Eléctricas

Cambiar el coche por la moto

El problema ambiental más grave de las dos grandes ciudades españolas, Madrid y Barcelona, es la contaminación. Superan el nivel de partículas que marca la Unión Europea y son un problema para la salud. De nada sirven trucos como echar la culpa al polvo sahariano o cambiar los aparatos de medición a zonas donde el tráfico es escaso: las grandes urbes están contaminadas y la causa principal es el tráfico.

Algunas medidas como instaurar carriles bici y primar el uso de éstas pueden paliar el parte el problema pero nunca llegaremos a los niveles de utilización de bicicleta que tienen ciudades como Ámsterdam: si vives a las afueras de Madrid, y tienes que ir todos los días al centro  a trabajar la bicicleta es un modo de transporte que la mayoría  va a desechar.

El caso es que además de la contaminación, según el RACC, perdemos en atascos una parte importante de nuestra vida. Madrid es la ciudad donde más tiempo se pierde en congestiones de tráfico, y Barcelona donde más se incrementó el porcentaje de tiempo perdido en idas y venidas al trabajo con 13,5 y 12 horas respectivamente. Bilbao, Valencia, Sevilla y Zaragoza les siguen de cerca, hay que tener en cuenta que este estudio se refiere tan solo los primeros seis meses del año 2014.

Una razón tanto medioambiental como económica

Plantearse cambiar el utilitario que se usa para ir al trabajo por una moto no sólo es una cuestión de calidad de vida. Según un estudio publicado hace algún tiempo por el IDAE (Instituto para el ahorro y la Diversificación Energética) -perteneciente al Ministerio de Industria-, mantener un coche en nuestro país cuesta unos 2.000 euros anuales, aunque esta cifra es demasiado optimista según la Revista Autopista. Los gastos de seguro, garaje, consumo de combustible, revisiones, impuestos y demás pueden elevar esta cifra a 3.500€ anuales.

Con este panorama merece la pena realizar un pequeño estudio sobre la economía doméstica, y sopesar la idea de calcular el valor venal de nuestro coche, deshacernos de él y estudiar el mercado en busca de una moto que se ajuste a nuestros itinerarios laborales. Para vender tu coche tienes la opción de hacerlo a través de internet con lo cual todo puede resultar más sencillo.

Renault 5 gtl

Hace poco hablábamos de las motos eléctricas como alternativa a los desplazamientos en ciudad, y esta misma semana Bultaco está haciendo presentaciones de su modelo Brinco, mitad bicicleta, mitad ciclomotor eléctrico. Este tipo de vehículos podría ser la solución ideal para aquellos a los que les cuesta animarse a dar pedal por las calles empinadas de su ciudad. También hemos visto como Charly Sinewan nos sorprendió hace unos meses con un viaje desde Madrid a Barcelona a lomos de un scooter eléctrico de BMW.

La oferta en motos de carácter “ciudadano”, enfocadas principalmente a los desplazamientos en las grandes urbes es muy amplia, y las ventajas que ofrece moverse en moto por cualquier ciudad son más que evidentes. En un país como España, donde la climatología no es especialmente adversa durante gran parte del año, resulta sorprendente que no sean más personas las que opten por usar las dos ruedas como vehículo normal para los desplazamientos en ciudad. Únicamente Barcelona destaca en este aspecto, con un parque motociclístico que hace algunos años llegó a ser el mayor de Europa.

¿Tienes un coche para ir al trabajo todos los días y otro para los “desplazamientos familiares”? Quizá haya llegado el momento de que te plantees ir pensando en las dos ruedas para tener una mayor calidad de vida.

La electricidad triunfa también en las motos

Desde hace ya un par de años, se viene hablando del auge de los coches eléctricos, que está teniendo en este año 2015 su máxima eclosión. Las principales marcas están sacando nuevos y mejorados modelos que acaparan todos los titulares y las miradas en las distintas ferias del sector. La ecología y la dependencia energética preocupan y mucho a gran parte de los consumidores. De ahí que esta tendencia a utilizar la electricidad como fuente de alimentación haya llegado también al mundo de la motocicleta.

La icónica marca Bultaco, desaparecida en 1983, eligió precisamente una moto eléctrica, la Bultaco Rapitán, para volver al mercado por la puerta grande. Se trataba de un prototipo inteligente capaz de alcanzar una velocidad de 145 km/h y que contaba con una autonomía de 200 km en ciudad gracias a que llevaba incorporado un sistema de recuperación de energía. Otro de los aspectos novedosos de este modelo, es que contaba con un software que permitía la comunicación entre la moto y el piloto para gestionar la la recarga de la batería o la potencia del motor, entre otras cosas. La marca trabaja desde entonces ya para sacar a la venta modelos híbridos que satisfagan las necesidades de un público más amplio, como la Bultaco Brinco, una motobike eléctrica realmente innovadora. Su empeño por desarrollar este segmento le ha valido incluso el Premio Madrid a la iniciativa I+D+i en su edición de este año.

Para los que penséis que estaría bien tener una moto eléctrica pero veis demasiado complicado el tema de la recarga, existen modelos como el Zero ZU que tienen baterías extraíbles, por lo que pueden cargarse en cualquier lugar y no solo en los puntos de recarga.

Incluso las instituciones públicas quieren sumarse a esta tendencia de la ecología y el consumo responsable, como ocurre con el ayuntamiento de Bogotá, aunque parece que han surgido algunos problemas técnicos y su flota de motos eléctricas está temporalmente fuera de servicio. En todo caso, se trata de una iniciativa ejemplar que debería ser adoptada también en las ciudades de nuestro país.

Con total seguridad podremos conocer muchas más novedades a lo largo de este año en los numerosos eventos del sector. Quien no quiera perderse ninguno, puede consultar la recopilación de ferias y otros encuentros automovilísticos que la empresa compramostucoche.es hace en esta página.