Nos vamos a los límites occidentales de la Comunidad de Madrid donde visitaremos un magnífico edificio que se conserva gracias al tesón y esfuerzo de una persona que un día soñó que era posible.  Treinta años de dedicación cuyo fruto podemos disfrutar gracias al trabajo del arquitecto Mariano García Benito que salvó de una probable desaparición absoluta al Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias.  Desde aquí nuestro pequeño homenaje y una lección aprendida.  Todo ello, en un entorno de gran belleza paisajística y de deliciosas carreteras repletas de curvas que trazar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *