legislación

¿Cuales son las diferencias entre una moto y un ciclomotor?

Hace unos días, leyendo este post de Verti sobre la ITV en ciclomotores me pare a pensar:

Después de tantos años en moto no tengo muy clara cuál es la diferencia entre una moto y un ciclomotor. Bueno, la diferencia la tengo clara, pero más a nivel intuitivo que práctico y real.
Yo, que me hice el Camino de Santiago en ciclomotor, y ando así de perdido en el tema. Así que, ni corto ni perezoso, me propuse ahondar un poco más en el asunto buscando información. Estas son las conclusiones que extraje.

Ciclomotor antiguo

Lo primero que me llamó la atención es que, desde el punto de vista legal, al menos en España, los ciclomotores no están englobados dentro del grupo de los vehículos a motor. Vaya!

Según la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial un ciclomotor es un vehículo de dos o tres ruedas, que no supera los 45 km/h y de menos de 50 cm3 de cilindrada (o de menos de 4kW de potencia si es eléctrico).

Y si tiene 4 ruedas y cumple con las especificaciones anteriores también es un ciclomotor. Es más, en el epígrafe siguiente a estas definiciones ya excluye a los ciclomotores como vehículos de motor.
En este sentido la principal diferencia con una moto es que ésta tiene más de 50 cm3 y una velocidad máxima no definida.

La edad mínima para conducir un ciclomotor son los 15 años. Esto es el permiso de conducir AM que está vigente en toda la Unión Europea. Para conducir una moto hay que tener más de 18 años y es necesario otro carnet distinto.
Con una moto puedes circular por cualquier tipo de vía; con un ciclomotor no te puedes meter ni por autovías ni por autopistas. Están restringidos a poblaciones y a vías convencionales. Esto lo infringí en mi camino a Santiago que, por error, acabé en la autovía de Logroño a Vitoria.

Hay, además, otras diferencias bien evidentes como el tamaño o el color de la matrícula, que en los ciclomotores es amarilla y en las motos blanca.
Lo que sí es común para ambos es la obligatoriedad de tener seguro de responsabilidad civil y pasar la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos.

En la ITV al ir con el ciclomotor te mirarán la documentación, el estado de los neumáticos, las luces, los retrovisores, el claxon y que funcione todo correctamente. Como en una moto, que todo funcione correctamente, desde la dirección a los frenos pasando por la amortiguación o los líquidos.

Así que, ya sabes, si tienes un ciclomotor no estás conduciendo un vehículo a motor. Hay que ver…

Entra en vigor la nueva Ley de Montes

El 20 de octubre entrará en vigor la nueva Ley de Montes sin demasiadas modificaciones en lo tocante al acceso motorizado al medio natural.

Lo más novedoso es que las comunidades autónomas definirán las condiciones en que se permite la circulación de vehículos a motor por pistas forestales situadas fuera de la red de carreteras y a través de terrenos forestales. Esto nos hace suponer que en comunidades como Madrid o Cataluña, donde está bastante restringido el acceso, seguirán en la misma línea. Recordemos la famosa «Ley Omnibus» catalana que iba a eliminar un montón restricciones a la hora de salir al monte en moto y de la que nunca más se supo. Se veía venir y así lo dijimos en uno de los primeros podcast de esta casa.

El acceso a los montes y el uso de las pistas forestales, prohibido con carácter general por el texto de 2006, se deja ahora a la decisión de cada comunidad autónoma, que deberá legislar al respecto  estableciendo si queda prohibido o permitido con carácter general, autorizándose o prohibiéndose en los casos que se decidan.

Con el asunto de las sanciones estas quedan establecidas en el artículo 64. Por ejemplo, si te pillan con tu moto circulando monte a través o por una pista en la que esté prohibida la circulación (la famosa normativa de prevención de incendios) te podrán caer de 100 a 1.000 €, dependiendo de la gravedad de la infracción. Es una falta leve siempre y cuando los daños que causes no superen los 10.000€, cosa bien difícil.

Al hilo de esto, comentar que los agentes forestales seguirán denunciando sanciones y seguirán pidiendo documentación en el monte, en contra de lo que se comenta erróneamente, en alguna página de endureros.

«Los funcionarios que desempeñen funciones de policía administrativa forestal, por atribución legal o por delegación, tienen la condición de agentes de la autoridad y los hechos constatados y formalizados por ellos en las correspondientes actas de inspección y denuncia tendrán presunción de certeza, sin perjuicio de las pruebas que en defensa de los respectivos derechos e intereses puedan aportar los interesados.«

A la vista de la nueva legislación parece que las cosas se suavizan un poco bajando el importe de las multas pero no olvidemos que esta es legislación básica y que son las comunidades autónomas las que la tienen que desarrollar por lo tanto la puerta queda abierta a una normativa mucho más restrictiva.

Sobre la legalidad del uso de intercomunicadores en moto

intercomunicadoresEl uso de intercomunicadores en moto es algo que, cada vez con más frecuencia, vemos en las carreteras. La comodidad de ir escuchando las instrucciones del navegador o del GPS, poder realizar o recibir una llamada telefónica en marcha o simplemente, ir escuchando música, son algunos aspectos positivos de estos aparatos. Hace unos días hablábamos de los cascos que vienen, dotados de los más modernos sistemas de comunicación, de sensores, de climatizadores, de cámaras de vídeo… pero la Administración a varios años luz por detrás. Porque, no lo olvidemos, con la actual legislación en la mano, el uso de auriculares o sistemas de audio mientras se conduce una motocicleta está absolutamente prohibido. A pesar de algunas sentencias judiciales un tanto peculiares en este sentido, la legislación actual no ofrece lugar a dudas ni interpretaciones: está prohibido.

Lo dice claramente en el apartado 2 del Art. 18 del Reglamento General de Circulación, en plena vigencia al escribir este artículo, que literalmente indica:

 "2.Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas cuando así lo exija el Reglamento General de Conductores.

No parece ofrecer ninguna duda al respecto. Sin embargo desde la Agrupación de Tráfico apenas se están tramitando denuncias con respecto a este artículo y dos son los motivos principales. El primero de ellos es que cualquier usuario de motocicleta sabe que, a partir de cierta velocidad, no se oye nada del exterior, a no ser el sonido del aire en el casco. Es decir, la disculpa de que los sistemas de audio no dejar oír el tráfico es una falacia. En la Guardia Civil no son ajenos a este hecho. El segundo, y quizá más importante, es que se avecinan cambios notables en la legislación y lo que ahora está prohibido pronto dejará de estarlo.

Desde hace tiempo se está trabajando sobre un nuevo Reglamento General de Circulación que vendrá a sustituir al antiguo. En él se van a reflejar muchos cambios que van a afectar a todos los conductores y en el caso de los intercomunicadores y/o sistemas de audio habrá importantes novedades.

El punto 2 del artículo 18 quedara redactado, de aprobarse, de la siguiente manera:

“2. Queda prohibido conducir utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto en los supuestos de enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso conducción, cuando así lo establezca el Reglamento General de Conductores. 
Se prohíbe conducir utilizando dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando esta se desarrolle en las siguientes condiciones: 
a) Sin emplear las manos durante el desarrollo de la misma. 
b) Sin usar cascos o auriculares o instrumentos similares. Esta condición no será aplicable a los conductores y pasajeros de motocicletas y ciclomotores, cuando utilicen un dispositivo integrado en el casco de protección, debidamente homologado, con fines de comunicación y orientación o navegación. 

Es decir, la nueva legislación nos va a permitir el uso de sistemas de audio siempre y cuando estén homologados y vayan integrados en el caso. Aún quedarían prohibidos otros usos como el escuchar música, puesto que deja claros cuales son los fines del uso de estos dispositivos, pero no parece factible, a priori, saber si el usuario va escuchando música, escuchando el navegador o hablando por teléfono. En cualquier caso es un gran avance.

Este reglamento aún está en fase de tramitación y va siguiendo los pasos legales correspondientes pero todo parece indicar que la DGT quiere sacarlo adelante en esta legislatura.

Es ilegal grabar con las «Go-Pro»?

goproAnda estos días por la red circulando la polémica, quizá un poco forzada, sobre la legalidad de grabar con las action camera, go-pro y similares desde la moto, en carretera abierta. La polémica se ha abierto a raíz de una denuncia interpuesta por la Guardia Civil en Asturias por lo que muchos hemos puesto el grito en el cielo. Lo cierto es que, con la ley en la mano, parece ser que no se puede (al menos publicarlo). Otra cosa es que la Guardia Civil se dedique a denunciar y requisar cámaras a todos los que las llevamos, a revisar el material grabado, por si fuera constitutivo de infracción según lo dispuesto en la Ley de Protección de Datos y a dar curso a las denuncias. Y luego que estas denuncias prosperen. Mucha tarea, me parece a mi, a llevar a cabo con la que está cayendo. Porque, no nos olvidemos, lo que es ilegal es grabar datos que puedan identificar a personas, pero no el hecho de llevar la cámara (que puede ir apagada, o no haber grabado nada, por ejemplo)

La justificación legal la encontramos con facilidad a poco que busquemos en la red. Esto es lo que he sacado de la página de Samuel Parra, un experto en privacidad y protección de datos de carácter personal con 14 años de experiencia en el sector:

– Mientras circulemos con la moto, la cámara grabará a las personas que circulen por la calle e incluso las matrículas de los vehículos correspondientes por lo que quedamos sujetos a lo establecido por la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

– El artículo 5.1. f) del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, define datos de carácter personal como:

Cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo, concerniente a personas físicas identificadas o identificables”.

– En este mismo sentido se pronuncia el artículo 2.a) de la Directiva 95/46/CE del Parlamento y del Consejo, de 24 de octubre de 1995, relativa a la Protección de las Personas Físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, según el cual se entiende por dato personal “toda información sobre una persona física identificada o identificable; se considerará identificable toda persona cuya identidad pueda determinarse, directa o indirectamente, en particular mediante un número de identificación o uno o varios elementos específicos, característicos de su identidad física, fisiológica, psíquica, económica, cultural o social”.

– Es decir, la imagen personal se considera dato de carácter personal,

– Por otro lado la matrícula de los vehículos también se considera un dato de carácter personal (Según el informe 0425/2006 de la Agencia Española de Protección de Datos la matrícula de los vehículos, por sí mismas, son datos de carácter personal protegidos por la LOPD)

¿Significa esto que no podemos subir fotos a la red, ni vídeos, ni nada que contenga datos que puedan identificar a otras personas? Pues sí, eso significa y hay un montón de sentencias judiciales en este sentido.

Ahora bien, ¿alguien se imagina a la Guardia Civil requisando móviles, cámaras de fotos, Go-Pro, drones y demás dispositivos de grabación por todo el país? Yo creo que esta es una polémica artificial que surge a partir de un hecho puntual y que, aunque solo sea por la imposibilidad de llevarlo a la práctica, esta prohibición tendrá un recorrido corto.

Aún así, hay quien no está de acuerdo y anima el debate:

Javier garmendia, abogado y experto en el asunto tiene una visión totalmente distinta.

(…)

Por concluir y no extenderme, cito el artículo 2 de la propia Ley de Protección de Datos, que en su apartado 2 reza:

“2. El régimen de protección de los datos de carácter personal que se establece en la presente Ley Orgánica no será de aplicación:

Oa) A los ficheros mantenidos por personas físicas en el ejercicio de actividades exclusivamente personales o domésticas.”

Así que, sencilla y llanamente, la LOPD no prohibe nada por la sencilla razón de que no es de aplicación; ya que lo que grabamos con ellas son videos privados y domésticos. Y de ninguna forma son asimilables a las cámaras fijas de seguridad (privada o pública) que sí caen dentro de la ley.

Artículo completo

Peaje impagado: te llevo al juzgado

Portugal-(IP5)-Vilar_Formoso“Muy Sr. nuestro: mi cliente ha detectado el paso de su vehículo por los peajes electrónicos de la red de autopistas portuguesas, sin abonar el correspondiente servicio. Le requiero para que en un plazo máximo de ocho días proceda al pago. Transcurrido el mismo sin noticias, entenderé que no es ésa su intención y sin más dilación procederé a interponer la oportuna reclamación judicial”.

Si eres de los que se va a Portugal a disfrutar de autopistas gratis quizá hayas recibido una carta de estas.

Portugal se ha cansado de que los españoles atravesemos el país sin dejar el correspondiente óbolo a las concesionarias de las autopistas y éstas han contratado a una empresa especializada en este tipo de cobros. En principio se está hablando de unos 300.000 “infractores” que deben (o debemos) unos 80 millones de euros.

La segunda carta que envía un bufete de abogados de Huelva ya suena mucho más amenazadora:

“Muy Sr. nuestro: habida cuenta que han resultado infructuosos todos los intentos anteriores para que proceda al pago involuntario de la deuda, le comunico que ya he recibido instrucciones expresas para proceder a demandarle en los tribunales de justicia. Como intento final para evitar dicha acción, le requiero una última vez para que, en un plazo máximo e improrrogable de tres días, proceda al pago”

Vale, vale… no nos pongamos exquisitos porque antes de pagar, hay que negociar. Veamos:

Primero: El saltarse un peaje en Portugal es una infracción tributaria castigada con diez veces el importe no satisfecho del pago. Además, si te pillan, la Guardia Nacional Republicana te puede inmovilizar el vehículo hasta que pagues.

Segundo: Las notificaciones se están enviando por correo ordinario en lugar de certificadas y con acuse de recibo.

Tercero: ¿Qué competencias tiene una empresa privada y un bufete de abogados para exigir el pago de una deuda? El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, considera que “la potestad sancionadora ante una infracción administrativa es el Estado”. La respuesta de Onubrokers, el bufete de Huelva, es que no están “reclamando multas sino simplemente las tasas del peaje impagadas, que es como si vas a un hotel y te vas sin pagar. Es una reclamación civil”.

Cuarto: De dónde han sacado los datos de los infractores. Por 8 € puedes acceder a los datos pero… ¿han desembolsado las concesionarias lusas 2.400.000€ para obtener los datos de los 300.000 morosos? Para acceder a estos datos con el amparo legal de la directiva europea de persecución transfronteriza de infracciones hay que demostrar un interés legítimo. Curiosamente entre los ocho tipos de infracción prevista en la directiva no está el impago de peajes.

Aún hay más, la Directiva prevé el intercambio de datos entre autoridades nacionales, no entre el Estado y empresas privadas. Qué hace el Estado Español dando mis datos a una empresa privada de otro país. O a un bufete de abogados de Huelva, me da igual.Además, la Directiva está anulada.

Quinto: Una parte importante de estas deudas están prescritas.

Así las cosas, Brisa, Ascendi, Onubrokers… de momento vamos a olvidarnos del asunto.

10417486_10152425949261634_8503602385762875413_n

Aspectos legales del acceso motorizado al medio natural

Motos de los ForestalesLa Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes, sustituyó a la antigua Ley de Montes del 53 y también derogó la Ley 81/68 de Incendios Forestales y es la norma básica que más ha dado que hablar a los usuarios de motos, quad y todo terreno en los últimos años. La antigua Ley de Montes no regulaba expresamente la circulación de vehículos por el monte, competencia de las comunidades autónomas, aunque establecía la posibilidad de restringir o prohibir la circulación de vehículos y personas por algunas zonas si el alto riesgo de incendios forestales así lo aconsejara. A raíz de la modificación de la Ley las cosas, al menos desde el punto de vista estrictamente legal, han dado un giro importante que, a fecha de hoy, y después del desconcierto por la falta de información, hay disparidad de criterios en su aplicación. Con la modificación de la Ley se introdujo, de forma definitiva, un concepto nuevo para la circulación de vehículos por el monte al señalar en uno de sus artículos que “la circulación de vehículos a motor por pistas forestales situadas fuera de la red de carreteras quedará limitada a las servidumbres de paso que hubiera lugar, la gestión agroforestal y las labores de vigilancia y extinción de las Administraciones Públicas competentes. Excepcionalmente, podrá autorizarse por la Administración Forestal el tránsito abierto motorizado cuando se compruebe la adecuación del vial, la correcta señalización del acceso, la aceptación por los titulares, la asunción del mantenimiento y de la responsabilidad civil” Se limita, por lo tanto, si hacemos una interpretación estricta, la circulación de vehículos a las pistas forestales que tengan servidumbre de paso. Pero, aún siendo deseable, la Administración no concreta lo que es una “pista forestal” y tampoco ahonda en el término “servidumbre de paso”, quedando fuera de una definición meridiana también, el concepto de “red de carreteras”.

¿cómo se diferencia una pista forestal de un camino rural, un camino vecinal o una carretera sin asfaltar?

Malamente se podrá comenzar a aplicar la legislación si no tenemos claros los conceptos que se regulan. Por poner un ejemplo: ¿cómo se diferencia una pista forestal de un camino rural, un camino vecinal o una carretera sin asfaltar? Éste no es asunto baladí pues es el primer asunto que hay que tener claro para la aplicación de esta normativa. Algunos ayuntamientos tienen su propia regulación sobre caminos, estableciendo una serie de categorías con sus correspondientes usos y restricciones. Aquí podemos encontrar definiciones y glosarios pero, ¿qué ocurre cuando, como en la mayoría de los casos, no es así? Tan sólo algunas CC.AA. han definido en su legislación lo que es un pista forestal pero no parece lógico el acudir a normas autonómicas o locales para la aplicación de una ley de carácter estatal. En cuanto al segundo punto, “las servidumbre de paso que hubiera lugar”, acudimos directamente al Código Civil, que es donde se regulan y se describen las servidumbres. Éste nos da una serie de normas al respecto y nos desglosa los distintos tipos de servidumbre que existen. Para no ahondar en demasía en el tema diremos que las servidumbres pueden ser continuas, (uso constante), y discontinuas, (uso inconstante). Desde el punto de vista de su apariencia pueden ser aparentes o no aparentes, es decir, o se ve o no se ve. Hay dos formas de adquirir servidumbre sobre una finca: – que se establezca por Ley – por la voluntad del propietario Se denominan servidumbres legales y servidumbres voluntarias.

Los caminos públicos son bienes de dominio público que han gozado siempre de derecho y servidumbre de paso, salvo legislación específica, (zonas protegidas, vías pecuarias, etc.). La propia Administración forestal, cuando redacta un proyecto de actuación en el monte, (repoblaciones, tratamientos selvícolas, etc.), en el apartado correspondiente a “cargas y limitaciones”, dentro del epígrafe “Situación Legal” suele señalar, si el monte no está sujeto a ninguna servidumbre específica, un texto genérico que, más o menos, viene a decir que en la zona donde se van a a efectuar los trabajos “no existen ocupaciones, cargas o servidumbre”, añadiendo a renglón seguido “exceptuando las correspondientes a los caminos públicos”. Es decir que es la propia administración forestal, a través de la consejería del ramo, la que reconoce de forma pública y oficial que los caminos públicos gozan de servidumbre de paso.

la propia administración forestal reconoce que los caminos públicos gozan de servidumbre de paso

IMG_0437Por último, y para seguir acotando interpretaciones de la Ley, acudimos al Ministerio de Fomento en busca de una explicación o aclaración somera sobre las “red de carreteras”. La respuesta de este organismo es que, si queremos saber si un vial pertenece o no a la red de carreteras debemos de acudir a las Administraciones que tienen su gestión. Es decir, para saber a qué grupo legal pertenece tal o cual pista forestal, camino rural o camino vecinal primero debemos saber qué administración tiene su gestión y luego preguntarles si dicho vial está incluído en alguna red de carreteras local o regional. Todo esto que parece absurdo, en realidad lo es sin ningún género de dudas. La interpretación de la Ley queda en manos, únicamente, de los servicios jurídicos de la consejería correspondiente, en ausencia, como he mencionado, de legislación específica de acceso motorizado al medio natural. Los usuarios, los sufridos administrados se encuentran con que no saben si la actividad que realizan es legal o no y los encargados de aplicar la legislación en el campo tienen dos opciones: inhibirse y mirar para otro lado o denunciar a los usuarios a discrección, con una dudosa base legal y sin la completa seguridad de si lo que están haciendo luego será respaldado por su consejería. La opción más común por parte de la Adminstración ha sido la de mirarse unos a otros con cara de circunstancias y, ante las reiteradas solicitudes de aclaración por parte de los agentes forestales y usuarios, han dado la callada por respuesta sin que nadie sepa muy bien qué decir. Como resultado obtenemos que con la promulgación de esta Ley no se contentó ni a los grupos conservacionistas que venían demandando una normativa en este sentido, ni a los usuarios del mundo del motor, (quads, motos, 4×4…), que vieron la Ley de Montes como un ataque frontal a su actividad sin que quepa ninguna alternativa.

Hasta aquí la interpretación que yo le doy al asunto. Pero mi amigo J.L. Felgueroso, abogado, tiene una interpretación que quizá sea más adecuda, sobre todo en lo tocante a las servidumbres de paso:

Partimos del artículo 54 bis de la Ley 43/2003, de 21 de marzo, de Montes:



1. El acceso público a los montes podrá ser objeto de regulación por las Administraciones Públicas competentes.

2. La circulación con vehículos amotor por pistas forestales situadas fuera de la red de carreteras quedará limitada a las servidumbres de paso que hubiera lugar, la gestión agroforestal y las labores de vigilancia y extinción de las Administraciones Públicas competentes. Excepcionalmente, podrá autorizarse por la Administración Forestal el tránsito abierto motorizado cuando se compruebe la adecuación del vial, la correcta señalización del acceso, la aceptación por los titulares, la asunción del mantenimiento y de la responsabilidad civil.

3. El acceso de personas ajenas a la vigilancia, extinción y gestión podrá limitarse en las zonas de alto riesgo previstas en el artículo cuando el riesgo de incendio así lo aconseje, haciéndose público este extremo de forma fehaciente



Primer problema: el acceso público a los montes podrá ser objeto de regulación por las Administraciones Públicas competentes. Según los art. 7 a 9 de la Ley tienen competencias desde la Administración General del Estado a los Ayuntamientos, con lo que nos encontramos con una maraña legislativa y cualquier opinión de tipo genérico debe quedar supeditada a la existencia de regulaciones locales.

Segundo problema: el que apuntas en el artículo ¿que es una pista forestal? El art. 6, que contiene las definiciones, no dice nada al respecto. Pero nos define “forestal”: todo aquello relativo a los montes. Debemos ir al art, 5, “concepto de monte”:

1. A los efectos de esta Ley, se entiende por monte todo terreno en el que vegetan especies forestales arbóreas, arbustivas, de matorral o herbáceas, sea espontáneamente o procedan de siembra o plantación, que cumplan o puedan cumplir funciones ambientales, protectoras, productoras, culturales, paisajísticas o recreativas.
Tienen también la consideración de monte: a) Los terrenos yermos, roquedos y arenales .
b) Las construcciones e infraestructuras destinadas al servicio del monte en el que se ubican. c) Los terrenos agrícolas abandonados que cumplan las condiciones y plazos que determine la Comunidad Autónoma, y siempre que hayan adquirido signos inequívocos de su estado forestal d) Todo terreno que, sin reunir las características descritas anteriormente, se adscriba a la finalidad de ser repoblado o transformado al uso forestal, de conformidad con la normativa aplicable. e) Los enclaves forestales en terrenos agrícolas con la superficie mínima determinada por la Comunidad Autónoma.

2. No tienen la consideración de monte: a) Los terrenos dedicados al cultivo agrícola. b) Los terrenos urbanos y aquellos otros que excluya la Comunidad Autónoma en su normativa forestal y urbanística.

3. Las Comunidades Autónomas, de acuerdo con las características de su territorio, podrán determinar la dimensión de la unidad administrativa mínima que será considerada monte a los efectos de la aplicación de esta Ley. 

Por lo tanto, podría defenderse que una pista que lleve a una finca agrícola, aunque esté en el monte, no es pista forestal. En Asturias, los terrenos dedicados a pradería ¿son fincas agrícolas? Si “vegetan”, como dice el art. 5,.no; en otro caso, sí.

Moto forestalesCentrándonos en el tema de las servidumbres de paso, si vamos al Código Civil hay varios tipos de servidumbres: 1) Las servidumbres legales. Hay varias servidumbres legales de paso: riberas de los ríos, saca de agua y abrevadero, finca enclavada, cañada, cordel, vereda, descansadero y majada. Cada una tiene su regulación específica. Unas tienen por objeto la utilidad pública y sus beneficiarios son indeterminados, pero solo se pueden utilizar para el uso previsto. Por ejemplo, la de ribera de río. Otras se establecen en beneficio de particulares. En este caso solo puede usarla el beneficiario. Por ejemplo, la de finca encalvada. Algunas incluirían el paso de vehículo pero otras no, pero solo para el uso previsto o los beneficiarios de esa servidumbre en concreto. El resto los usuarios no. 2) Las servidumbres voluntarias. Este tipo de servidumbres solo existen entre fincas. Las servidumbre de paso de este tipo se limitan a dar paso a una finca sobre otras fincas ajenas. El único beneficiario que puede utilizarla es el titular de la finca dominante. 

Es muy habitual en Asturias, como consecuencia del minifundismo, la existencia de caminos de servicio o caminos servideros. Son caminos originariamente trazados sobre fincas privadas para dar servicio a otras fincas, como consecuencia de sucesivas divisiones de fincas y herencias. En muchos casos este origen privado se ha desvanecido y hoy son caminos abiertos. A pesar de su apariencia de camino público, son verdaderas fincas privadas gravadas con una servidumbre de paso a favor de determinadas fincas exclusivamente. Son habitual origen de conflictos sobre su titularidad. 3) Las servidumbres personales. Son las establecidas a favor de una persona o una comunidad. El Código Civil cita la de pastos y leñas. Pero en virtud del principio de libertad de pactos se han reconocido otras como el derecho de caza o el de labranza. 

Pero como en los casos anteriores, estas servidumbres recaen sobre fincas determinadas y su uso está limitado por el objeto del servidumbre y a favor de sus beneficiarios.

El Código Civil no nos habla del derecho de paso a favor de todo el mundo ni de cualquier uso.



¿Cabe una servidumbre de paso a favor de una comunidad? Si. Pero a favor de una comunidad determinada y para un uso determinado. Por ejemplo, el derecho de un pueblo a pasar por una finca para ir a la romería de San Roque. Incluso a pasar todo el pueblo por una finca sin restricción.

Esto es lo que regula el Código Civil. Pero lo que tu planteas va más allá.* El Código Civil solo habla de servidumbres personales a favor de una o más persona o una comunidad. No nos habla del derecho de paso a favor de todo el mundo ni de cualquier uso. 

Una persona, o 500, pueden adquirir un derecho de paso sobre una finca por el uso continuo del mismo. Pero no adquieren a favor de otras personas. Por otra parte, es el uso el que configura el derecho. El paso durante 20 años andando confiere el derecho a pasar andando, pero no en vehículo. En el articulo hablas de la adquisición servidumbres sobre caminos públicos. Deben distinguirse dos tipos de bienes. 

Sobre los bienes patrimoniales de la Administración pueden adquirirse derechos de servidumbre. Dentro de una finca patrimonial de la Administración puede haber un camino y puede adquirirse una servidumbre de paso. Pero con las limitaciones antes referidas: solo a favor de personas determinadas y para usos concretos .

Sobre los bienes de derecho público, entre ellos los caminos de uso público, no pueden adquirirse derechos de servidumbre. Por lo tanto, no podemos hablar de servidumbres sobre caminos públicos.

A la vista de lo expuesto, cabe la siguiente interpretación del art. 54 de la Ley de Montes.



- El artículo habla de “pistas forestales situadas fuera de la red de carreteras”. Por la tanto puede haber:

a) red de carreteras, termino impreciso.

b) caminos o pistas situadas fuera de la red de carreteras que no son forestales; por ejemplo, las que sirven a fincas agrícolas y

c) pistas forestales situadas fuera de la red de carreteras. Las pistas forestales pueden ser privadas, patrimoniales de la administración o públicas.


- Sobre las pistas forestales privadas y patrimoniales de la administración pueden adquirirse servidumbres de paso y su uso debe respetarse. Pero la servidumbre tendrá beneficiarios y usos concretos

.
- Sobre las pistas forestales sobre bienes de dominio publico, como los caminos de uso publico, no se pueden adquirir servidumbres. Pueden existir algunas servidumbres legales. En este caso, deben ser respetadas, pero solo a las personas concretas beneficiarias de las mismas y para su objeto específico.


- La ley al usar el término “servidumbre” parece reconocer otro tipo de derechos de paso que no son realmente servidumbres. Se trataría de paso a fincas “enclavadas” por la restricción de accesos que plantea: por ejemplo casas. No puede calificarse propiamente como una servidumbre, sino como una autorización singular de paso.

* J.L. Felgueroso se refiere a una teoría mía que no se ha incluído en el texto para no crear confusión.

Te ha gustado el artículo? Compártelo, escribimos para eso. Y recuerda citar la fuente.

Aspectos legales del acceso motorizado al medio natural

JuezLa Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes, sustituyó a la antigua Ley de Montes del 53 y también derogó la Ley 81/68 de Incendios Forestales y es la norma básica que más ha dado que hablar a los usuarios de motos, quad y todo terreno en los últimos años. La antigua Ley de Montes no regulaba expresamente la circulación de vehículos por el monte, competencia de las comunidades autónomas, aunque establecía la posibilidad de restringir o prohibir la circulación de vehículos y personas por algunas zonas si el alto riesgo de incendios forestales así lo aconsejara.

Read More

Leyes, accesorios, Tartaria y Panamá

 

Aquí tenemos un nuevo programa de Viajo en Moto, relleno de temática viajera.

Abrimos el Capítulo 11 hablando de legislación y de la famosa Ley Ómnibus que iba a traer a Cataluña la apertura de pistas para los usuarios de vehículos a motor y que lo único que nos ha traído ha sido humo y desilusión.

Vuelven a estar con nosotros los expertos Carlos Llabrés y José Luis Granizo para hablarnos de accesorios de viaje. Desde las tomas de mechero hasta los intercomunicadores.

Y como invitado especial nos acompaña Javier Cordero “Javiversion”, el primer español que realizó, con pocos medios y mucha ilusión una película documental sobre un viaje en moto: Rumbo a Tartaria.

Para fianlizar, y volviendo sobre el “mous vivendi” de la gente que se tira años y años encima de la moto sin volver a aparecer por casa, os traemos el último reporte de Guadalupe Acuña sobre su viaje con Alejandro Conde www.porelmundoenmoto.com

 

La banda sonora corre a cargo de:

  • Papilemon
  • Red Elvises
  • Juanitos
  • Sundayers
  • Oferta Especial
  • Ezzo