Presentación de Morador del Asfalto, de Fabián C. Barrio

Ayer, por un capricho de los míos, me fui a ver la presentación del último libro de Fabián Barrio en Santiago de Compostela. Fabián nunca defrauda cuando habla en público y en esta ocasión, tampoco. Su exposición clara, amena y divertida hizo que la hora escasa que pasamos en la Librería Cronopios nos supiera a poco. Demostró tener una sesibilidad especial y una predisposición única para entretener al personal. Anécdotas, aventuras, soledad… todo lo que acontece en un viaje nos lo fue desgranando con donaire y frescura, como un profesional.

Nada más comenzar la charla tuvo una puya muy de risa que para algunos, quizá haya pasado desapercibida: se definió como “el aventurero más feo después de Miquel Silvestre”. La cosa prometía. Luego, después de hablar de su presupuesto diario (80 USD), hizo un repaso por sus viajes alrededor del mundo, con notables momentos hilarantes (la higiene, la comida, los váteres, las fronteras…) y se esforzó en desmitificar los viajes “de aventura”. Fabián no se exhibe como un aventurero, ni pretende mostrar lo que hace como una hazaña imposible. A estas alturas ya casi todos sabemos que la “aventura” como tal no existe mientras tengas una tarjeta de crédito con la que solventar cualquier eventualidad, por eso es muy de agradecer que alguien que ha dado la vuelta al mundo, que ha viajado por decenas de países, nos diga que eso, con dinero, lo puede hacer cualquiera. Lo que no puede hacer cualquiera es contarlo ante un auditorio con la maestría con la que lo hace Fabián.
Nos habló de la Ruta Mainumbí, del Proyecto Suraj y del por qué de la vertiente solidario de sus últimos proyectos. A mi no me atraen es especial este tipo de viajes “solidarios” porque considero que la “caridad” no sirve de gran cosa pero es una visión muy particular sobre la que se podría discutir largo y tendido.

Le pregunté por un montón de cosas (hicimos una entrevista en la puerta de la librería) y de ellas destacaré dos. La primera fue como consigue que una empresa le brinde su apoyo económico al nivel que lo ha hecho Mutua Madrileña. Fabián respondió que detrás del patrocinio hay una labor de investigación enorme, estudiar al posible espónsor a conciencia y ofrecerle justo lo que quieren escuchar. Y todo ello resumido en CUATRO folios llenos de texto y otros cuatro con fotos que se complementan con un vídeo.
La segunda pregunta, en petit comité, tenía más enjundia “¿Por qué crees que tus proyectos, comparados con otros de menos empaque, no tienen la repercusión que se merecen en las redes sociales?”. No caigo bien– fue la respuesta. Ambas, pregunta y respuesta, son muy subjetivas. Puede que tenga más éxito del que yo le presupongo y puede que caiga mejor de lo que él cree. Cierto es que Fabián, en una reunión, no es el alma de la fiesta, no es el que cuenta chistes y sinceramente, no lo veo haciendo el mono en medio de la pista de baile. Pero a cambio tiene una sensibilidad especial para quedarse con detalles que a otros nos pasan desapercibidos. Quizá aún conserve la imagen de “pijo” que tanto cultivó en su anterior vida o quizá muchos lo vean como un tipo forrado de pasta que viaja porque se lo puede permitir. Eso no ayuda a que los demás puedan sentirse identificados con él, además de despertar envidias malsanas. Sea como fuere Fabián es un tipo honesto y sincero que sabe lo que hace y al que siempre le va a ir bien. Un “self-made” en toda regla.

Si queréis comprar el libro podéis hacerlo a través de la página web de 2Tmoto. Aún no lo he leído así que no puedo decir nada sobre él. Todo se andará.

Fabián barrio

Después la charla, me quedé en Santiago un rato, desvirtualizando a amigos de Facebook y charlando sobre motos, viajes y personajes. Hasta que empezó a llover porque, ya sabéis, en Santiago SIEMPRE llueve. Menos cuando para. Cerca de las once de la noche volví a subirme a la moto para regresar a casa y tuve casi tres horas para maldecir a todos y cada uno de los que usan los faros antiniebla de forma indiscriminada, haya niebla o no, a los que se olvidan que quitar las luces largas y, por encima de todo, al organismo encargado de pintar la señalización horizontal de las carreteras. Hacía mucho tiempo que no sufría tanto encima de la moto.

9 comments on Presentación de Morador del Asfalto, de Fabián C. Barrio

  1. Ayer me lo he pasado muy bien en la presentación del libro, pero el haber puesto “cuerpo presente” a alguien al que sigues por las redes sociales y de las ondas ha sido mucho mejor. Las sensación de , a pesar de no conocer a muchos, de sentirse cómodo e integrado, no tiene precio. Me ha encantado el haber charlado contigo e intercambiado esos momentos. Un placer.

    1. El placer ha sido mío. Una lástima que no os hayáis dejado liar para ir a “pafes” y discotecas 😀

  2. Gracias por hacer el esfuerzo de venir. Un abrazo.

  3. martin dice:

    Que un viaje tengo un componente solidario es la guinda final. El que cree que otro mundo es posible no cuantifica si sus actos valen para algo o son una gota en el océano.

    Las creencias no entienden de resultados. están ahí ya está

    1. Lo que pasa es que a veces el componente solidario queda desvirtuado y más que solidaridad parece una broma de mal gusto. He visto viajes pretendidamente solidarios que daban la impresión de ser improvisados y que en los que lo único importante era hacer el viaje; el resto era accesorio, un adorno bonito. Luego, si acaso salía algo de pasta de los followers, pues ya se le daba a los pobres. Ese tipo de cosas hacen que desconfíe de “proyectos solidarios”.
      No dudo de la buena fe de quien lo organiza pero si me planteo unas vacaciones en Cancún (en moto, el coche o en avión, da igual), no quedaría bonito que las disfrazase de solidaridad y que te pidiera dineros para luchar contra la contaminación, por ejemplo.

  4. Tom dice:

    Para la próxima te das la vuelta y te ahorras ese marrón de vuelta, ya sabes donde vivo. :P. Para mi fué un placer por fin conocerte después de tantos años de virtualización, echarnos unas risas y desgranar el mundillo motero. En cuanto a la charla de Fabian, me pareció la mejor de todas las que le he visto.

    1. El placer ha sido mutuo. La verdad es que la vuelta fue un auténtico coñazo, sobre todo hasta Guitiriz. A partir de ahí, hasta Castroverde muy tranquilo. Luego vino la niebla y el agua a lo loco 🙁

  5. Ángel dice:

    La primera vez que vi a Fabián fue en una charla para la presentación de “Salí a…” en un club de moteros de los de toda la vida, de los de Harley, chaleco de cuero y logo aprobado por “la asociación”. Me pareció pedante pero muy inteligente, con todo muy bien medido. Con el tiempo me di cuenta que realmente estaba incómodo pues esperaba las típicas preguntas de ¿cuanto cuesta? ¿Hemos llegado ya? Y sobre todo ¿has follado mucho? Y ese no es su estilo. Y me parece bien

    Quizás por eso dice que cae mal, porque su nicho de viajero no es el motero al uso, machote, follador y aventurero al límite(vamos Indiana Jones en moto) podría viajar en tren, autobús, patera o en coche. Y sería exactamente el mismo aunque claro el que le escuchara sería distinto. Y en el fondo lo que me temo es que el motorista habitual tiene la sensibilidad en el culo y poca cultura en general por lo que le rodea. Esto si que lo tengo documentado, sobre todo a nivel de grupo.

    Lo he visto en la presentación del nuevo libro, apenas estaríamos veinte personas cuando debería haber gente hasta en el pasillo. A todo el mundo quien se lo recomendé no vino nadie. No interesa si no sales en las redes sociales siendo un aventurero de pelo en pecho. Y es lo lamentable. Tenemos algunos viajeros en moto en España que son muy interesantes y no les hacemos caso

    1. Por lo general a esta página suelen acudir motoristas con un perfil más “cultureta” que los que comentas pero es cierto que el nivel, en líneas generales, no va muy allá. España no es un país donde se lea mucho y el colectivo motero no se escapa de la media, no le vamos a pedir peras al olmo.
      Por cierto, ya estoy leyendo Morador del Asfalto y las páginas 29 a 31 tienen una hilaridad que da la tos. Si esto sigue así me temo que estamos ante un buen libro de viajes en moto. A uno muy bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *