equipamiento

Sistema de audio para el casco

He cambiado el intercomunicador. Tenía uno de esos “chino” de marca poco conocida, estaba empezando a dar fallos en el conector del sistema de audio así que tocaba renovar.

En todos estos años usando intercomunicadores me he dado cuenta que el principal uso que le doy es escuchar música mientras voy conduciendo. No me voy a meter en asuntos de legalidad del uso de intercomunicadores mientras se conduce. Eso ya se ha tratado más veces en Viajo en Moto.

En vista de que sólo lo usaba para escuchar música, recibir llamadas y para escuchar las instrucciones del navegador, decidí comprarme uno básico. Tenía que cumplir únicamente con esos requisitos: no necesito comunicarme con otras motos ni con el pasajero.

Además, en vista de que hay alguna denuncia por llevar instalada una GoPro en el casco y que eso puede anular la homologación, me he comprado uno que no se ve.

Este aparato es sencillo en su manejo, barato y cumple de sobras con lo que necesito.

Se trata de un FODSPORTS F1.

Estas son las especificaciones técnicas:

  • Bluetooth V5.0 con chip CSR. Señal más estable, velocidad de funcionamiento más rápida y buena compatibilidad. Las dimensiones de los auriculares son 3,6 * 0,6 cm.
  • Puede conectar 2 teléfonos móviles o teléfono y GPS. El Fodsports F1 puede conectar dos teléfonos móviles a través de bluetooth. Admite la recepción de llamadas manos libres, la función de rechazo / finalización / rellamada, escuchar música de alta fidelidad. Función de aceptar llamadas sin tocar nada.
  • Batería de 250 mAh, recargable de iones de litio integrada. Tiempo de espera prolongado de 400 h. Tiempo de carga de 2,5 h, tiempo de trabajo de hasta 12 h de conversación / reproducción de música.
  • Función de cancelación de ruido DSP.

La instalación es de lo más sencillo y una vez colocado en su sitio, no molesta nada de nada, al menos en un Schuberth C3. Supongo que en cualquier otro casco que tenga espacio destinado para alojar los altavoces el resultado será el mismo.

El volumen es suficientemente alto como para que llegue a molestar si lo pones a máximo volumen. Pero la nitidez del audio dependederá del nivel de aislamiento acústico de cada casco y de la protección aerodinámica de la moto. Desde luego, no es lo mismo llevar un sistema de audio si circulas con una moto naked sin protección que llevarlo en una BMW RT. La protección aerodinámica para en conductor es de primer nivel en la RT.

Lo mismo pasa si conduces por ciudad o por autopista, el nivel de ruido aumenta con la velocidad, ya sabes.

El manejo se basa sólo en tres botones y una combinación de pulsaciones intuitiva y fácil de memorizar. Están instalados en el micrófono y quizá sea necesaria un poco de práctica para manejarlos con guantes, pero es custión de acostumbrarse.
Por otra parte, se puede poner el micro hacia arriba de forma que se pueda acceder a los botones con sólo abrir la pantalla.

El único problema que le veo es que, al estar los controles en el micrófono, será muy complicado manejarlos si llevas un casco integral. Ahí tendrás que apañártelas.

En este último caso vendrá bien darle órdenes de voz mediante dos pulsaciones en el botón central: enseguida aparece Siri, solícita, para onvertir en órdenes tus deseos. Tengo que decir que ninguno de los intercomunicadores “chinos” que he tenido eran compatibles con “oye Siri” o con “ok Google”

Resumiendo: si quieres un sistema de audio para tu casco que no se vea desde fuera, que te permita guardar el casco en la bolsa sin que tropiece el engorroso dispositivo externo y que sea fácil de instalar, este es muy adecuado.

Me lo he comprado por Aliexpress pero también está disponible en Amazon.

Opiniones sobre la experiencia de compra en Motoblouz

opiniones pantalón Motoblouz

Aquí , hecho un pincel estrenando pantalón.

El invierno pasado pasé mucho frío en moto. Mucho frío y mucha desesperación a causa de mi viejo pantalón Alpinestars. Me lo vendieron como pantalón «de cordura». Como no tenía mucha idea de cuestiones técnicas di por buenas las explicaciones del vendedor y me llevé un pantalón que no era de cordura. Eso lo adiviné luego, cuando mi cuerpo serrano se arrastró por el asfalto de Cabo Norte. La presunta cordura se volvió loca y terminó con varios flecos. Luego se repararon a la antigua usanza, con aguja e hilo.

Por si esto fuera poco la membrana impermeable, con el tiempo dejó de serlo, y calaba agua por la zona genital. Aquello era algo bastante molesto y cada vez que llovía, acababa de agua hasta los huevos. Total, que llegó la hora de cambiar el pantalón.

Después de muchas búsquedas encontré uno de oferta en Motoblouz, la tienda online. Era un Bering con bastante buena pinta. Cordura de verdad, goretex extraible, tricapa… El único defecto era su color, un gris claro casi blanco que sí, realzaría mi apolíneo y elegante porte, pero duraría limpio un suspiro.

Aún así, lo pedí, llegó desde Francia en menos de una semana. Para venir de lejos era una espera aceptable. Cuando lo desempaqueté tenía muy buena pinta. Buenos acabados, detalles de calidad en costuras y un montón de etiquetas explicando las cualidades de la prenda. Al  presentárselo a mis piernas a éstas les dio la risa. –Haber crecido más-, dijeron con sorna. En efecto, en tan alta estima me tengo que pensé que era más alto de lo que soy. Pero mucho más.

Desilusionado, me hice a la idea de tener que cambiar el pantalón y me dirigí a la página de Motoblouz. Allí había un formulario para rellenar e imprimir. Este formulario servía para enviar, a gastos pagados desde la oficina de correos, el paquete de vuelta al remitente. Volví a empaquetar todo, tal y como había llegado, y me fui a Correos.

Antes llamé a la oficina de Motoblouz en Madrid para asegurarme de que hacía todo correctamente. Me atendió un chico con voz deliciosa y acento francés que alejó todas mis preocupaciones. Al menos en lo concerniente a la devolución. Todo fueron facilidades y charla amigable con aquel acento francés que me tenía subyugado.

En poco tiempo recibí otro pantalón más acorde con mi estatura contenida y es el que uso a día de hoy. He de decir que aún me queda un poco largo pero quizá mi contrahechura congénita tenga algo que ver.

La atención al cliente fue una maravilla y, en mi opinión, son un buen sitio para hacer compras online. Siempre y cuando el precio se ajuste a lo que buscas, claro.

Nota: Este artículo no es un post pagado, ni he recibido nada a cambio de escribirlo. Lo publico porque algunas personas han leído algún artículo en esta página sobre la tienda y me piden opiniones sobre Motoblouz