es superimportante que la sustituyas cada vez que realices un cambio de aceite. Yo no se la cambio porque la mía ya tiene ocho años y le he pillado cariño. Es un amor plano.
Como siempre, no te pases con el apriete pero tampoco te quedes corto. Estrena tu llave dinamométrica y dale un par de apriete de 21 newtons. Luego recuerda contarlo en Facebook.

Aquí tienes una llave dinamométrica muy vendida.

Tengtools 1492AG-E – Llave dinamométrica 1/4″ 5-25 Nm

DINAMOMETRICA 1/4 "
5-25 Nm
LONGITUD 277 mm

Additional images:

Product Thumbnail

Price: 48,40 44,30

Buy Now

cambiar el aceite

Busca el tapón de llenado y añade aceite hasta que esté en la marca “full” del ojo de buey. Puedes llenar un poco más porque el aceite no habrá entrado en el filtro y cuando lo haga bajará el nivel. Como cuando llevas discutiendo mucho rato con alguien en un foro. Ve a buscar más serrín porque estás poniendo el suelo perdido; tendrías que haber usado un embudo. Si quieres puedes añadir un poco de Metal Lube, te quedarás más tranquilo, la moto gastará menos aceite y correrá como un maldito engendro. Con 30 ml. por litro de aceite va que chuta.

aditivo metal lube

Ahora solo te falta arrancar la moto y calentar un poco el motor para que el aceite lo inunde todo como una marea roja en Rianxo. Deja pasar tres minutos (consulta el Facebook, Twitter, mira a ver si tienes correo electrónico y contesta los mensajes de whatsapp) y comprueba de nuevo el nivel. Si ves que falta añade hasta el máximo, no seas rácano.

Vuelve a poner el tapón.

Deja la moto tranquila hasta la primavera que no es tiempo de andar pillando frío por ahí.

NOTA. ¿Qué hacer con el aceite usado y el filtro? Lo metes en una garrafa y se lo llevas al cualquier taller del barrio, que estarán encantados de colaborar en la preservación del Medio Ambiente. No lo tires en el contenedor de aceites de cocina que es una marranez.

Otra Nota: Si quieres hacerte un buen lío  puedes leer mi artículo “generalidades sobre los aceites“, publicado hace algún tiempo.

Nota final: Si has llegado leyendo hasta aquí y te ha gustado, compártelo por ahí, que es bueno para esta santa casa posicionarse para resultar atractivos a un anunciante que nos apoye económicamente.

Bricochapuzas. Engrasador de Cadena Automático

lata aceiteEn el año 2006 estuve dudando entre comprarme en engrasador automático de cadena o fabricarme uno. Como supondrá el lector, me fabriqué uno. No puedo decir que funcionase muy bien, ni que fuese la quintaesencia de la belleza mecánica pero, por lo menos, fue barato: cero euros.

Read More

Bricochapuzas. Derivabrisas para pies.

Pepe Gotera y OtilioNo se si a ustedes les pasa pero a mi, cuando llueve y voy en moto, se me mojan los pies. Y me compré unas botas waterproof. Y se me mojaron los pies. Y me pasé al GoreTex. Y dejaron de mojarse pero se me enfriaban en invierno. Así que decidí tomar cartas en el asunto y poner en marcha alguna idea disparatada que sirviese para quitar el agua y el frío.

Read More

Bricochapuzas. Pulir la pantalla del casco.

casco¿A quién no se le ha caído el casco en medio de un bar de moteros con los correspondientes aplausos por parte de la concurrencia? ¿Solo a mi? Vaya por Dios…

Después de quitarle impoortancia al hecho con un disimulado gesto de desdén, miramos el casco que tanto dinero con ha costado y vemos una raya enorme y horrible en la calota o en la pantalla. ¿Y ahora qué? Compramos una nueva pantalla para el Schuberth C3 y desembolsamos 70 € o reparamos como se pueda?. Pues eso, repararemos como se pueda y nos encomendamos a los hados de la buena suerte.

Read More

Bricochapuzas. Lata de Cerveza en el Escape

MortadeloSeguimos desgranando la saga de “Bricochapuzas” con El Aprendiz Motorista de McGiver. En esta sección tienen cabida todas las audacias mecánicas y la intrepidez en las reparaciones, ya sean de este que suscribe o de quien quiera colaborar en esta serie con sus experiencias.

Read More

Bricochapuzas. El Aprendiz de McGiver

OtilioA veces puede confundirse la economía de medios con la tacañería y el omitir grandes dispendios podría llevarnos a pensar que, quien así actúa, o no puede o no quiere.
También hay una tercera vía que es hacer de la carencia, virtud.
Yo podría estar encuadrado entre estos últimos, al menos en lo tocante a reparaciones, obras y proyectos en general y a lo que tiene que ver con la moto en particular.

Read More

Deflectores Caseros para la v-Strom

Viajar en invierno en moto supone un placer tan grande como hacerlo en verano, cuando las temperaturas invitan a hacer kilómetros bajo el sol. Claro que en invierno, el frío, la lluvia y las bajas temeraturas obligan a proveerse de todos los adminículos disponibles para combatir el frío.
En mi caso tengo instalados puños calefactables y unas horribles manoplas que, si bien no ensalzan la estética, al menos proporcionan algo de protección a las manos. Mi problema se centra, siempre, en los pies. Se me congelan.
La Vstrom deja los pies demasiado expuestos, tanto al aire como a las salpicaduras de agua que se convierten en un chorro incensante en caso de lluvia intensa. Para paliar, en lo posible, esta situación tan desagradable me planteé hacer una especie de deflectores que se pudieran acoplar a la vStrom y evitaran la congelación de los dedos de los pies. Como mi concepción del asunto estético es algo particular y me da igual si la moto es guapa o fea mientras me lleve y me traiga, he ideado una chapuza que, no por fea, es menos efectiva.
 
Para hacer este engendro que me sacará, de forma provisional, del apuro de pasar tanto frío en los pies, he usado un par de trozos de goma gruesa procedentes de un “batefuegos”, una de esas herramientas que parecen paletas y que se usan para combatir los incendios forestales. Podría haber usado la “faldilla” de un coche o un camión pero no tenía ninguna a la mano.
La unión de la goma a la moto se realizó con un par de bridas a los “pelacrash” o protectores del motor.
El resultado, ya se ve, no es que sea estéticamente bello, ni mucho menos, pero probado el invento ayer a cero grados puedo afirmar que su efectividad está fuera de toda duda. Cuando lleguen los calores estivales solo tengo que cortar las bridas y la moto volverá a ser la misma. 
Para completar el kit calórico me acabo de agenciar unos “chafferettes”. bajo este simpático nombre se esconde, nada más y nada menos que unas plantillas que se activan al contacto con el exígeno y proporcionan calor durante unas cuantas horas. De venta en Decathlon