reflexiones

La moto que barrita, ruge, canta y croa.

2014-06-19T23:39:33+01:00Miscelánea|

Las motocicletas eléctricas están en auge. Desde pequeños scooters hasta motos de campo, silenciosas y respetuosas con el medio ambiente. De momento siguen costando una pasta y hacer que se muevan sigue dependiendo de la especulación de las grandes corporaciones energéticas. Es decir, que las motos son eléctricas y la electricidad está en manos de los mismos de siempre. Para producir esa energía se siguen usando sistemas contaminantes como norma general. Por ejemplo, en la OCDE el 21% de la energía que se consume es de origen nuclear. Esto quiere decir que, cuando recarguemos nuestra moto eléctrica, también estaremos contribuyendo a quemar carbón y emitir azufre y dióxido de carbono a la atmósfera además de generar residuos radiactivos. Pero no es esto de lo que quiero hablar, que el ser humano, como cualquier especie, está destinado a extinguirse y no [...]

El futuro pasa de moda antes de que nos demos cuenta.

2014-05-23T10:51:53+01:00Miscelánea|

Desde que el mundo es mundo el hombre tiene curiosidad por saber qué le deparará el futuro. Predicciones, augurios, adivinación... Artes ancestrales que convierten a quienes las dominan en personajes poderosos e influyentes. Pero... ¿qué pasará en el futuro? Las probabilidades de que no ocurra nada de lo que estás pensando son muy grandes. Cuando yo era pequeño recuerdo que tenía una obsesión compulsiva con el año 2000. ¿Cómo sería yo en el emblemático año 2000? Me habría convertido en un viejo de treinta años pero, a cambio, estaría viviendo en El Futuro y disfrutando de todos los avances tecnológicos de que los humanos nos proveeríamos. Qué equivocado estaba! En el año 2000 estaba viviendo en El Pasado y nada, excepto lo de ser más viejo, se hizo realidad. Con las predicciones futuristas de los diseñadores más iluminados ocurre prácticamente [...]

Y mañana, serás eterno.

2014-05-16T00:17:47+01:00Miscelánea|

Mañana escribiré sobre eso que pasa cuando sales de una curva y, por sorpresa, encuentras un paisaje de ensueño, tanto que no puedes creer que la belleza sea tan simple. Y te apetece bajarte de la moto. Y aspirar el aire fresco de la primavera en el norte, ese aire que, de tan puro, sabe y alimenta. Y quieres llenarte de todo eso que estás viendo.Y tocarlo todo con tus manos para tener una verdad certera y grande, una verdad de la buena, de las que ya no quedan. Pero no lo haces porque de algún modo sabes que, cuando poses el pie en el asfalto, lo fugaz será permanente y que todo lo que permanece acaba cubierto de vulgaridad. Así que de lo que ves, tomas lo que puedes, atragantándote como un animal hambriento.  Y sigues haciendo kilómetros con el [...]

¿Por qué viajamos?

2014-05-07T22:35:58+01:00Miscelánea|

Muchos, recalcitrantes aficionados a los viajes, no piensan en otra cosa que en moverse de un lado para otro. Los hay que viajan y, cuando no lo hacen, piensan en hacerlo. Y los hay que no viajan y continuamente piensan en hacerlo. La mayoría de ellos se pasa las horas muertas en páginas web dedicadas al mundo de los viajes. Los países pasan ante sus ojos como un desfile de novedades, las carreteras del Google Maps son territorio a explorar y el Street View ha sido la puntilla para entrar, de lleno, en el desvarío total. Leen aventuras y relatos de viajes en páginas como ésta, dejan volar su imaginación y se ven a sí mismos a lomos de cualquier motocicleta recorriendo el mundo durante meses o, por qué no, años. Ejercicios mentales que reafirman un deseo quizá poco analizado [...]

Los tiempos viejos, los tiempos buenos.

2014-04-27T20:19:51+01:00Miscelánea|

Recordar los tiempos buenos suele ser un arma de doble filo. Por un lado reconforta volver atrás y recrearse. Por otro lado, causa dolor la certeza de que cualquier tiempo pasado no ha de volver. Pero qué mejor ejercicio que rememorar sensaciones de la infancia y la juventud, que además llevan aparejadas, para siempre, una definición… Este soy yo de muy joven. Pureza: Respirar el aire frío, helado, entre el silencio absoluto de una nevada. Aspirar fuerte, profundo, hasta que casi te dolían las aletillas de la nariz, aguantar el aire, exhalar… Incomodidad: Caminar con una pinza de la ropa en el interior de las sandalias. Eran tan horribles que aún me parece verlas en sueños. Creo que decidí la mortificación como un acto voluntario que me reafirmase en mi odio a las sandalias blancas. Tenía tres años. [...]

Los riesgos de la autopromoción en redes sociales.

2014-04-26T09:35:08+01:00Miscelánea|

Yo hago promoción de mis páginas web y del programa de viajes en moto, lo reconozco. Lo hago porque estoy orgulloso de mi trabajo en estos campos. Es mi pasión y lo promociono, a pesar de no vivir de ello. No se me caen los anillos, ni me da vergüenza darle bombo a mi obra. Quizá sea porque, como dice Stacy, no tengo vergüenza. Un escritor escribe para que lo lean y un blogger, lo mismo. Podremos hacer las valoraciones que queramos con respecto a la motivación, al ego y todo eso pero lo cierto es que, si escribimos, es con la intención de que alguien lo lea. Es normal que, si creas algo, cualquier producto, un libro, un blog, lo que sea, lo promociones e intentes que todo el mundo lo conozca, sobre todo si le sacas un rendimiento [...]

La nueva moda en el mundo motero.

2014-04-24T11:23:44+01:00Miscelánea|

Estando yo el otro día en uno de esos lugares que carece de importancia para la historia que les voy a relatar, aconteció que me bajé de la moto y me dispuse a alegrar la pestaña en los puestos de venta de merchandising y parafernalia motera. Como ya habrá descubierto el lector más avispado estaba en una reunión de moteros. Ya no soy mucho de andar juntándome con otros como yo, como cuando era un chaval. Ahora, entre la turba, me siento perdido, receloso. Aún así, de vez en cuando, necesito una de esas curas de reafirmación que me recuerden que pertenezco a una grey, a una tribu urbana como las de antes. Quizá con eso esté entrando en algún tipo de regresión. Ese tronar de los motores, esos cortes de encendido, esas quemadas de rueda me recuerdan que, yo [...]

Los días aciagos. Que son de uno también.

2014-04-14T22:37:45+01:00Miscelánea|

Hay días en los que te apetece asesinar, matar, finiquitar. Días en los que nada encaja, en los que nada encuentra su lugar. Son días incómodos, molestos. Puede que esos días estén ahí para recordarte los días buenos y para que éstos regresen a ti en toda su magnífica importancia. Si es que, hasta en los días grises, el recuerdo de los días blancos parecen tener más color. Y en los días negros, esos otros días de mierda, los grises, parecen pintados por una caterva de seres angelicales. Yo no sé a colación de qué vienen los días negros. Aparecen sin más, sin que nada los invoque y sin que medie una provocación grande. A veces basta un aleteo de mariposa en el Amazonas o el pestañeo de un geisha en un barrio de las afueras de Kanazawa. Si las [...]

Título

Ir a Arriba