Trece consejos para escribir y mantener un buen blog motero. O de motos, da igual.

Si se te ha pasado por la cabeza escribir cosas sobre motos y publicarlas en internet seguramente habrás pensado en tener tu propio blog. No voy a explicarte cómo ni dónde has de publicar, eso es muy fácil y la red está llena de tutoriales. Aquí nos vamos a centrar en qué aspectos hay que cuidar o tener en cuenta a la hora de que nuestro blog del mundo de las motos tenga el atractivo suficiente para los lectores y no tengamos que avergonzarnos de nuestra obra.

  1. Lo primero que has de hacer es preguntarte por qué quieres presentar al público tus creaciones. ¿Es a causa de tu ego? ¿ Es porque eres un entendido en la materia? ¿Es porque sientes la necesidad de comunicar? Las preguntas son variadas y solo tú sabes la respuesta. Se honesto contigo mismo y consecuente con la respuesta que te des. Ese será el objetivo de tu publicación.
  2. Antes de lanzarte a publicar con una herramienta concreta explora, busca y compara. ¿Estás dispuesto a aprender a manejar PHP, gestores de contenido como Joomla, WordPress, etc? ¿Prefieres que te den todo hecho y publicar en plataformas como Blogger, Tumblr? Tendrás que sopesar asuntos como el potencial crecimiento de tu blog o los objetivos que persigues antes de decantarte por uno u otro sistema. Migrar un blog a otra plataforma después de varios años es un verdadero engorro.

  3. Una vez que te pongas en marcha piensa a quién va dirigido, para quién escribes. No es lo mismo publicar para la peña de salidas dominicales que para los amigos del foro o para los aficionados a las carreras en general. Examina tu estilo y analiza si es mejor un tono más coloquial, más serio, más profesional.
  4. Sé realista y no cuentes películas fuera de lugar. No te las des de lo que no eres. La clave del éxito, entendido éste no como fama o rendimientos económicos sino como “calidad”, está en la cercanía y en hablar de cosas reales.

  5. Piensa que lo que escribes puede permanecer para siempre, esa palabra que en internet toma un significado casi literal. Sé honesto contigo mismo y con tu público. Respeta a los demás blogueros y sé fiel a ti mismo.
  6. Enriquece la red. No abuses de los copia y pega y, si lo haces, cita la fuente. Si tu publicación se va a nutrir de lo que hagan los demás y pretendes hacer pasar ese trabajo como tuyo es mejor que no sigas leyendo y te dediques a otra cosa. Parasitar el esfuerzo de otros queda muy feo y, tarde o temprano, se te verá el plumero.

  7. Cuida la redacción. Nada hay más horrendo que una falta de ortografía en un texto pretendidamente serio. Todos tus argumentos pueden derrumbarse de forma estrepitosa a causa de una mala redacción. Eso por no hablar de las diferentes interpretaciones que caben en una coma mal colocada.
  8. El diseño es muy importante. No sólo de los colorines sino la disposición del artículo, los párrafos, la presentación de las ideas. No ofrezcas la información embarullada en una macedonia caótica. Ordena tus pensamientos y plásmalos de modo que sean fáciles de interpretar. En la red hay muchos tutoriales de cómo escribir un artículo con estándares mínimos de calidad.

  9. ¿De qué vas a hablar? ¿Pretendes contar tus salidas de fin de semana, tus viajes, tus desvaríos paranoides? Todo tiene cabida en un blog pero es recomendable seguir una línea que sea identificable por los lectores.
  10. No manches tu blog con publicidad. Al menos al principio. ¿Cuántas visitas vas a tener, diez o quince al día? Pues eso no te va a reportar beneficio alguno desde el punto de vista económico o sea que no merece la pena llenar de publicidad tu sitio para ganar una miseria al cabo del año. Altura de miras. Si triunfas ya habrá tiempo de esas veleidades.

  11. Sé constante. No dejes a tu público colgado durante semanas sin dignarte a aparecer por tu casa en la red. Si pretendes, algún día, dedicarte al tema de forma profesional deberás publicar cada semana. ¿Estás dispuesto a ello o prefieres seguir siendo aficionado? Podemos volver a repasar el punto número uno.
    
No te desanimes si no tienes muchas visitas. Confía en ti mismo y no desistas a las primeras de cambio. La red es enorme y no es fácil dejarse ver.
  12. Si pretendes ir más allá de contar tus pequeñas cosas, tus aventuras cotidianas y tu constreñida cosmivisión motera sobresaliendo por encima de los demás blogs, será mejor que comiences por analizar a la competencia. Estudia qué es lo que los demás ofrecen y en qué te puedes diferenciar para que tu marca personal destaque.

  13. El mundo de las motos en internet es muy distinto a lo que había hace diez o quince años. Antes los aficionados nos tragábamos cualquier cosa que oliese a gasolina y a dos ruedas. Ahora cualquiera puede tener su blog y todos nos hemos vuelto más escogidos. El público se ha acostumbrado a encontrar contenidos sobre motocicletas en un solo clic y, entre ellos, un amplio abanico de “calidades” que van desde lo sublime a lo directamente fumigable. Los primeros destacan y brillan con luz propia aunque no tengan muchas visitas. Los segundos son ruido, barullo, estorbo a desbrozar para llegar a los contenidos interesantes. De ti depende estar en uno u otro segmento.

 

Construir un buen blog supone una labor de introspección para saber qué es lo que queremos comunicar, una labor de planificación para saber cómo lo vamos a hacer y una labor de investigación para saber a quién se lo vamos a dar.
Si tienes algo que contar, cuéntalo de la mejor manera posible: una buena historia siempre cautivará a aquellos deseosos de escucharla.

 

2 comments on Trece consejos para escribir y mantener un buen blog motero. O de motos, da igual.

  1. Muy buenos consejos. Yo también soy un bloguero motero. Por si quieres visitar mi blog: Masmoto.net (https://www.masmotonet.com)

    V’s! ✌

    1. Tienes un blog muy profesional! Da gusto pasarse un rato allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *