equipación

Cómo equiparse para viajar en moto en invierno

Ya estamos metidos de lleno en el frío pero eso no es impedimento para seguir saliendo en moto. Eso sí, hay que pertrecharse de forma adecuada y extremar las precauciones al conducir.

Vamos a repasar algunas de las opciones que hay disponibles, más algún truco, para no pelarse de frío sobre la moto. Para ello empezaremos de abajo a arriba.

nieve

Los pies

botas moto

Como he dicho en alguna ocasión: yo casi siempre uso botas de monte para ir en moto. No es lo que más protege y, con seguridad, no es el calzado más adecuado para la moto pero es lo que hay. La recomendación es usar unas buenas botas de moto de invierno, con membrana de Gore-Tex, si la economía lo permite. Aquí, además de las marcas típicas de moto, podemos decantarnos, tal y como hacen algunos moteros de “lo custom”, por botas de trabajo con protecciones o botas de moto directamente. ¿Te has preguntado alguna vez dónde compra las botas la policía? La empresa FAL tiene varios modelos de botas adecuadas para nosotros aunque yo sólo he probado un modelo.

Siguiendo por los pies podemos decantarnos por usar elementos calefactables. Igual que con las botas hay opción cara, barata y media. La opción cara son las plantillas con baterías de litio. Con mando a distancia y ausencia de cables, debemos prepararnos para desembolsar 100 o 200 euros, dependiendo de la marca y de las opciones que escojamos.

Como opción media, podemos elegir algún modelo más o menos “artesanal” que hay a la venta en la red. Yo he probado unas de estas y he de decir que son muy efectivas. Para ser exactos, demasiado efectivas pues sin un regulador de potencia pueden producirte daños en el pie por lo mucho que calientan. Cuestan unos 15 o 20 €

La tercera vía es tirar por lo barato y adquirir unos chaufferettes, unas plantillas que, en contacto con el aire, producen una reacción química que libera calor durante unas dos horas. También las he probado y… bueno, se quedan un poco cortas en temperatura y en tiempo pero te sacan de un apuro.

Cualquiera de estas opciones la complementaremos con unos calcetines finos y, sobre ellos, unos de polartec o similar.

Las piernas

MAXMOTO_pantalon-bikers-perform_FRONT_L
Lo más normal es usar unas mallas con buena protección térmica en las zonas más expuestas, usualmente las rodillas y los muslos, y sobre ellas el pantalón de invierno con su forro. Pero volvemos a tener la ropa calefactable: por poco más de 170 € disponemos de mallas enchufables a la batería con su confortable forro de tafetán, lavables a máquina y ajustables en tamaño.

En los pantalones de moto, como todo, hay varios niveles de sibaritismo. desde los de mil euros la pieza hasta los del Carrefour. No merece la pena extenderse mucho en este aspecto.

El torso

chaqueta

Además de la ya mencionada opción de ropa calefactable en forma de chalecos, chaqueta y petos, lo principal es ponerse una camiseta térmica y un jersey de polartec o similar. El resto de capas van en función de frío pero recuerda que es mejor ponerse varias capas que una sola muy gruesa. En caso de que la glaciación mundial decida presentarse sin previo aviso podemos intercalar varias hojas de papel de periódico entre nuestro cuerpo y la chaqueta. Suena muy antediluviano pero sigue siendo la mar de efectivo. Completaremos con una braga o “buff”.

En algunas ocasiones he usado un palestino, por aquello de la imagen, pero es un engorro: se cuela el aire y abulta mucho, dificultando los movimientos de la cabeza.

Y en la cabeza, un sotocasco fino, termoregulador y que no nos oprima el pensamiento.

Las manos

manopla

Los guantes calefactables son conocidos desde hace tiempo. Su precio suele comenzar en los 60 o 70 euros a lo que hay que sumar el regulador y el cable. Ojo con comprarlos sin probar porque es fácil que, en algunas marcas, los cables interiores molesten en el dorso de la mano. Talla grande y si es posible, probar antes de comprar. Son muy confortables y mucho más efectivos que los puños calefactables. Si combinas los dos es un lujo asiático. Y si le sumas unas manoplas que te protejan la mano y parte del antebrazo viene a ser algo así como trabajar de fogonero.

Una opción más económica pero menos efectiva, siempre dependiendo del frío, es usar sotoguantes y los guantes de invierno. No es lo mismo pero también ayuda.

Si decides usar ropa calefactable fíjate bien en los consumos de las resistencias y calcula lo que tu moto puede soportar. Guantes, puños, calcetines, pantalones y peto sumados a la luz y algún cargador quizá sea demasiado consumo para tu sistema eléctrico.

Cordura o cuero?

En mi caso, y sin ningún género de duda, cordura. El cuero protege más de la abrasión pero a la hora de viajar bajo condiciones de frío riguroso con la cordura tenemos muchas más opciones.

En un viaje de varias horas con temperaturas cercanas al cero es muy importante mantenerse caliente, so pena de convertir nuestra ruta en una tortura. Las manos y los pies, junto con las rodillas, son las partes del cuerpo que más se nos enfrían. Esto es debido a la falta de circulación durante lapsos prolongados de tiempo.  Debemos hacer todo lo posible por mantenerlas calientes.

10 usos de la manta térmica que no conocías

manta termicaLa manta térmica o manta de supervivencia fue desarrollada por la Nasa para su programa espacial en 1965. La manta térmica no es más que una capa de plástico (PET) a la que se le inyecta vapor de aluminio puro y tiene como objetivo principal proporcionar aislamiento térmico.

Su uso principal es la supervivencia y los primeros auxilios pero puede tener aplicaciones para la vida motociclista bastante útiles.

Antes de comentar los usos debemos saber cómo funciona.

La manta térmica tiene dos caras diferenciadas, una de color plateado y la otra dorada. La cara “operativa” es la aluminizada, es decir la de color plateado. Ésta tiene la propiedad de refractar el calor y es la que va a realizar el trabajo. Si deseamos proteger del calor a una persona u objeto, debemos poner esta cara hacia el exterior. Hay que tener en cuenta que, en este caso, no es conveniente envolver a una persona con ella porque evitaríamos la evaporación de la transpiración. Es mejor dejarla holgada.

Por el contrario, si lo que deseamos es evitar una hipotermia, debemos situar la cara aluminizada hacia la persona a proteger y fijarla, si es necesario, con cinta adhesiva para evitar que se mueva o que se la lleve el viento.

Veamos otros usos.

  • Proteger de la hipotermia
  • Proteger del calor (golpe de calor, fiebre, parasol…)
  • Aislar del suelo (acampadas, descanso, etc)
  • Cubrir el asiento de la moto en verano
  • Aislar el techo de la tienda de campaña
  • Construir un saco vivac
  • Refugio improvisado (sombra, tienda)
  • Poncho impermeable
  • Reflectante en carretera o señalización
  • Reflejar el calor de una hoguera

Estos son solo algunas de las utilidades pero seguro que hay muchas más y que la imaginación de cada uno le podrá sacar más provecho.

Este tipo de mantas son baratas y ultraligeras lo que las hace muy adecuadas para llevar en cualquier hueco de la moto. Suelen venir plegadas en una bolsa de unos 10×5 cm aproximadamente y están preparadas para un solo uso. Si somos hábiles en el plegado podremos usarlas más veces pero resulta casi imposible volverla a dejar como estaban. Por otra parte son bastante frágiles así que no es fácil usarlas más de una vez. Miden 2200×1400 cm.

Estas mantas, dada su utilidad, tuvieron su evolución y se fabrican otras reforzadas y reutilizables. Éstas, a su vez, podemos encontrarlas con forma de manta o de saco de dormir, para reforzar el aislamiento de los mismos.

Si nos vamos al mercado especializado en rescate, emergencias y montaña encontramos productos muy ligeros y resistentes tanto en mantas térmicas como en fundas de supervivencia. Ferrino, Adventure Medical Kits o Life Systems son solo algunas de las marcas que ofrecen material de calidad.

Si vas a salir de viaje no te olvides de incluir en el equipaje una manta isotérmica porque puede sacarte de un apuro cuando menos te lo esperas.

Adventure Medical Kits

Nota: He tenido que usar la manta térmica en varias ocasiones. Fueron casi siempre en concentraciones invernales en las que el frío fue mayor del previsto. Aunque ahora que tengo un saco de dormir “premium” ya no tengo tantos problemas en ese sentido, sigo usándola cuando voy a la playa y aparco la moto al sol. El modus operandi es el siguiente:

Aparco bien cerca de la arena, introduzco la ropa de moto y el casco en un saco de malla metálica con candado. Dejo todo bien amarrado sobre el asiento y cubro el conjunto con una malla térmica de dos euros. Con esto consigo que ni el equipo ni el asiento se calienten y que todo quede relativamente alejado de miradas indiscretas.

moto playa

Casco inteligente: el fracaso del Skully

EL SKULLY AR-1, EL CASCO DE MOTO INTELIGENTE ESTÁ MUERTO.

Skully ar cierra el casco x cHace unas semanas que la casa Skully cerró sus puertas según informa TechCrunch. El casco inteligente de Skully, el AR-1, venía con una serie de innovaciones como una pantalla de hub, navegación de audio y video y una cámara de retrovisor de 180 grados. En la fase de pre-pedidos se recaudaron más de 2.4 millones en Indiegogo, convirtiéndose en la campaña de tecnología “vestible” más exitosa de todos los tiempos en este sitio crowdfunding.

Sensación térmica en moto. Mitos y verdades

La sensación térmica nos mantiene vivos

En invierno siempre oímos en la tele eso de la “sensación térmica”. Pero, ¿que es la sensación térmica en moto?

Si eres de los que salen igual, haga frío o calor, puede ocurrir que, o bien no consigas sustraerte a la posibilidad de una buena ruta o a que tu sensación térmica sea distinta a la de los demás.

¿Qué es?

Mucho hemos oído hablar de la sensación térmica pero, ¿qué es y de qué depende? No es sinónimo, como suele aplicarse a veces, del “frío que hace”. Ni tampoco es la interpretación de la temperatura. La sensación térmica es, por lo tanto, una sensación y como tal, sujeta a parámetros más o menos subjetivos. Es el conjunto de reacciones de nuestro cuerpo a las condiciones ambientales.




Parámetros.

Y, ¿de qué depende? Hay varios parámetros a tener en cuenta. Desde el punto de vista ambiental los más importantes son, en primer lugar la temperatura, en segundo lugar la humedad y por último la velocidad del viento (de ahí el éxito de los windstopper). Desde el punto de vista del cuerpo humano, el índice metabólico y la ropa que lleves puesta. Es lo que, en lenguaje técnico, se conoce como indumento.

Parece de perogrullo decir que, cuanto más abrigado, menos frío. Y así es, pero la sensación térmica se mide en el cuerpo, a ras de piel y no en el ambiente. Es por ello que será lo primero que tengamos que tener en cuenta para no confundirla con la temperatura a secas. Es decir, la sensación térmica no es igual para todo el mundo, a menos que vayamos todos en pelotas. Además hay que tener en cuenta que no todas las personas son iguales en cuanto a la sensación de calor o frío; suelen ser menos frioleros los gordos que los delgados, las mujeres que los hombres y los jóvenes que los viejos, por ejemplo.

Para ir en moto hay tres parámetros que son básicos para lograr el confort térmico: la temperatura, la ropa y la velocidad.

Cerca de la piel se crea un capa de aire más confortable, con mayor humedad relativa y que mantiene el calor del cuerpo. El movimiento de esa capa de aire hace que el intercambio de calor del cuerpo con el ambiente sea más efectivo y cuanto mayor sea el movimiento de esa capa de aire mayor será la pérdida de calor.

Cálculo.

Por lo general no hay ninguna tabla de sensación térmica, calculada para la circulación en moto. Al menos en función de los parámetros que se han comentado y que sea específica para motoristas porque lo normal es calcularla para viandantes, pero se pueden extrapolar los datos y la cosa quedaría más o menos así:

Sensación térmica para una velocidad de 65 km/h

Temperatura ambiente

10

7,5

5

2,5

0

-2,5

-5

Sensación térmica

-2,5

-7,5

-10

-15

-22,5

-27,5

-30

Esto es el extracto de una tabla de sensación térmica del que he extraído los datos para la velocidad más alta que había.

Usando la aplicación de Lenntech podemos calcular la sensación térmica para una velocidad de 100 km/h

Sensación térmica para una velocidad de 100 km/h

Temperatura ambiente

10

7,5

5

2,5

0

-2,5

-5

Sensación térmica

-3

-7,3

-11,3

-15,2

-19,2

-23,2

-27,1

Como se puede ver hay alguna discrepancia grande con las temperaturas más bajas pero no creo que sea muy importante a la hora de ponerse los guantes bien ajustados.

Conclusiones.

En resumen, recuerda que cuando se habla de la sensación térmica nos referimos a la sensación que nuestro cuerpo tendría sin ningún abrigo, desnudos. Pero, por suerte, no se te va a ocurrir llevar la moto desnudo en pleno invierno, ¿verdad?

Recuerda subir hasta arriba todas las cremalleras y procurar que no entre el aire por ningún resquicio. En el cuello, una buena “braga” térmica o sotocasco y los guantes ajustados.

Si quieres saber mas sobre la ropa de moto, visita nuestro artículo técnico sobre membranas y composiciones.

Ropa de moto: conceptos técnicos

¿De qué está hecha la ropa de moto? Desde aquellos “tres cuartos” de Bell-Staff o Barbour que había que encerar cada dos por tres hasta la actual ropa de moto hay un abismo en la tecnología aplicada. Componentes con nombre impronunciables y que, muchas veces, ni sabemos sus efectos ni su efectividad. Vamos a ver algunos de ellos usados en la ropa que podemos encontrar en cualquier tienda especializada.

-Aerotex: Es una tela de nylon con un tratamiento que la hace impermeable. Cosiste en introducir moléculas de aire en el interior del tejido con la ayuda de calor. Esto lo hace resistente al agua y al viento.

-Aerozip: Fibras de poliéster ligeramente hinchadas que tienen ciertas propiedades hidrófugas. Se usa como forro en algunas prendas.

-Airdura: Es un tejido a base de poliamida similar a la cordura, ligero y transpirable. Suele usarse en equipación de verano y podemos encontrarla en algunas prendas Louis.

-Airguard: Es una tela aislante, exterior, made in en Corea a base de poliamida desarrollada por DuPont y fabricada por Texland. Levior fabrica algunas de sus chaquetas con Airguard y membrana interior Reissa.

-Armacor: Es un tipo de laminado con Gore Tex diseñado especialmente para ropa de motorista. Podemos encontrarlo en ropa IXS. Se compone de fibras resistentes a la abrasión y membrana microperforada (ver Gore Tex).

-Airvantage: Esta tecnología suele usarse en prendas cortaviento. Consiste en una capa de aire interpuesta entre dos láminas de textil que se puede hinchar mediante una válvula cercana al cuello. Chaleco presentado por BMW en 2003

-Alutherm: Es un aislante, a base de aluminio, que se inserta en forros desmontables. Suele ir combinado con fibras huecas en marcas como Rocco.

-Amara: Piel sintética resistente al agua usada, sobre todo, en guantes.

-Cordura: Es un tejido que, a partir del nylon, desarrolló la fábrica DuPont en 1929. Su resistencia a la abrasión la hace perfecta para un montón de usos, entre ellos la ropa de motorista. Aguanta el doble que el nylon y diez veces más que el algodón. En realidad no es más que un polímero de ácido adípico y hexametilendiamina, bien sencillo.

-Coolmax: Marcas como Fox, Alpinestars o Bacalava usan Coolmax en calcetines y otra ropa interior. Es una marca registrada de la empresa ADVANSA, que destaca a nivel europeo en la producción de poliéster. La particularidad del Coolmax está basada en la fibra de poliéster: su capa es un 25% más gruesa que las fibras normales, de manera que facilita considerablemente su transpiración. Gracias a esas propiedades capilares de su fibra, consigue eliminar la humedad del cuerpo.

-Cooldblack: Ver TLF Coold System, que es una cosa parecida.

-Denim: También llamado mezclilla. Es la tela de los vaqueros, inventada en la Edad Media y popularizada hasta límites desconocidos por Levi Strauss. Para su uso en moto suele llevar costuras reforzadas, protecciones y un forro interior de kevlar u otro material resistente a la abrasión.

-Dry Line: Membrana impermeable y transpirable que utiliza la casa Boreal en sus productos. Esta membrana, a diferencia del Gore Tex, es compacta, sin agujeros, y funciona por un sistema de moléculas, es decir, un sistema químico y no físico. Viene a ser como un Sympatex avanzado (ver más adelante).http://amzn.to/2hFy2KN

-DryEdge: Membrana impermeable y transpirable desarrollada por la marca Millet. Existe en versión de dos y tres capas. Para prendas destinadas a un uso no muy extremo. Es bastante mas asequible que el Gore Tex y tiene una buena relación calidad precio.

-Drystar: En una la membrana que fabrica Eastman para la zona de Asia-Pacífico y que usa Alpinestars en muchas de sus prendas. No he conseguido información sobre su funcionamiento pero los usuarios se quejan de su baja efectividad en cuanto a impermeabilidad y transpiración.

-Dryway: Junto con Dryway+ son membranas transpirables que se basan en “transportar” la humedad interior hacia afuera sin necesidad de microperforaciones, como en el caso de GoreTex. La Dryway+ es más elástica y suele usarse en zonas sometidas a más estiramiento, como las rodillas y codos. Funcionan mejor que otras en zonas más sobrecalentadas (donde el efecto puede ser el contrario) por efecto de puños o asientos calefactables. Está desarrollada por la empresa sueca JOFAMA HALVARSSONS LINDSTRANDS (ver Sympatex y Dry Line).

-Elastane: Fue inventado por Joseph Shivers, un químico que trabajaba en la empresa norteamericana Dupont en 1959 y patentado ese mismo año dándole el nombre comercial LYCRA®. Cuando se introdujo, el elastano revolucionó muchas áreas de la industria textil.
El elastano ha sido comercializado en el sector del textil desde su invención, algunos de los nombres comerciales de este son NUMA®, UNEI®, DORLASTAN® y LYCRA® entre otras. La fibra LYCRA es hoy propiedad de la empresa Invista. No es un tejido sino una de las fibras que componen un tejido. Sus propiedades son de dar elasticidad y mayor calidad que otros elastanos. Hoy en día es utilizado sobre todo en el ámbito deportivo gracias a su flexibilidad y ligereza. Algunos calcetines térmicos la llevan en su composición.

-Fidlock: Es un sistema de cierre magnétco de última generación fabricado en Alemania. Se usa tanto en casco como en prendas textiles. Pueden accionarse con una sola mano mientras se conduce ya que proporciona un cierre seguro y rápido.

-Fleece: El término inglés para denominar el forro polar. Fabricado en poliéster, tiene denominaciones diferentes según fabricantes; uno de los mas conocidos es el Polartec.
Las prendas se fabrican en diferentes densidades según el tipo de uso al que se vaya a destinar, ya sea primera capa ligera, o segunda muy térmica. La densidad de tejido se mide en gramos por metro cuadrado, y nos encontramos tres diferentes variaciones. Es lo que conocemos por forro100, forro200 o forro300.

-Gore Tex: No es la única pero sí la más famosa de todas las membranas. Consiste en una lámina de poliuretano con microperforaciones que permiten evacuar el vapor de agua (sudor) pero no dejan entrar las gotas de agua por ser sus moléculas mucho más grandes. No tiene ninguna capacidad térmica y su objetivo es mantenernos secos. Hay variantes, cómo el XCR, que es un 25% mas transpirable que el Gore tradicional, el Paclite, que se utiliza en prendas ultraligeras, o el Gore Soft Shell, que combina la membrana con el concepto Soft Shell.
Cada fabricante ha desarrollado prendas con Gore Tex así que nos podemos encontrar membranas con otros nombres añadidos  pero no deja de ser lo mismo. Puedes encontrar prendas 3L en las que el textil y el Gore van unidos o 2L en el que van separados.¿Por qué el Gore Tex tiene más fama? Porque es el mejor se ha publicitado y lo que el público demanda. Los fabricantes de prensar no se atreven a meter membranas de igual efectividad porque son menos conocidas. Como por ejemplo el Sympatex.

-H2Out: Es una membrana impermeable y transpirable de la marca Spidi. Tiene la misma función que cualquier membrana de este tipo aunque se leen opiniones para todos los gustos.

-Hi-Art: Es un material que ha sido desarrollado por la empresa sueca JOFAMA HALVARSSONS LINDSTRANDS para su uso en áreas expuestas de su ropa de moto. Permite aumentar la resistencia de fricción en más del 500% para los textiles y más de 200% para el cuero, según datos de la empresa.
HI-ART® es un material muy similar al tejido de rizo. El hilo es guiado hacia el exterior en pequeños bucles, es decir, la fricción es absorbida por los extremos cortos de las fibras. Es como cortar un pedazo de madera – que es mucho más difícil de cortar en la dirección del grano que a través del grano. 

-Hydratic: No es muy común verlo en ropa de moto pero también se usa. Es un material producido por Fjällräven y puede ser un revestimiento, membrana o laminado. Este material es resistente al agua, al viento y se utiliza en muchas prendas de vestir. Se caracteriza por un buen control de la humedad.

-Hipora: También escrito Hypora. Consiste en una estructura de revestimiento de silicio microporoso de tres capas. Algunos tipos de hipora se impregnan con escamas de aluminio microscópicos para mejorar características de retención de calor.
La primera capa evita que el agua que pasa a través, la segunda capa es una estructura de panal que permite a la humedad en dejar que se expulsan a través de la primera capa y la tercera capa es muy densa para una mayor protección contra el agua. Esta es la capa más próxima a la piel.

-Kevlar: también llamado poliparafenileno tereftalamida, es una poliamida sintetizada por primera vez en 1965 por la química polaco-estadounidense, Stephanie Kwolek (1923-2014) quien trabajaba para DuPont. Es muy resistente a la elongación (más que el acero), a la torsión y a altas temperaturas. Suele usarse en protecciones de hombros, codo, rodillas, espalda, etc.

-Nyspan: Es una tela usada, sobre todo, en guantes de la marca Garibaldi. Es elástico y fabricado a base de Spandex.

-Outlast: Es un material de alta tecnología que equilibra las diferencias de temperatura. Frío se calienta y caliente se enfría. Fue desarrollado originalmente para proteger a los astronautas de las variaciones extremas de temperatura pero hoy en día, cuenta con numerosas aplicaciones que hacen nuestra vida diaria más cómoda.
Outlast® tiene la capacidad de regular la temperatura del aire junto al cuerpo para un viaje cómodo independientemente de las condiciones meteorológicas. Parece magia, pero hay una explicación científica. En términos simples, el material se compone de millones de cápsulas microscópicas de parafina que absorben, almacenan y distribuyen el calor a las áreas de enfriado. La usan marcas de alta gama como Halvarssons.

-Polartec: Es  una marca comercial que engloba varios tipos de tejidos de forro polar. (Fleece) Las últimas evoluciones nos dan tejidos polares elásticos, derivados de la combinación de los forros polares y los tejidos stretch; es el llamado Polartec Powerstretch.  La serie Polartec® Recycled Series está tejida con, al menos, un 89% de botellas de plástico recicladas.

Polartec100.

Empleado para ropa interior y primeras capas. Muy suave y ligero.

Polartec200.

Adaptable y aislante; es el utilizado en las segundas capas (jerséis, chalecos, chaquetas).

Polartec300-500.

Son los más gruesos, de máximo poder aislante.

El Polartec es más eficiente que sus imitaciones en cuanto a durabilidad y conservación de sus propiedades térmicas.

-Schoeller:  Es un tejido especial que contiene millones de microcápsulas rellenas “materiales de cambio de fase”. Se equilibran las temperaturas demasiado altas o demasiado bajas para alcanzar la temperatura de confort.
Los tejidos que contienen Schoeller®-PCM ™ llevan materiales compuesto de  microcápsulas rellenas capaces de cambiar su estado. Estas microcápsulas reaccionan a las diferencias de temperatura cambiando su condición de sólido a líquido y viceversa. Si la temperatura del cuerpo es excesiva el calor se almacena. Cuando la temperatura desciende, el calor almacenado previamente se libera de nuevo.

-Softshell: Consiste en una combinación de poliéster en la parte exterior, una membrana transpirable intermedia y micro lana en el interior. Se usa en guantes de invierno.

-Superfabric: Es un tejido muy resistente a la abrasión. Consiste en un material base (neopreno, nylon, poliéster) cubierto con una serie de placas diminutas que permiten la transpiración con flexibilidad pero que impide que penetren objetos punzantes, desviándolos para impedir que penetren en el interior. Su resistencia a la abrasión es enorme y, además de usarse en ropa de moto, también está presente en la equipación militar, policial, etc. Usado en guantes y otra ropa de moto.

-Sympatex: Es una membrana que funciona, el lugar de microperforaciones, con acción química. Se basa en transferir las moléculas de vapor de agua al exterior a través del tejido. A priori su durabilidad es mayor porque no hay microporos que se puedan obstruir. La eficiencia es muy similar al Gore Tex, apenas hay diferencias pero el Sympatex es más elástico y no requiere de especiales cuidados a la hora de limpiarse. Por ejemplo, no acumula detergente en los poros porque no tiene.

-Teflón: Además de conseguir que no se te peguen los huevos sirve para repeler la humedad y la mugre cuando recubre a las prendas. ¿Quién lo inventó? Pues sí, la DuPont, igual que la lycra y la cordura. El politetrafluoroetileno (que eso es el teflón) tiene una cantidad enorme de usos, desde recubrimiento de naves espaciales hasta su uso en ropa de moto. Impide que las gotas de agua se queden en la superficie de la prenda pero si no se tienen ciertos cuidados al lavarla, perderá el recubrimiento en unos cuantos lavados y habremos tirado el dinero invertido en teflón.

-Thermolite: Es, ni más ni menos, una copia artificial del pelo de los osos polares, fabricado con hilos huecos que retienen el aire caliente que desprende el cuerpo. ¿Quién inventó el Thermolite? Efectivamente, la DuPont. La tecnología de fibras huecas proporciona una gran calidez con menor peso. La mayor superficie acelera la evaporación y transporta la humedad desde la piel hacia la superficie del tejido, donde se evapora más rápidamente. Existen varias variantes del tejido, dependiendo del gramaje, el grosor, etc.

-Thinsulate: Los mismos que fabrican disquetes o abonos, la multinacional 3M, inventaron el thinsulate. Retiene muy poca agua y se basa en retener el aire entre sus microfibras y nuestro cuerpo. El fabricante promete 1,5 veces el calor de la pluma y el doble que las demás fibras sintéticas.

-Reissa: Es otra membrana transpirable e impermeable de calidad inferior, dicen, al Gore Tex y Sympatex. Es usada, entre otras marcas, por la empresa Garibaldi.

-TLF Cool System: Desarrollado por la empresa TLF, es un tratamiento que se aplica durante el curtido del cuero con el que se consigue que las prendas negras no absorban las diferentes longitudes de ondas electromagnéticas que provienen del sol y provocan el calor. Estamos hablando de alta tecnología. Se consigue bajar hasta en un 80% la temperatura exterior de la prenda.

-Warmal: Además de usarse en relleno de colchones también tiene su uso en ropa de moto. Se basa en la absorción de la captación de los rayos infrarrojos débiles y “re-radiarlos” en dirección al cuerpo. Está fabricado con silicato de circonio y fibras cerámicas. Son interiores térmicos típicos de Garibaldi.

-Wax Cotton: Es el algodón encerado típico de las chaquetas Barbour que tanto se usabaantes en la ropa de moto.

-Windstopper: Este es otro de los desarrollos de la casa Gore. Consiste en una capa microporosa que nos protege del viento pero que, a la vez, es transpirable. En moto suele usarse como complemento térmico.

-Windmaster: Es un tipo de membrana cortaviento asociada a Sympatex, una variante.

Pantallas del alta definición para el casco

¿Cuántas veces has oído eso de que “la vida depende del color del cristal con que se mire”? Pues siguiendo la textualidad de esta afirmación he cambiado la pantalla de mi Schuberth C3 “blanca” por una amarilla de alta definición que responde al nombre de “Schuberth SVI Hi Definition“.

He de decir que nunca había montado en ninguno de mis cascos otras pantallas que no fuesen la típica “blanca transparente” o alguna con mayor o menos grado de ahumado y el cambio es notable. Nada más bajar la pantalla el color amarillo lo inunda todo, el día parece más luminoso y hasta una tarde plomiza de invierno puede convertirse en un atardecer veraniego bajo este filtro. Viene a ser algo así como instalar unos filtros de Instagram de forma permanente. Me encanta esta sensación.

Se que el efecto que provoca en mi es sólo psicológico y que, con toda probabilidad, no le ocurra a todo el mundo pero tener la posibilidad de transformar un día gris en algo parecido a una tarde soleada, no tiene precio. Ruedo más cómodo, me inunda una cierta sensación de alegría y, con gusto, me dejo engañar por el filtro de la pantalla, aún a sabiendas de que no es más que un efecto falso. Pero también es falso el color azul del cielo, las tetas operadas o la amistad exacerbada de una borrachera y no por ello deja de gustarnos.

Quizá por vivir en una región con pocas horas de sol al año adoro la luz, la primavera, los días de luminosidad radiante y por eso, la realidad distorsionada que me proporciona esta pantalla me resulta tan atractiva.

pantallaDejando de lado la subjetividad filosófica, la SVI Hi Definition, resulta muy adecuada para días nublados y plomizos o en caso de atardeceres con lluvia y poca visibilidad. Sin embargo puede resultar un poco molesta si las condiciones de luz son extremas, por ejemplo en carreteras de alta montaña con sol y nieve o días de verano entre campos de trigo. Es decir, si hay mucha luz puede suponer un engorro. Si eres de los que siempre usa gafas de sol porque la luz te molesta con  frecuencia, aún peor. Claro que para paliar esto el Schuberth tiene el parasol ahumado escamoteable y a mi no me ha supuesto ningún problema.

Con esta pantalla los objetos se ven más nítidos, más perfilados pero, ¿por qué? En la atmósfera predomina la luz azul y esta limita nuestra capacidad para percibir los contrastes. Por ejemplo, vemos el suelo como algo homogéneo cuando no lo es. El tinte amarillo de la pantalla consigue filtrar las longitudes de onda azules y, de este modo, aumentar el contraste.

¿Cuánto cuesta?

Cuando me puse en contacto con el distribuidor oficial de Schuberth en España para solicitar una unidad de prueba o, en caso de que no tuvieran, comprar una, no obtuve más respuesta que el silencio. No me preocupa, estoy acostumbrado a este tipo de trato. Aprovechando unos cupones de descuento para Motoblouz me compré la pantalla al escandaloso precio de 90€, con el Pinlock incluido. Esto viene a ser unos 20€ más que una pantalla normal (con Pinlock) para este modelo de casco.

Alternativas.

Si no quieres o no puedes hacer frente a este desembolso tienes la opción de usar unas gafas de ciclista con filtros intercambiables para usar en diferentes condiciones de luz aunque, si usas gafas graduadas de forma permanente, esta posibilidad queda vetada.

Conclusión.

En vista de que ver la vida a través de un cristal que deforma la realidad me resulta tan agradable y práctico, seguiré haciéndolo, como en la vida real.

Escoger la cocina de camping

En nuestros viajes en moto con tienda de campaña y gasto contenido va a llegar el momento en que nos apetezca cocinar o calentar comida precocinada. Antes de lanzarnos a bucear en la red en busca de los modelos más sofisticados de hornillos, cocinas y hornos nos haremos, de nuevo, la pregunta de millón: ¿Qué uso le vamos a dar?

Si nuestra pericia en la cocina no pasa de calentar una lata de callos o preparar una sopa de sobre quizá no tenga mucho objeto comprar un dispositivo sofisticadísimo de última generación y podamos conformarnos con algo mucho más prosaico. Si, por el contrario, vamos a darle un uso intensivo es conveniente gastar un poco más y hacernos con algo duradero y cómodo de usar.

Vamos a ver algunos modelos de “cocinas” de camping que hay disponibles en el mercado.

Hornillos de gasolina.

hornillo_colemanLa principal ventaja de un hornillo de gasolina es que siempre tendremos combustible para alimentarlo. Son limpios (ejem…), eficientes, tienen buen poder calorífico y son sencillos de usar. Por contra, hay que ser un poco más cuidadoso con el mantenimiento y resultan más caros que otras opciones.

Los hay con el depósito separado o unido al quemador y su precio va desde los 60 € hasta los casi 200.

Primus, esogido por Admunsen para su expedición al Polo Sur en 1911, MSR, Coleman y algunas marcas chinas, son los modelos más usuales. El funcionamiento es siempre el mismo: un émbolo para bombear presión a la gasolina y que esta fluya hacia el quemador, y un grifo de paso para regular el flujo de combustible.

A pesar de su nombre funcionan también con queroseno, gas-oil o combustible específico. Alguno incluso también puede funcionar con gas.

Producen una cantidad increíble de calorías y eso los hace más peligrosos a la par que inadecuados para cocinar en el interior de la tienda (esta opción nunca es recomendable). También producen olores si no se tienen unas precauciones mínimas a la hora de usarlos y transportarlos. Por ejemplo, hay que dejar que se consuma el combustible de la manguera y se apaguen solos, y procurar que se evapore bien la gasolina antes de guardarlos. Aún así huelen algo.

Hornillos de gas.

hornillo_gasLa oferta es amplia pero, si nos decantamos por esta opción, escogeremos uno de rosca internacional. Campingaz fabrica varios específicos para sus bombonas pero éstas son difíciles de encontrar en algunos países. Por ejemplo, los que llevan cartucho de perforación específicos de esta marca no se encuentran a la venta en todos los establecimientos del ramo. Por otra parte, una vez que se perfora el cartucho este ha de permanecer conectado al quemador hasta que se termina con los inconvenientes de transporte que ello conlleva. Desaconsejables para viajar en moto en mi opinión (es el que yo uso).

Es preferible, por lo tanto, escoger rosca internacional, más estándar y disponible en muchas marcas. Primus, por ejemplo, usa este tipo de rosca que también es compatible con Coleman y con las marcas “chinas”. Campingaz usa otro sistema, Easy-clip pero, a pesar de ser muy sencillo de encontrar en España y Francia, no se encuentra tan fácil en otros países (existen adaptadores).

En cuanto al tipo de quemador hay infinidad de modelos, plegables muchos de ellos y fáciles de transportar. Otros llevan la bombona aparte, conectada al dispositivo mediante un tubo flexible o con paravientos incorporado. También los hay con el kit completo, específicos para un tipo de recipiente en concreto que se vende con el pack y que están concebidos, por lo general, para vivac o travesías.

La oferta es muy amplia y tendremos que escoger el modelo que más se adapte a nuestras necesidades.

Las cocinas tipo “bustir” se desaconsejan por su gran tamaño. Son más adecuadas para llevar en el coche o la furgoneta que en una moto. Llevan un cartucho B-230 extraíble pero son demasiado grandes para portar en la maleta, aunque si ya tienes una de estas puedes comprar un adaptador y aprovechar este tipo de cartuchos con otros quemadores. De este modo te ahorrarás tener la casa llena de trastos.

Hornillos de combustible sólido.

hornillo-ferrino-esbit-para-comb-solidoNo son os modelos más conocidos pero para usarlos de forma esporádica pueden cumplir la función perfectamente. Funcionan con pastillas de combustible atóxicas que podemos comprar en cualquier gran superficie o ferretería. Tienen como ventaja que son muy baratos y pesan poco. Puedes comprarte un set completo de hornillo y cazo por menos de 20€ y una caja de pastillas cuesta 3€. El de Esbit es sólo un ejemplo.

Quizá no sean lo más adecuado para preparar una paella pero sirven perfectamente para calentar comida liofilizada o hacer un café.

Hornillos de leña.

Tenemos dos tipos básicos: los hornillos que simplemente queman madera en el interior de un contenedor o los que disponen de un sistema de circulación de aire, llamados “de gas de madera”  (wood gas stove), más efectivos que los primeros.

Funcionan con leña de pequeño diámetro y su ventaja principal es, además del peso, la facilidad que tiene enhornillocontrar algunos palitos en casi cualquier punto de la Tierra. Su precio oscila entre los 5 € en el caso de los más sencillos hasta los 70€ en los modelos más sofisticados de los segundos.

Son un sistema tan sencillo que mucha gente opta por fabricarlos con un par de latas de conserva, consiguiendo resultados bastante efectivos con muy poco esfuerzo. Con una búsqueda somera podrás encontrar decenas de tutoriales y modelos.

Con estos tampoco podrás cocinar en el interior de la tienda, por motivos obvios, y has de ser más cuidadoso porque puedes provocar un incendio pero tienen el encanto de cocinar con fuego “de verdad”, los hay muy baratos y te sentirás como un verdadero homeless.

Nota: desde hace unos días tengo uno de estos.

Quemadores de alcohol.

hornillo_de_alcoholSon aún más baratos que los anteriores pero tienen el inconveniente de que necesitas llevar el combustible contigo que, además, es sumamente volátil. Entre los aficionados a la supervivencia también hay cientos de tutoriales de fabricación de quemadores de alcohol fabricados con latas de cerveza y otros materiales de desecho (yo también me he fabricado dos o tres de estos).
No son demasiado seguros y hay que tener cuidado al añadir combustible si aún están encendidos porque puede reventarte todo en la cara. En general me parece una solución de emergencia para salir del paso pero no es algo que llevaría a un viaje largo para cocinar.

Otros.

Hay algunos inventos, más o menos estrafalarios, con los que se puede cocinar, desde la “estufa cohete” portátil (rocket stove) al Campsotove de Biolite, con el que puedes cocinar con leña y de paso, cargar el móvil. El usar alguno de estos sistemas inusuales depende de las ganas de “fiesta” que tengas.

Biolite, el hornillo con el que, mientras cocinas, puedes cargar el móvil o el vapeador. Algunos compradores ponen en duda su efectividad.

Biolite, el hornillo con el que, mientras cocinas, puedes cargar el móvil o el vapeador. Algunos compradores ponen en duda su efectividad.

 

Escoger colchoneta o colchón hinchable

Hace unos días dimos algunas pistas para escoger una tienda de campaña y un saco de dormir para nuestros viajes en moto. Hoy, como complemento indispensable, vamos a ver los diferentes tipos de colchonetas que podemos usar para aislarnos del piso.

A menos que estés acostumbrado a dormir directamente sobre el suelo es indispensable que coloques entre éste y tu cuerpo algún tipo de aislante, no solo por evitar el frío sino por aumentar la comodidad y posibilitar un sueño reparador.

En el mercado hay decenas de modelos de colchonetas o esterillas para escoger pero vamos a comentar los tres tipos básicos.

Colchoneta auto hinchable.

autohinchable

Ésta es, para mi gusto, la opción más recomendable. Las colchonetas auto hinchables están formadas por un “sándwich” de dos piezas de textil bastante resistente y una espuma porosa intercalada entre estas dos capas. Mientras la espuma está comprimida el colchón ocupa muy poco sitio lo cual es una enorme ventaja a la hora de viajar cuando hay poco espacio para el equipaje. Cuando abrimos la válvula la espuma se expande haciendo que el aire penetre en el interior de la colchoteta (de ahí lo de auto hinchable). Para terminar de hincharla solo hay que dar algunos soplidos y tendremos nuestra cama lista.

Entre sus ventajas cabría destacar, además de su pequeño peso y tamaño, la comodidad que ofrecen. El inconveniente principal es que los modelos de menos calidad se pinchan más fácil. En este aspecto es bueno colocar debajo algo que la proteja si decidimos usarla en el exterior de la tienda de campaña.

Marcas: Therm-a-rest (la que yo uso), Artiach, Trango… Los precios van desde los 35 a los 120 €

Consejo de almacenamiento: guardar siempre desplegado.

Colchón hinchable.

colchon_hinchableLos colchones hinchables son viejos conocidos en el mundo de la acampada. Suelen ser más ligeros que los auto hinchables a igualdad de tamaño. El inconveniente más destacable es que necesitan mayor volumen de aire que las anteriores  y sin un hinchador, puede resultar un engorro hacerlo cada día.

No hay que pensar que cuanto más grosor tenga resulta mejor. En caso de frío severo la cámara de aire que tenemos bajo nuestro cuerpo será mayor y, por lo tanto, más difícil de calentar.

Hay que tener cuidado con ellos porque, por regla general, se pinchan más fácil que los auto hinchables.

En cuanto a calidades, quizá por haber usado desde colchonetas de playa hasta colchones baratos de centro comercial, recomiendo decantarse por uno específico de camping. De nuevo Therm-a-rest disponen de modelos adecuados.
Puedes encontrarlos a partir de 20 € aunque los más baratos pesan más y son más delicados.

Esterilla aislante.

thermarest-z-liteLas esterillas suelen fabricarse a partir de EVA (Etileno Vinil Acetato), un copolímero termoplástico con buenas prestaciones en términos de aislamiento, flexibilidad y peso.

Son ligeras, inmunes a los pinchazos, pueden usarse para sentarse y son baratas. Como inconvenientes más destacados hay que mencionar que se comprimen después de unos cuantos usos y pierden la propiedad amortiguadora, que son de difícil transporte por su volumen y que no son demasiado cómodas, sobre todo si estás acostumbrado a dormir de lado.

Las esterillas proporcionan mayor efecto aislante que los colchones con aire pero la amortiguación es menor. Es decir, si lo que buscamos es aislarnos del suelo la primera opción sería una esterilla, luego un auto hinchable y, por último, un colchón de aire.

Otras opciones.

Además de estas tres opciones básicas hay formas de dormir cómodo combinando elementos o escogiendo algo más sofisticado.
Para economías de guerrilla se puede usar como aislante cartón o un protector solar de coche debajo de nuestro colchón de aire, incluso combinar esterilla y colchón, aunque no parece muy práctico a la hora de transportar todo.

Si nuestra economía lo permite, por algo más de 200 € podemos adquirir una “cama” de dimensiones mínimas y de menos de 1 kg. de peso:

therm-a-rest-ultralite

 

Además de estas opciones básicas que hemos ido viendo en los últimos días (tiendas, sacos y esteras), el mercado nos ofrece muchos productos destinados al camping. Para asegurarnos de que hacemos una buena compra siempre hay que reflexionar sobre el que uso vamos a darle a nuestro equipo. No es lo mismo viajar en verano con acampadas esporádicas que pasar todo el mes durmiendo en tienda de campaña bajo condiciones climatológicas variadas.

Como norma general escogeremos algo cómodo de transportar y resistente, huyendo, siempre que podamos, de las opciones de gama más baja. La tienda, el saco y el colchón forman parte del equipo básico de acampada y, en la medida de nuestras posibilidades, no deberíamos escatimar gastos.

Cascos de ciencia-ficción

La tecnología o, como gustan de decir en los noticiarios, “las nuevas tecnologías” nos rodean y nos envuelven en una vorágine de chismes que no tiene parangón en la historia. Cada semana nos sorprenden con un aparato nuevo que hace las cosas aún mejor que el anterior, aunque éstas sean de dudosa utilidad.

El penúltimo en llegar a esta carrera por ser el más puntero ha sido el casco de BMW, un prototipo conceptual que llega como respuesta a otros que ya están a la venta, como el Skully. Fue presentado en el CES 2016 de Las Vegas, la feria tecnológica más importante a nivel mundial. Pero si se cumple la máxima de Julio Verne de que “cualquier cosa que un hombre pueda imaginar, otro podrá hacerla realidad”, tenemos que prepararnos para una nueva generación de cascos y equipamiento en general que nos dejarán boquiabiertos. Y es que, hay muchas personas con imaginación desbordante.

A día de hoy estas soluciones quizá puedan parecer un poco exageradas, ciencia-ficción de última hornada basada en películas violentas y juegos de ordenador. Pero si comparamos un casco de cuero de los primeros tiempos de la motocicleta con estos últimos que se han presentado el año pasado, el salto tecnológico y de diseño que nos muestran estos artistas “futuronautas” no es tan exagerado.

Volemos hacia el futuro.

Cara de cabreo con el ceño fruncido, pantalla fotosensible y aspecto de guerrero post-apocalíptico es lo que nos presenta el artista canadiense Nivanh Chanthara en esta creación.

Sus diseños incluyen robots, cascos, armaduras, armas y todo un universo futurista que nos transporta a un mundo de película basado en la defensa y el ataque.

La mezcla de guerrillero de la resistencia con motorista recién salido de Mad Max proyecta una imagen indómita de luchador independiente. Un héroe del desierto.

 

El californiano Tim Fangon nos presenta, no solo el casco sino toda una armadura de protección fabricada en carbono y termoplásticos creados con nanotecnología. El conjunto nos recuerda un poco a Robocop y sinceramente, no se si me atrevería a poner semejante atrezzo.

El casco está dotado con sensores de visión nocturna, ventilación superior y en la mentonera, hud, cámara y toda una serie de gadgets de serie.

La armadura de protección es lo suficientemente flexible como para no restar demasiada movilidad al piloto a la par que nos ofrece una protección espectacular. Está dotado de interior termoregulable y el exterior viene recubierto por una película que reduce el coeficiente de rozamiento con el aire. Esto hace que los ruidos se vean mitigados.

Mike Andrew Nash es especialista en escultura digital, diseño, dibujo, renderización… Es capaz de esculpir las cosas más inverosímiles sin necesidad de tocar otra cosa que no sea un ordenador.

Nos presenta un casco destinado a la industria militar de la que, como sabemos, muchas soluciones técnicas acaban pasando a usos civiles.

A la vista de este diseño podemos pensar que su coeficiente de rozamiento es enorme y que esto provocará mucho ruido en el interior.. Puede ser.

Las soluciones hidráulicas empleadas para su ajuste y la ausencia de pantalla transparente nos hacen pensar en un interior lleno de tecnología punta. Sensores, cámaras, sistema de refrigeración… todo computerizado e insertado en el interior de este casco de polímeros fabricado íntegramente en impresoras 3D de última generación.

La imaginación es el motor de avance de la sociedad y estos ejemplos solo son un somero atisbo de lo que nos espera. O no.

Mi equipación de invierno

Mi equipación de invierno para la moto… es igual que la de verano. Bueno, con algunos matices.

A mi me pasa lo que a muchos motoristas a lo largo y ancho del mundo, que no tenemos dinero para invertir en equipo y que, cuando ahorramos lo suficiente para comprarnos una buena chaqueta o un pantalón de medio pelo, lo conservamos hasta que se cae a pedazos. Leemos artículos sobre ropita muy maja y nos imaginamos a nosotros mismos vestidos a la última, con protecciones de tecnología puntera y más pintureros que el mejor de los overlanders pero la realidad nos abofetea y volvemos a enfundarnos en la ropa de siempre.

En mi caso la ropa que uso para montar en moto seguro que no es la más adecuada y, estoy seguro también, que más de un purista, de esos de salón, pondrá el grito en el cielo porque no uso esto o lo otro. Give me the money, dame la pasta y verás como aparezco hecho un pincel en el próximo artículo. Mientras tanto, a tirar de lo que hay.

No uso botas de moto a pesar de tener unas que me regalaron. Después de los años estoy acostumbrado a las botas de monte y con ellas hago kilómetros en invierno y verano. ¿Son menos seguras en caso de accidente? Quizá, pero tienen GoreTex y caña alta. Ahora ya pasan el agua porque están viejas pero volvemos al inicio: es lo que hay. Como decía un vecino “no se puede ser pobre por ningún dinero del mundo”.
Los cubrebotas me los regalaron hace ocho años y ya no sirven más que para almacenar medio litro de agua cada uno alrededor de su correspondiente bota.

El pantalón es un Alpeniestars de media gala con su forro para el invierno que le quito el mes de verano. Si, en el Norte el verano dura un mes, el resto del tiempo es invierno en mayor o menor grado. No tengo ni idea del modelo y el color… antes era negro, ahora vira a un tono grisáceo desvaído. La membrana waterproof ya no funciona y tiene varios agujeros repartidos por las perneras. Tenía dos bolsos laterales pero uno de ellos quedó en algún lugar de Noruega, desmembrado en una carretera infecta después de un arrastrón.

La chaqueta es Hebo y tampoco conozco el modelo pero costaba una pasta hace seis años, alrededor de 400€. Resultó ser bastante más cutre de lo que parecía, a pesar de su precio. Se deshilachó en algunos puntos y los velcros de los puños son un invento fallido porque se sueltan constantemente.
Tiene forro interior que desmonto para convertirla en chaqueta de verano. También tuve una Dainese amarilla y negra que me regaló mi amigo Gelucho y con la que hice muchos kilómetros. Me quedaba algo grande pero servía. La cagó un gato y acabé de rematarla con la limpieza a base de hidrolavadora.

Los guantes de invierno también son de GoreTex. Me los compré en Ljubljana después de que me robasen los míos en la ciudad en la que nunca nadie roba nada. Me costaron 80 eurazos hace seis o siete años y el goretex ha dejado de funcionar: el agua entra como Pedro por su casa. Nada es eterno, ni lo bueno. Los de verano son muy fresquitos y me sientan… como un guante. Son Rev-It. El acolchado exterior ya está desintegrado en casi toda su extensión pero aún mantienen cierta presencia.

Con el casco sí gasté capricho. Me pillé de oferta un Schuberth C3 que es una maravilla. Al principio me hacía daño en la parte superior de cráneo pero una vez adaptado es una maravilla. El Pinlock ya no funciona y se empaña la pantalla, una lástima.

Además de esto, durante los meses más pejigueros de frío, uso un windstopper y camiseta térmica. Intercalado entre las dos prendas, un jersey de polartec o similar.

Y cuando llueve, un traje de aguas amarillo de marca Spidi que tiene dos años y cala el agua. Aún no se por donde pero entra hasta la zona genital, quizá para que pueda afirmar que estoy de agua hasta los cojones.

Accesorios para moteros ilegales

¿Quien de vosotros, moteros malotes, no ha tenido que llevar algo escondido en la moto? Que si unas drogas, que si un paquete sospechoso, que si unos títulos de propiedad comprometedores… La empresa Convict Custom Cycles ha venido a solucionar estos pequeños inconvenientes que tiene el transportar algo de forma disimulada, alejado de miradas indiscretas de agentes de la autoridad o amigos de lo ajeno. Se dedican a fabricar reposapiés con compartimento secreto para que podáis hacer de “mulas”, portar joyas robadas o vuestras armas en caso de que os hayan retirado la licencia.

De momento solo hay compartimentos secretos para custom y grandes cruiser, probablemente por estar influenciados por la iconografía de series como Sons of Anarchy pero si tenéis que hacer algún trabajito comprometido bien podéis acoplar este gadget a cualquier moto.

Store Boards


convict-2011-490_dxo-500x500

b0679c9f911dd419b09250c3dfad1753

 

Y si le quieres dar un toque de elegancia a lo Tarantino puedes incluir estar hermosas espuelas fabricadas por la misma empresa.

 

013

 

Es probable que, aún siendo un malo malote, seas temeroso de Dios y de la Guardia Civil así que te recomiendo que, en el interior del compartimento secreto, lleves estas bujías con truco en las que podrás portar sustancias cuya tenencia podría comprometerte. Puedes conseguirlas en Zamnesia por 2,75 €. No te arriesgues.

spark-plug

 

 

Tu seguridad, lo primero

Siguiendo con nuestra racha de artículos estúpidos, os presentamos hoy este innovador sistema de seguridad para motoristas y temerosos de accidentes en general. ¿Qué es lo más preciado que tienes en esta vida? Tu vida, claro está. Y debes preservarla a cualquier precio.

Como cuerpo frágil y material sensible que eres, te presentamos el traje de burbujas de plástico. No sólo protegerás tu integridad física sino que tendrás un excelente aislante para esos días de invierno en los que salir en moto es un acto de fe.

Encontrado en stupid.com

No te dejes engañar porque lo haya encontrado en stupid.com, como ves resulta un invento bien útil. Y elegante, claro.