Seguros para tu moto

Quizá una de las cosas que más descuidamos los motoristas sea el seguro de nuestras motos. Compramos la máquina, anhelada desde hace años, contratamos un seguro, que es un gasto adicional con el que  quizá, ni contábamos y nos olvidamos de ese engorroso trámite obligatorio para el resto de la vida. Nuestra relación con el seguro se reducirá, si tenemos suerte, a pagar religiosamente cada año la cantidad pactada. Pocos son los que se plantean, siquiera, mirar precios en otra compañía o analizar las prestaciones de cada póliza.

Para los que viajamos con cierta de asiduidad es importante contar con prestaciones que nos aseguren que, una vez lleguen los problemas, la forma de resolverlos sea rápida, eficiente y con los menores inconvenientes posibles. Aún recuerdo, en uno de mis accidentes, los problemas que tuve para reparar la moto porque mi compañía se olvidó de enviar los papeles al juzgado dentro de plazo. Al final, después de muchas peripecias, amenazas, lloros y desvelos, tuve que recurrir a la mendicidad moral para poder reparar la moto y seguir viajando.

Para que eso no pase al contratar el seguro para tu moto es importante recurrir a una compañía de demostrada solvencia y con una oficina física donde, llegado el caso, se pueda ir a dar cuatro puñetazos encima de la mesa. En estos tiempos de deslocalización, de multinacionales impersonales y de atención telefónica surrealista, un trato personalizado y afable puede ser la clave para, en igualdad de condiciones, escoger a uno o a otro.

A mi me toca renovar el seguro en unos días y buscando e investigando por la red llegué a la Mutua Madrileña. Lo primero que me llamó la atención es que ya los seguía a través de Twitter sin ser consciente de ello, a través de su cuenta del Club Soy Motero donde tienen descuentos muy golosos. Alguno de ellos llega a bajar en un 7% el precio de una moto nueva, descuentos en viajes, etc. Podría ser una opción a sopesar esto de contar con una  tarjeta de club.

Hay, dentro del “Club Soy Motero”, otras tres cosas que me llamaron la atención: La asistencia jurídica, la revisión de seguridad anual y gratuita para la moto y los servicios de una asesoría para asuntos relacionados con la motocicleta. Se me ocurren temas como la importación de una moto desde mercados de segunda mano más propicios, consultas sobre modificaciones e ITV o papeleos a la hora de una compraventa entre particulares. Además, el consabido servicio de asistencia en carretera que es, para mi, uno de los aspectos más importantes cuando estoy de viaje. No soy de grandes comodidades ni necesito lujos de ningún tipo pero, si mi moto queda inmovilizada y mi viaje truncado, quiero que la asistencia jurídica, hospitalaria e, incluso psicológica, sea impecable.

En fin, una serie de ventajas añadidas al simple seguro obligatorio.

Antes de cambiar de compañía seguiré mirando ofertas y precios pero la de Mutua Madrileña es una a tener en cuenta.

En próximos artículos seguiremos desgranando lo que el mercado de seguros nos ofrece para rodar por el mundo con la espalda cubierta.

4 comments on Seguros para tu moto

  1. Victor dice:

    Yo, después de estar 7 años con la mutua madrileña en el coche, lo di de bajá por lo mal que me trataron con la moto. Durante dos años intente hacer el seguro con ellos, el primero ni si quiera me lo hacían, a pesar de mi historial con el de coche y de llevar 5 años con el carnet de motos. En la segunda tentativa, cuando ya tenía un año sin accidentes con otra compañía de seguros, lo que me ofrecieron rondaba el doble de lo que estaba pagando. Así qué cancelé el de coche y me hice el seguro de moto en el sitio más barato que encontré y contrate la asistencia en viajes y jurídica en Km cero. Que por cierto me la recomendaste tú cuando salí con la moto a Italia.

    Vsss

  2. gatofenix dice:

    Yo sin embargo sí que me he hecho un seguro con la Mutua Madrileña. Me atendieron bien y hasta la fecha no he tenido que dar parte de moto. Es cierto que los seguros son para que no tengas que utilizarlos. Me gustó lo de Soy Motero y tengo la tarjeta.Con el coche también estoy con ellos y las dos veces que me han tenido que hacer un arreglo de pintura no he tenido problemas. En la moto gorda tengo con Assor (es Helvetia seguros) que fue el que me hice en el concesionario BMW cuando saqué la K1200GT y un roce lateral que me hizo un como de esos de obras que me lanzó un coche (menudo susto) y me rozó el lateral derecho y no se si me partió un dedo del pie y eso que llevaba las botas BMW Pro Race con Kevlar y refuerzos por el borde. Salí detrás del conductor y cuando paró le tomé los datos y di parte a mi compañía y me arreglaron el lateral sin problemas.
    Bueno sigue mirando, a veces el mejor seguro es el que conoces al agente, si no, puede ser un calvario burocrático cualquier trámite.

  3. gatofenix dice:

    Perdón: Dos errores… “un cono naranja de goma” y fue el lateral izquierdo, no el derecho. Ando mal de lateralidad y de teclas.

  4. Motopoliza dice:

    Buen artículo, el tema de los seguros de moto puede ser un poco terrorífico a primera vista, la verdad. Ante cualquier duda, no dudéis en preguntarnos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *