Consejos para la acampada libre

campamentoEn casi todos mis viajes en moto hay una tienda de campaña y un saco de dormir. No solo por el ahorro que supone sino porque soy un fanático de la improvisación y para mí es primordial poder detenerme a pasar la noche en cualquier lugar que me apetezca. He acampado en áreas de descanso, en campos de trigo, en prados, en polígonos industriales, en polideportivos… En montones de lugares bastante inverosímiles y nunca he tenido problemas.

Para ello hay una serie de “trucos” y recomendaciones de carácter general que casi siempre tienen que ver con el sentido común.

Empezaré diciendo que la acampada libre está prohibida en casi toda España y en la mayor parte de Europa por lo tanto hay que olvidarse de llegar por la mañana a cualquier sitio y montar la tienda de campaña: es ilegal. Pero de lo que se trata no es de hacer una acampada, es una PERNOCTA y ahí las cosas cambian. No legalmente, porque el concepto es el mismo: montar la tienda de campaña, pero sí funcionalmente porque montaremos al atardecer y desmontaremos a primera hora de la mañana; esto pasa muy desapercibido. Insisto, es ilegal y como tal yo,  ni recomiendo hacerlo, ni dejo de recomendar, solo explicaré cómo lo hago y dónde, sin entrar en más valoraciones. Ya somos mayorcitos para saber lo que nos conviene.

A pesar de ser ilegal los problemas con que te puedes encontrar son mínimos si tienes algunas precauciones.

Vayamos por partes.

Cuando uno hace algo que está en los límites de lo legal, las primeras veces puede presentarse cierta inquietud pero que eso no suponga un problema. Al fin y al cabo qué puede pasar ¿Que nos ordenen desmontar el chiringuito? Bueno, pues vale.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la zona en la que vamos a pernoctar no sea un espacio protegido. Hay que pensar que éstos son espacios muy sensibles a la presencia humana y allí no pintamos nada. Además están más vigilados que el resto del territorio y los problemas, si nos pillan allí, van a ser mayores.

Fuera de espacios naturales protegidos tenemos un amplio elenco para escoger sin necesidad de asumir riesgos. Mi primera opción suele ser preguntar a algún vecino si puedo instalarme en sus propiedades. Un prado, el jardín, un monte… Si hay bares lo mejor es preguntar a los parroquianos después de haber establecido contacto a base de emulación. Si los autóctonos son amistosos no tendrás ningún problema y enseguida te dirán dónde puedes instalarte. Si no, directamente el puerta a puerta aunque esto ya es más delicado según en qué sitios. En Noruega, por ejemplo, no solo nos impidieron acampar sino que ni siquiera nos indicaron un lugar adecuado. Y eso que había un camping a 7 km.

Otra buena opción es localizar a un policía municipal y preguntarle por un sitio tranquilo para pasar la noche en tienda de campaña. Ya se que parece un contrasentido pero es lo más recomendable. Si las autoridades son muy quisquillosas con el asunto te lo harán saber y te evitarás problemas y si no lo son, estarás tranquilo toda la noche.

Aquí tienes algunos consejos rápidos que pueden servirte de ayuda:

  • Por lo general huye de las poblaciones grandes y de los descampados de las afueras.
  • Es preferible estar solo en mitad del monte que pasar la noche intranquilo por haber montado la tienda en una zona muy transitada.
  • Busca lugares discretos, que no se vean desde la carretera general y que tengan poco tráfico.
  • Huye de los descampados donde haya restos de actividad humana nocturna: botellas, condones, latas… No es muy agradable recibir la visita de las luces de un coche en plena noche.
  • Hasta en las llanuras cerealísticas más abiertas hay un camino que te lleva a una zona resguardada con un par de árboles, mantén los ojos abiertos para encontrar estos sitios.
  • Nunca montes la tienda en el fondo de hondonadas ni en zonas de arrastre de agua. Una tormenta puede llegar en cualquier momento y llenarte la tienda de agua.
  • Orienta la puerta en sentido contrario a los vientos dominantes y coloca todos los anclajes.
  • Procura encontrar el sitio más llano o terminarás enroscado en un extremo de la tienda.
  • Las áreas de servicio tienen unos sitios estupendos para acampar pero no son muy seguras, sobre todo si hablamos de las del Sur de Francia. Mucho ojo con los merodeadores. Si decides quedarte en una busca un sitio alejado de las miradas y procura no dejar el equipaje “suelto”.
  • Si haces fuego (en muchos países está permitido) además de ser precavido con la hoguera no la hagas muy cerca de la tienda, siempre puede saltar alguna chispa.
  • Despeja bien el suelo y, si hay materiales, mulle con lo que pilles: hojas, cartones, hierba seca…
  • No acampes debajo de árboles resinosos (pinos, eucaliptos, tilos…) En unas pocas horas no pasará nada pero en un par de días puedes quedar con la tienda perdida, sobre todo en verano.
  • Si puedes, no cocines en el interior de la tienda: evitarás olores y quemaduras.
  • Mantén siempre la puerta cerrada para evitar que entres mosquitos y otros bichejos.
  • Procura empaquetar la tienda seca y limpia para que no se estropee.

Y recuerda, no dejes huellas de tu paso, sé respetuoso con la propiedad privada y haz de la discreción tu bandera.

8 comments on Consejos para la acampada libre

  1. Gracias por los consejos compañero….aunque son de sentido común,nunca está demás recordarlos.

  2. ¿Y dormir sin tienda también está prohibido?… ¿Y si no tienes casa ni dinero para una pensión y los albergues gratuitos están llenos?…¿Y pasar la noche en un cajero?

    No sé, no tiene ninguna lógica porque lo parece que se prohíbe, persigue y castiga es el hecho de dormir de forma no convencional independientemente del dónde, que debería ser la cosa a vigilar. Según lo expones (y no dudo de ello) lo mismo está prohibido dormir pisando un nido de cualquier especie protegida que al lado de un contenedor de basura en Villacajón y estamos al albur del humor del municipal al que preguntemos o del guardia civil que nos sorprenda,

    A mí esta indefinición me mosquea mucho y cuando lo hago, dormir por ahí, procuro que no se me vea y actúo según lo que expones en el artículo

    1. Lo que está prohibido es la acampada en sí, es decir instalarse con la tienda de campaña en cualquier lugar. Hay quien hace distingos entre “acampada” y “pernocta”. Incluso alguna legislación hay por ahí que te permite dormir en según que sitios de montaña, a partir de no sé cuantos metros de altitud, para hacer pernocta. Yo soy de la misma opinión que tú: me pilla la noche y necesito dormir, no quiero (o no puedo) hacer uso de un establecimiento hostelero y monto mi tienda donde puedo. Me parece el ejercicio de una libertad básica. No estoy hablando de pernoctas en terrenos protegidos, ni en propiedades privadas sin permiso del dueño sino en un monte público.
      Este asunto es parecido, salvando las distancias, a lo de las autocaravanas y furgonetas, que les hacían emprender la marcha en mitad de la noche porque no se podía dormir dentro en según qué sitios. O sea, estoy borracho como una cuba, estoy cansado o mis hijos pequeños necesitan un descanso nocturno y tengo que salir pitando de un aparcamiento público al aire libre? Es de locos.
      Yo nunca he tenido ni un solo problema,ni en furgoneta ni en tienda de campaña y en el caso de la tienda tampoco he conocido a nadie al que le hicieran desmontar en mitad de la noche. Cierto es que tampoco conozco a mucha gente que acampe en cualquier lado… 🙂

  3. Eduardo dice:

    ¡Qué acertado lo del Sur de Francia!

    El año pasado volviendo de Cabo Norte acampamos en una estación de servicio en Francia; preciosa, con unas zonas verdes impresionantes y un paisaje de ensueño. Pusimos la tienda en la oscuridad dónde no pasaba la gente (no se nos veía) y la moto cerca, pero en asfalto.

    (CONSEJO) Tengo la costumbre de llevar una funda para la moto. La coloco por las noches. Tiene una cincha que sujeta la misma por debajo de la moto (muy útil). En esa ocasión mientras dormíamos, alguien intentó levantar la funda, y zas!, con la moto sobre el caballete y las maletas puestas no tardó en sonar la alarma.

    Me desperté, le dije a mi mujer que preparara el móvil con el 112. Salí corriendo de la tienda dando voces, con las botas desabrochadas, mientras me subía los pantalones y con un miedo en el cuerpo que no veas al ver a dos tipos alejándose de la moto. Se metieron en un coche de matrícula inglesa. Esperé. No se movían.

    Volví a la tienda, pero esta vez me quede sentado esperando a ver si se iban.

    Sorprendentemente volvieron a por la moto. Entonces (inconscientemente) me fui tras ellos, directo al coche. Se montaron y salieron pitando a la autopista.

    Supongo que tuvimos suerte (aderezado con el metro ochenta y cinco, los 95 kilos de músculo y mi dulce voz).

    A veces me acuerdo de no haber buscado un camping u hotel, pero…se me pasa rápido. jajajaja

  4. Lo fundamental es no ser visto, El de la motosierra no va buscando en un “a ver si, va a tiro hecho.
    Y la “autoridad” pues tres cuartos de lo mismo. A las tres de la mañana donde mejor se está es en el Patrol con la calefacción puesta

  5. Angel dice:

    Si, el problema del sur de Francia (del lado Mediterráneo, sobre todo, y cerca de las autopistas) es la gran cantidad de tránsito. Sin embargo, del lado de Aquitania, no tiene nada que ver.

  6. motercode dice:

    consejo para comprar una tienda de campaña ? estoy buscando una individual he leído todo lo que ha caído en mis manos, me gustaría que fuera lo mas pequeña posible plegada, la verdad no encuentro ningún sitio que me ponga el tamaño de la tienda una vez plegada y eso es importante. también el montaje, vi un vídeo que recomendaban tiendas que puedan funcionar si piquetas para que si no es necesario no tardar en montar y desmontar. que te parece ?

    1. Es una buena opción, así puedes montar en un garaje, en suelo de cemento, etc. No sabría decirte ventajas de una igloo sobre una túnel… Quizá la comodidad a la hora de montar lloviendo si la túnel tiene “habitación” separada (la mía la tiene).
      En cuestión de pesos, escoge varillas y piquetas de aluminio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *