innovación

La electricidad triunfa también en las motos

Desde hace ya un par de años, se viene hablando del auge de los coches eléctricos, que está teniendo en este año 2015 su máxima eclosión. Las principales marcas están sacando nuevos y mejorados modelos que acaparan todos los titulares y las miradas en las distintas ferias del sector. La ecología y la dependencia energética preocupan y mucho a gran parte de los consumidores. De ahí que esta tendencia a utilizar la electricidad como fuente de alimentación haya llegado también al mundo de la motocicleta.

La icónica marca Bultaco, desaparecida en 1983, eligió precisamente una moto eléctrica, la Bultaco Rapitán, para volver al mercado por la puerta grande. Se trataba de un prototipo inteligente capaz de alcanzar una velocidad de 145 km/h y que contaba con una autonomía de 200 km en ciudad gracias a que llevaba incorporado un sistema de recuperación de energía. Otro de los aspectos novedosos de este modelo, es que contaba con un software que permitía la comunicación entre la moto y el piloto para gestionar la la recarga de la batería o la potencia del motor, entre otras cosas. La marca trabaja desde entonces ya para sacar a la venta modelos híbridos que satisfagan las necesidades de un público más amplio, como la Bultaco Brinco, una motobike eléctrica realmente innovadora. Su empeño por desarrollar este segmento le ha valido incluso el Premio Madrid a la iniciativa I+D+i en su edición de este año.

Para los que penséis que estaría bien tener una moto eléctrica pero veis demasiado complicado el tema de la recarga, existen modelos como el Zero ZU que tienen baterías extraíbles, por lo que pueden cargarse en cualquier lugar y no solo en los puntos de recarga.

Incluso las instituciones públicas quieren sumarse a esta tendencia de la ecología y el consumo responsable, como ocurre con el ayuntamiento de Bogotá, aunque parece que han surgido algunos problemas técnicos y su flota de motos eléctricas está temporalmente fuera de servicio. En todo caso, se trata de una iniciativa ejemplar que debería ser adoptada también en las ciudades de nuestro país.

Con total seguridad podremos conocer muchas más novedades a lo largo de este año en los numerosos eventos del sector. Quien no quiera perderse ninguno, puede consultar la recopilación de ferias y otros encuentros automovilísticos que la empresa compramostucoche.es hace en esta página.

Motoped. La moto-bici más destroyer!

Como sabéis, en esta página funcionamos a ramalazos y cuando nos da por una cosa no la soltamos hasta que llegamos al hastío. Bien, pues explorando (otra vez) los proyecto que buscan financiación a través de micromecenazgo nos encontramos con otro que llama nuestra atención. Este comenzó en 2013 y llegó a buen puerto en relativamente poco tiempo.

Motoped es un híbrido entre bici y moto pensado para que funcione la mayor parte del tiempo como bicicleta. Incorpora un motor Honda XR50 que lleva fabricándose desde hace más de 40 años y que ha demostrado, de sobra, su dureza y su solvencia. De hecho es un motor del que podemos encontrar un montón de copias chinas por cuatro duros. Pero si este motor no te convence puedes montar tu propio motor o encargar uno distinto porque la Motoped, además de ser totalmente configurable puede adquirirse en forma de kit. La lista de posibilidades es bastante grande y puedes encargar una Motoped a tu gusto.

Así llega la Motoped a tu casa

A mí, la que más me gusta de todas es la Survival, un engendro de extraña belleza que recuerda a los inventos rodantes de Mad-Max. Según el fabricante, con su depósito extra se pueden rodar 400 o 500 km sin repostar. No les falta sentido del humor y esta versión aún tiene otra más extrema que, según ellos, será el vehículo ideal en la inminente apocalípsis zombie. la Black Ops. Todo lujuria,, en verdad os digo.

Motoped Survival, la belleza de lo extraño.

Motoped Survival, la belleza de lo extraño.

Si no te va la estética militar con toques post-apocalípticos siempre puedes decantarte por una versión más al estilo steampunk

Aún tienes muchos más modelos para escoger pasando, por supuesto, por la versión más campera con la que podrás hacer los descensos más destroyers que se te ocurran

Parte de la «máquina» está construída con piezas de bicicleta y otras, especialmente el cambio dual que puede ser activado en modo pedal o con el motor, así como el subchasis, son de diseño propio.

El precio de estas singulares creaciones oscila entre 1.999 y 2500 dólares, dependiendo del modelo que elijas, de los extras y de las opciones.

Como todo lo que se sirve el kit y puede ser modificable, aquí entra en juego la creatividad de los usuarios. Tanto es así que en la página ya tienen una incipiente comunidad que muestra sus creaciones, tal y como podemos ver en estas imágenes.

Cascos del futuro presente

A finales de 2014 despedimos el año con la promesa de un nuevo casco, inspirado en el videojuego Halo. Se trata de un casco hyperfuturista que vendrá equipado con GPS, bluetooth y todo lo imaginable. Lo cierto es que el Navigator Prototype 537-B, es una obra espectacular, ligada desde el primer momento a la tecnología de vanguardia y a la estética gamer.

casco navigator

Al margen de los avances tecnológicos que incorpore, creo que este casco no va a resultar muy práctico a la hora de realizar desplazamientos largos, al menos en su concepción original. El coeficiente de rozamiento a causa de los sistema de fijación de la parte frontal será tan elevado que es de prever un nivel de ruidos muy elevado.

Pero no es este el primero ni el último de los cascos «tecnológicos». Ya en 2013 la empresa rusa Livemap tenía en desarrollo un casco con pantalla «hud» translúcida que proyectaría información en la visera. En su diseño participaron varias instituciones y fundaciones tecnológicas rusas. Comenzaron una campaña de crowd funding y está previsto que en 2015 comienze la venta en Europa. El casco costará cerca de 2000$ pero haciendo ahora la reserva sale en 1500$.

Vista desde el interior del casco Livemap

Vista desde el interior del casco Livemap

Tenemos, por último, al que pretende ser la gran estrella de los «cascos inteligentes», el Skully AR-1 cuya recaudación crowd funding para la puesta en producción superó ampliamente las expectativas. Al igual que el Livemap viene equipado con lo último en tecnología, incluyendo cámara de visión posterior, GPS, telefonía o Bluetooth.

Detalle de la cámara trasera del Skully

Detalle de la cámara trasera del Skully

A la vista de estos inventos, que no lo son tanto sino implementar lo que ya existe en un casco, otros artilugios como los cascos con retrovisor se quedan obsoletos antes siquiera de entrar en producción.