Los riesgos de la autopromoción en redes sociales.

Yo hago promoción de mis páginas web y del programa de viajes en moto, lo reconozco. Lo hago porque estoy orgulloso de mi trabajo en estos campos. Es mi pasión y lo promociono, a pesar de no vivir de ello. No se me caen los anillos, ni me da vergüenza darle bombo a mi obra. Quizá sea porque, como dice Stacy, no tengo vergüenza. Un escritor escribe para que lo lean y un blogger, lo mismo. Podremos hacer las valoraciones que queramos con respecto a la motivación, al ego y todo eso pero lo cierto es que, si escribimos, es con la intención de que alguien lo lea.

Es normal que, si creas algo, cualquier producto, un libro, un blog, lo que sea, lo promociones e intentes que todo el mundo lo conozca, sobre todo si le sacas un rendimiento económico. Son principios básicos de las leyes de mercado. Esto no debería ser censurable Para ello se hace uso de las redes sociales, de la prensa escrita y de todos los medios al alcance de uno que supongan promocionar nuestra marca personal, el branding. La red está llena de tutoriales y técnicas para darse a conocer, para venderse como si de un producto se tratase.

Lo que ocurre es que hay personas que hacen promoción de lo suyo única y exclusivamente y se olvidan de que los demás existen. Viven en una burbuja endogámica que les tendrá muy calentitos, no lo dudo, pero que no les llevará a ninguna parte.

Las redes sociales son eso, “sociales” y hablar del trabajo de los demás no es malo en absoluto. No es de recibo que estés esperando que todo el mundo hable de tu empresa, de tu viaje o de tu libro si lo único que haces en las RR.SS. es publicitarte y las únicas ocasiones en las que hablas de los demás que están viajando, tienen empresas relacionadas con la moto o escriben un libro, es cuando a ti te interesa por temas de promoción.

¿Acaso aquí no tendríamos que hablar en Viajo en Moto de Charlas Moteras, de Espejos en los Codos, de En Moto o de cualquier otro programa que dedicado a las motos?

Pues eso es lo que deben de pensar algunos viajeros que nos encontramos por la red, empeñados como están, en hacer autopromoción y hablar sólo de sí mismos. No parecen darse cuenta de que la gente no es tonta y, al final, los que volcamos contenidos en la red, los que enriquecemos la web con creaciones propias (sean buenas o malas), les daremos las espalda y tendrán que buscarse la vida ellos solitos/as.

16 comments on Los riesgos de la autopromoción en redes sociales.

  1. David minguez dice:

    Roberto, demasiado entramado que creo, sólo tu y los aludidos llegan a entender del todo. Quizás deberías dar algo de luz en algún podcast.

    1. Quedan cosas como en el aire, verdad?

  2. @1DArroes dice:

    Absolutamente de acuerdo.
    De hecho, hace meses que modestamente no “publicito” ciertos contenidos de cierta gente.
    Hay media docena de viajer@s en moto, más o menos consagrados, a los que sigo desde hace ya bastantes años. Mucho antes deL “boom” Twitter y FB. Tú estás entre ellos.
    Pues bien, uno se da cuenta fácilmente como la peña, con esto de las RRSS, se ha vuelto pelín egocéntrica o… quizá siempre lo fueron.
    Y aunque efectivamente cuando hacemos algo a todos nos gusta que se vea, lea o lo que sea (profesionalmente o no) les falta ese punto solidario que yo pensaba iba implícito a las dos ruedas.

    Perdón por el tocho. No se volverá a repetir

    1. Gracias por la parte que me corresponde pero yo no soy ni gran, ni grande viajero, jajajaja. Lástima.
      El egocentrismo en esto de contar cosas no es malo “per se”, hace falta un poco de egolatría para exhibirse tan impúdicamente como hacemos algunos. Pero claro, cuando eso se convierte en el único “leiv motif” de tu presencia en las redes sociales… hay que hacerselo mirar 😉

  3. .
    Correcto! 😉

    … mejor explicado imposible!, a mí siempre me ha gustado y hago de manera habitual mostrar mis fotos, vídeos, etc en las diferentes alternativas que nos ofrecen las redes sociales, blogs, foros, etc etc etc…

    … ya que siempre me gusto compartir mis pequeñas cosas porque también siempre me ha gustado poder ver, disfrutar incluso soñar con los viajes, anécdotas y aventuras de los demás. Incluso hace algunos años, cuando a finales de los 90’s tuve acceso a internet, demandaba muchos crónicas de viajes, fotos de aventuras, etc, y ahora, podemos aburrirnos de leer blogs, ver galerías de fotos.

    Gracias como siempre Roberto por hacernos reflexionar 😉

    1. Recuerdo, allá a mediados de los noventa, que había muy pocas páginas con relatos de viajes en moto. Aún no había eclosionado el fenómeno blog y poca gente tenía acceso a la red. Yo, que apenas domino hoy el inglés, en aquellos años aún era más lerdo con este idioma y tiraba de traductor para leer los viajes de Grant y Susan, de Ted Simon y de los del foro ADV.
      Hoy, veinte años más tarde, hay tanta información de todo tipo de viajes que uno se satura. No sólo eso, puedes acabar abominando el tema. Uno se cansa de ver los mismos dejes, las mismas poses, los mismos estereotipos en relatos de viaje que parecen calcados unos de otros. Destacar en un mundo de ruido con una melodía deliciosa es harto difícil. Pero no imposible si tienes buen oído.

  4. Draco dice:

    Más razón que un santo.

  5. rococa20000 dice:

    Pues hombre…al margen de todo lo cierto,añadir tambien que a todo escrito o promoción no dejen cabida alguna a ningun tipo de objeción…pero bueno, eso debe de ir con el lote.
    Haber si mas de uno se aplica el cuento…. 😉

  6. El Nene dice:

    Cito:

    “Viven en una burbuja endogámica que les tendrá muy calentitos, no lo dudo, pero que no les llevará a ninguna parte.”

    Dicho esto, ¿para que molestarse en hablar y/o promocionar a este tipo de personajes?

    Hace algunos años que sigo en mayor o menor medida a varios de los “grandes” viajeros y lo unico que he visto, como comun denominador, es que la fama se sube a la cabeza con mucha facilidad, llegando incluso a hablar mal gratuitamente, de gente que les sigue. Siento lastima por ell@s, que creyendose a dia de hoy los reyes del mambo se darán de bruces con la dura realidad cuando la gasolina se termine.

  7. Muy buena reflexión crack. Un saludo

  8. Koper dice:

    yo lo ke he visto a menudo son remoras ke se pegan inmediatamente y a toda costa a cualkier famosete… ke luego no lo son tanto. Seamos claros, muy pocos viajeros moteros pueden vivir del cuento. Y cuando empiezan a hacerlo… muy pocos son akellos a los ke no se les ve el plumero. Tambien he observado a mucho arrepentido, ke un dia los encumbraban, y luego, cuando el iluminado les daba la espalda, lo criticaban salvajemente… Mola, porke mientras tu te ries con los amigos, y vas comiendo palomitas…

  9. Jose Luis Granizo Del Amo dice:

    Arrea!!!

  10. rumilsh dice:

    Por este motivo es por el que creo que voy a chapar la cuenta de twitter de mi blog. Porque con mi cuenta personal de twitter es con la que sigo a toda la gente a la que me gusta leer, con la que promociono cosas y tal…mientras que mi cuenta del blog está automatizada sólo para publicar automáticamente cuando escribo. Lo cual no lo veo mucho sentido

    1. rococa dice:

      Tuché…. tocado y hundido….

    2. Una cuenta de Twitter automatizada es un desprecio a los seguidores de esa cuenta. Si no interactúas con ellos mejor cerrarla que tenerla ahí, sola, como un bot cualquiera.

      1. rumilsh dice:

        Pues la verdad es que sí. Creo que lo voy a hacer ya je je

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *