Escoger la cocina de camping

En nuestros viajes en moto con tienda de campaña y gasto contenido va a llegar el momento en que nos apetezca cocinar o calentar comida precocinada. Antes de lanzarnos a bucear en la red en busca de los modelos más sofisticados de hornillos, cocinas y hornos nos haremos, de nuevo, la pregunta de millón: ¿Qué uso le vamos a dar?

Si nuestra pericia en la cocina no pasa de calentar una lata de callos o preparar una sopa de sobre quizá no tenga mucho objeto comprar un dispositivo sofisticadísimo de última generación y podamos conformarnos con algo mucho más prosaico. Si, por el contrario, vamos a darle un uso intensivo es conveniente gastar un poco más y hacernos con algo duradero y cómodo de usar.

Vamos a ver algunos modelos de “cocinas” de camping que hay disponibles en el mercado.

Hornillos de gasolina.

hornillo_colemanLa principal ventaja de un hornillo de gasolina es que siempre tendremos combustible para alimentarlo. Son limpios (ejem…), eficientes, tienen buen poder calorífico y son sencillos de usar. Por contra, hay que ser un poco más cuidadoso con el mantenimiento y resultan más caros que otras opciones.

Los hay con el depósito separado o unido al quemador y su precio va desde los 60 € hasta los casi 200.

Primus, esogido por Admunsen para su expedición al Polo Sur en 1911, MSR, Coleman y algunas marcas chinas, son los modelos más usuales. El funcionamiento es siempre el mismo: un émbolo para bombear presión a la gasolina y que esta fluya hacia el quemador, y un grifo de paso para regular el flujo de combustible.

A pesar de su nombre funcionan también con queroseno, gas-oil o combustible específico. Alguno incluso también puede funcionar con gas.

Producen una cantidad increíble de calorías y eso los hace más peligrosos a la par que inadecuados para cocinar en el interior de la tienda (esta opción nunca es recomendable). También producen olores si no se tienen unas precauciones mínimas a la hora de usarlos y transportarlos. Por ejemplo, hay que dejar que se consuma el combustible de la manguera y se apaguen solos, y procurar que se evapore bien la gasolina antes de guardarlos. Aún así huelen algo.

Hornillos de gas.

hornillo_gasLa oferta es amplia pero, si nos decantamos por esta opción, escogeremos uno de rosca internacional. Campingaz fabrica varios específicos para sus bombonas pero éstas son difíciles de encontrar en algunos países. Por ejemplo, los que llevan cartucho de perforación específicos de esta marca no se encuentran a la venta en todos los establecimientos del ramo. Por otra parte, una vez que se perfora el cartucho este ha de permanecer conectado al quemador hasta que se termina con los inconvenientes de transporte que ello conlleva. Desaconsejables para viajar en moto en mi opinión (es el que yo uso).

Es preferible, por lo tanto, escoger rosca internacional, más estándar y disponible en muchas marcas. Primus, por ejemplo, usa este tipo de rosca que también es compatible con Coleman y con las marcas “chinas”. Campingaz usa otro sistema, Easy-clip pero, a pesar de ser muy sencillo de encontrar en España y Francia, no se encuentra tan fácil en otros países (existen adaptadores).

En cuanto al tipo de quemador hay infinidad de modelos, plegables muchos de ellos y fáciles de transportar. Otros llevan la bombona aparte, conectada al dispositivo mediante un tubo flexible o con paravientos incorporado. También los hay con el kit completo, específicos para un tipo de recipiente en concreto que se vende con el pack y que están concebidos, por lo general, para vivac o travesías.

La oferta es muy amplia y tendremos que escoger el modelo que más se adapte a nuestras necesidades.

Las cocinas tipo “bustir” se desaconsejan por su gran tamaño. Son más adecuadas para llevar en el coche o la furgoneta que en una moto. Llevan un cartucho B-230 extraíble pero son demasiado grandes para portar en la maleta, aunque si ya tienes una de estas puedes comprar un adaptador y aprovechar este tipo de cartuchos con otros quemadores. De este modo te ahorrarás tener la casa llena de trastos.

Hornillos de combustible sólido.

hornillo-ferrino-esbit-para-comb-solidoNo son os modelos más conocidos pero para usarlos de forma esporádica pueden cumplir la función perfectamente. Funcionan con pastillas de combustible atóxicas que podemos comprar en cualquier gran superficie o ferretería. Tienen como ventaja que son muy baratos y pesan poco. Puedes comprarte un set completo de hornillo y cazo por menos de 20€ y una caja de pastillas cuesta 3€. El de Esbit es sólo un ejemplo.

Quizá no sean lo más adecuado para preparar una paella pero sirven perfectamente para calentar comida liofilizada o hacer un café.

Hornillos de leña.

Tenemos dos tipos básicos: los hornillos que simplemente queman madera en el interior de un contenedor o los que disponen de un sistema de circulación de aire, llamados “de gas de madera”  (wood gas stove), más efectivos que los primeros.

Funcionan con leña de pequeño diámetro y su ventaja principal es, además del peso, la facilidad que tiene enhornillocontrar algunos palitos en casi cualquier punto de la Tierra. Su precio oscila entre los 5 € en el caso de los más sencillos hasta los 70€ en los modelos más sofisticados de los segundos.

Son un sistema tan sencillo que mucha gente opta por fabricarlos con un par de latas de conserva, consiguiendo resultados bastante efectivos con muy poco esfuerzo. Con una búsqueda somera podrás encontrar decenas de tutoriales y modelos.

Con estos tampoco podrás cocinar en el interior de la tienda, por motivos obvios, y has de ser más cuidadoso porque puedes provocar un incendio pero tienen el encanto de cocinar con fuego “de verdad”, los hay muy baratos y te sentirás como un verdadero homeless.

Nota: desde hace unos días tengo uno de estos.

Quemadores de alcohol.

hornillo_de_alcoholSon aún más baratos que los anteriores pero tienen el inconveniente de que necesitas llevar el combustible contigo que, además, es sumamente volátil. Entre los aficionados a la supervivencia también hay cientos de tutoriales de fabricación de quemadores de alcohol fabricados con latas de cerveza y otros materiales de desecho (yo también me he fabricado dos o tres de estos).
No son demasiado seguros y hay que tener cuidado al añadir combustible si aún están encendidos porque puede reventarte todo en la cara. En general me parece una solución de emergencia para salir del paso pero no es algo que llevaría a un viaje largo para cocinar.

Otros.

Hay algunos inventos, más o menos estrafalarios, con los que se puede cocinar, desde la “estufa cohete” portátil (rocket stove) al Campsotove de Biolite, con el que puedes cocinar con leña y de paso, cargar el móvil. El usar alguno de estos sistemas inusuales depende de las ganas de “fiesta” que tengas.

Biolite, el hornillo con el que, mientras cocinas, puedes cargar el móvil o el vapeador. Algunos compradores ponen en duda su efectividad.

Biolite, el hornillo con el que, mientras cocinas, puedes cargar el móvil o el vapeador. Algunos compradores ponen en duda su efectividad.

 

3 comments on Escoger la cocina de camping

  1. - LULO - dice:

    JET-Boil es el que utilizo…

  2. Donde se ponga una buena candela que te tengas que alejar un metro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *