Sé un Pureta Pijeras Motorizado

Han pasado ya muchos años desde que recibirte mis consejos. Ahora te miro y te veo más aposentado. Atrás han quedado aquellas ínfulas macarriles que tanto te llamaron la atención. Recuerdo que querías follarte a las chavalas de la veintena o la treintena y ser un macarra motorizado te pareció buena idea. Ahora ya estás más entrado en años. Y en carnes. Si entonces las niñas no te miraban, ahora ni te cuento. Veo que estás más centrado en las señoras de la cincuentena. Haces bien. Es mucho más práctico. Con las niñas nunca se sabe pero con una mujer de cincuenta las cosas están mucho más claras. Sobre todo las separadas, no?

Bueno, al grano que nos estamos liando y yo he venido aquí a hablar de mi libro. Ahí van los consejos de viajoenmoto.com:

Lo primero que tienes que hacer es vender esa moto. Veo que has mejorado mucho. Ya no tienes la Hyosung, la has cambiado por una custom de mucho empaque. Da igual. Fuera custom y fuera macarrismos. Ahora vas a ser un dandy, un Pureta Pijeras Motorizado, abreviando PPM.

Nos comparemos una Goldwing. Bien grande. Como el curro en la obra no iba bien no tienes posibles, claro. No pasa nada, te pillas una de las antiguas que ahora están baratas.
Vamos a meterle cositas. Lo primero la banderita de España ondeando orgullosa en la maleta. Que se vea que eres español, no un cataluño separatista o un vascuence de Iparretarrak. Enseña del solar patrio y escudo constitucional, no te vayan a tildar de facha que eso viste poco. Luego le pones unas luces en la parte trasera, cuantas más mejor. Y, si te apetece, un neón en los bajos. De este modo te aseguras de que serás el centro y las chicas no perderán ripio. Tienes razón en que ya no está muy de moda eso de las lucecitas pero sigue llamando mucho la atención.
¿Una BMW? Buenoooo…. Sería la moto ideal para un PPM pero, lamentablemente, no andas tan sobrado, hombre. Una LT o algo así me parece perfecto pero para empezar es mejor la Goldwing.

Bien, ya tienes la moto así que ahora te toca a ti. Lo primero quítate esa perilla mugrienta que te da un aire macarril que no nos interesa. Ahora somos pijos. Con lo de los tatuajes no se qué vamos a hacer así que, procura que no se vean mucho. Y te dejas crecer un poco el pelo, que no parezca que estás calvo. Si consigues peinarte con la raya de lado, ya tienes un triunfo estético.
Los complementos aquí, son importantes. Necesitas un casco tipo jet y que no se te olvide ponerle el micrófono. No hace falta que tengas el resto del intercomunicador.
De cazadora intenta conseguir una de color blanco o beige. Son menos sufridas pero tu eres un pijo y nunca te manchas. Lo mejor sería que fuese a juego con los vaqueros y con el zapato castellano. Por Dios, estos últimos que no pierdan ninguna de las borlas y que vayan siempre brillantes. Marrones o negros, con nulas concesiones al colorín.
Puede ser buena idea ir a El Corte Inglés y mirar algo de eso modernillo, sobrio y elegante. Pero con un toque juvenil y desenfadado. Ya sabes a lo que me refiero. Timberland, Forzieri, Versace… a tu gusto. No hay que preocuparse de que no tengan protecciones porque apenas si saldremos a la carretera, como siempre. Viajes cortos y en verano, no vayamos a pillar un mal aire.

Procura llevar siempre algo de marca y que se vea de forma ostentosa. Para que sea más creíble escoge algo raro y snob, tipo Bvlgari o parecido. Ni se te ocurra Emporio Armani que es la línea baja y tienes que dar imagen de exclusividad.
La cosa es que se note lo pijeras que eres y que todo el mundo sepa que perteneces a una élte. 

Ya estamos en danza. Ahora los comportamientos en actividades grupales. Si es posible siéntate cerca de la moto, que se vea que es tuya. Pide gintonic. Si vas con dinero fresco en el bolso puedes pedir ginebra de marca poco común de forma que todos te oigan. En caso contrario Larios con Finley en voz baja al camarero. Pero que no se olvide de la raja de pepino que eso queda muy moderno y entendido. 

Procura saludar estirando el brazo desde que veas al saludado. Es decir, lo ves, haces un gesto entornando los ojos como si encontraros haya sido un milagro del Señor (arqueamos ligeramente las cejas) y luego avanzas hacia él con el brazo tendido. La palma de la mano hacia abajo para que la suya quede en posición inferior. Luego vacilas un poco de tus andanzas. Para ello has tenido que ver mucho Google Street y algún blog de viajes. Sigues la conversación hablando de tendencias y, para finalizar, menciona algo de tu mucha experiencia motera.

Si, por una casualidad de la vida, te apetece ir a una concentración de motos tipo Pingüinos o similar, vete al mejor hotel que ya no tenemos edad. Ah, y cuidado con arrimarse a los macarras que no te harán ni puto caso. Lo mejor es que te acerques a un grupo de jóvenes ciclomoteros o a practicantes de terracing, cualquier grupo que no sepa mucho de qué va el rollo y que te aguanten la chapa que les vas a dar.

Como en tu pueblo o barrio ya te tienen muy calado es mejor que desplaces tu territorio de PPM a una zona un poco alejada.

Y ahora vamos a relacionarnos un poco más. Tu ya tienes una edad y puede resultarte difícil hacer según qué cosas, cierto. Pero, de nuevo, que no cunda el pánico. Para eso tenemos internet. Te harás un perfil en Facebook con fotos de cuando eras chaval (pero sin pasarse) Luego empezarás a tener amigos moteros y a dejar entrever tu mucha experiencia. Sin descaro hasta que algún pardillo/a entre al trapo. Ahí ya lo dejo a tu imaginación.
Acto seguido entrarás en los foros. Empieza por algo pequeño, un grupo sectorial o un foro monomarca. Ahí tírate el moco todo lo que puedas y hazte un nombre. Una marca personal, que se dice ahora. Dicta sentencia y sienta precedente, que se vea que controlas.

Ya estás casi listo.

Solo nos queda salir a la vida real y babosear un poco a las chavalas. Céntrate en las de tu edad porque, en caso contrario, además de no comerte nada, vas a quedar en evidencia. Nada de discotecas ni disco pubs. Busca las distancias cortas en guateques o como quiera que se llamen ahora. Y saca tus dotes de seductor al estilo Arturo Fernández. Eres un maduro interesante. Con barriga pero interesante.

No hables nunca de "tus tiempos". Tus tiempos son los actuales. Estás hecho un chaval y tienes más dinero del que puedes gastar (ojo con esto, ojo con estoooo)

Y muy "sobrao", siempre muy "sobrao" porque tu ya estás de vuelta de todo. Eres un tipo interesante y solo te rodeas de gente igual de interesante.

Nada más. Con estos rudimentos ya puedes salir a la calle con tu moto bien brillante y ser un auténtico Pureta Pijeras Motorizado.

Y mañana, queridos niños, aprenderéis a ser unos Auténticos Moteros Racingueros. 

One comment on “Sé un Pureta Pijeras Motorizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *