denuncia

Foto denuncia

No hay que rebuscar mucho en las carreteras españolas para encontrarse con la chapuza y la improvisación, al igual que en cualquier otro campo. Es algo que llevamos marcado a fuego en este país que que ya, ni nos extraña. Pero cuando la chapuza atañe a la seguridad vial tendría que espeluznarnos esa falta de seriedad que nos puede costar la vida.

Estas fotos están tomadas en la carretera LU-701, una carretera muy transitada por motoristas que une Lugo con la localidad de A Fonsagrada. La ruta es una delicia: curvas nobles, buen piso y paisajes en los que dejar que la vista se lance hasta los Ancares. Pero las vías de escape en caso de accidente tienen sorpresas como estas:

Si tienes un accidente y, por casualidad, consigues pasar por debajo de la bionda, aún tendrás que superar el siguiente obstáculo para considerarte a salvo.

 

La perversión del Ministerio de Fomento

Punto_negro_a_63

Esta foto es de la Autovía A-63 cerca de Oviedo, concretamente en el punto kilométrico 02+300, al salir de los túneles de Latores en dirección a la capital. En el Ministerio de Fomento saben que esas flechas son un peligro, son extremadamente deslizantes y han causado unos cuantos problemas. Pero no hacen nada.

El último incidente que se ha producido en este punto se ha saldado con, al menos, un herido y un vehículo que quedó en este estado:

 

img_2806

img_2805

 Y antes se murió allí el presidente del Motoclub Astures, arrollado por varios coches después de caerse de la moto

¿Está esperando el Ministerio de Fomento a que fallezca alguien más en ese punto para solucionar el problema? Y si esto sucede, ¿esconderán los informes sobre siniestralidad como hicieron con las «flechas deslizantes» de la zona de El Caleyo en la A-66, donde está el radar?

No parece tan complicado que, en una zona donde está identificado el peligro de forma tan clara, se le pueda poner solución. Porque saber, lo saben.