consejos

Opiniones sobre la experiencia de compra en Motoblouz

opiniones pantalón Motoblouz

Aquí , hecho un pincel estrenando pantalón.

El invierno pasado pasé mucho frío en moto. Mucho frío y mucha desesperación a causa de mi viejo pantalón Alpinestars. Me lo vendieron como pantalón “de cordura”. Como no tenía mucha idea de cuestiones técnicas di por buenas las explicaciones del vendedor y me llevé un pantalón que no era de cordura. Eso lo adiviné luego, cuando mi cuerpo serrano se arrastró por el asfalto de Cabo Norte. La presunta cordura se volvió loca y terminó con varios flecos. Luego se repararon a la antigua usanza, con aguja e hilo.

Por si esto fuera poco la membrana impermeable, con el tiempo dejó de serlo, y calaba agua por la zona genital. Aquello era algo bastante molesto y cada vez que llovía, acababa de agua hasta los huevos. Total, que llegó la hora de cambiar el pantalón.

Después de muchas búsquedas encontré uno de oferta en Motoblouz, la tienda online. Era un Bering con bastante buena pinta. Cordura de verdad, goretex extraible, tricapa… El único defecto era su color, un gris claro casi blanco que sí, realzaría mi apolíneo y elegante porte, pero duraría limpio un suspiro.

Aún así, lo pedí, llegó desde Francia en menos de una semana. Para venir de lejos era una espera aceptable. Cuando lo desempaqueté tenía muy buena pinta. Buenos acabados, detalles de calidad en costuras y un montón de etiquetas explicando las cualidades de la prenda. Al  presentárselo a mis piernas a éstas les dio la risa. –Haber crecido más-, dijeron con sorna. En efecto, en tan alta estima me tengo que pensé que era más alto de lo que soy. Pero mucho más.

Desilusionado, me hice a la idea de tener que cambiar el pantalón y me dirigí a la página de Motoblouz. Allí había un formulario para rellenar e imprimir. Este formulario servía para enviar, a gastos pagados desde la oficina de correos, el paquete de vuelta al remitente. Volví a empaquetar todo, tal y como había llegado, y me fui a Correos.

Antes llamé a la oficina de Motoblouz en Madrid para asegurarme de que hacía todo correctamente. Me atendió un chico con voz deliciosa y acento francés que alejó todas mis preocupaciones. Al menos en lo concerniente a la devolución. Todo fueron facilidades y charla amigable con aquel acento francés que me tenía subyugado.

En poco tiempo recibí otro pantalón más acorde con mi estatura contenida y es el que uso a día de hoy. He de decir que aún me queda un poco largo pero quizá mi contrahechura congénita tenga algo que ver.

La atención al cliente fue una maravilla y, en mi opinión, son un buen sitio para hacer compras online. Siempre y cuando el precio se ajuste a lo que buscas, claro.

Nota: Este artículo no es un post pagado, ni he recibido nada a cambio de escribirlo. Lo publico porque algunas personas han leído algún artículo en esta página sobre la tienda y me piden opiniones sobre Motoblouz

Piratas de la ruta

Frontera turquíaInternet es el pozo sin fondo de la información pero, al igual que en la vida física y real, se dan cita los comportamientos más abyectos y la picaresca extiende sus redes para atrapar a los incautos.

Rabilando por las páginas “de motos” me encuentro con una “empresa” que ofrece viajes en moto por Turquía, ente otros lugares. Buena cosa, me digo, es un país que merece la pena visitar y en el que, a pesar de los últimos acontecimientos políticos, sigue teniendo los mismos atractivos turísticos y una gran seguridad para los viajeros. Buceando en la página en cuestión intenté buscar, lo primero, el precio. No hay información, si quieres saber lo que cuesta una semana haciendo trail en Turquía tienes que preguntarles. Mala política es esta, me dije: si quieres vender algo es mejor que no escondas el precio.
Probé con la zona y sí, hay un esquema exiguo sobre la ruta a seguir (que puede ser modificada en función de las condiciones meteorológicas) en el que no se dan demasiados detalles. Para obtener más información siempre nos remiten al formulario de contacto. De nuevo secretitos e información oculta, mal asunto.

Siguiendo con la investigación, porque a esas alturas ya podría calificarlo así, intenté averiguar algo sobre la empresa que organiza los viajes. Ni un NIF, ni una dirección física, ni un solo responsable con nombre y apellidos. Todo lo que llegué a encontrar es un número de teléfono móvil sin una persona de contacto. Al hacer una búsqueda sobre ese número de teléfono no sale vinculado a ninguna empresa ni a ninguna actividad en concreto. Callejón sin salida.

“A los términos legales”, pensé, aquí siempre sale el nombre de la empresa responsable, la dirección postal, la inscripción en el registro mercantil y los juzgados a los que te remiten en caso de litigio. Sorpresa, no había nada de eso. A cambio me encontré con una larga lista de situaciones de las que la “empresa” no se hacía responsable. Cosas como, por ejemplo, que no te devolverán la fianza de la moto alquilada si la rompes y el “guía” considera que has hecho un mal uso de ella. Queda a su único criterio.

Resumiendo, en caso de tener algún percance de cualquier tipo no hay a quien pedir explicaciones y si la cosa es grave, el cliente se verá sometido a una serie de reclamaciones legales que harán que no olvide nunca su viaje a Turquía. Todos conocemos casos de grandes empresas de viajes que han dejado tirados a sus clientes y los problemas que han tenido para recuperar su dinero. Si esto pasa con operadores de renombre, ¿qué podemos esperarnos de alguien que ni siquiera tiene un domicilio social?

Montar una página web en la que te eriges como “organizador de viajes” es muy sencillo y hay quien no se resiste a lanzarse a una miniaventura empresarial por ver si cuela. Ejemplos como este que me he encontrado los hay a patadas y hay que ser muy cuidadoso a la hora de poner nuestra confianza y nuestro dinero en manos de terceros.

Las administraciones públicas deberían controlar a estos piratas que se mueven en el límite de lo legal, revendedores, muchas veces, de los viajes de empresas de terceros países y con nula responsabilidad en caso de reclamación.

Si estás pensando en contratar un viaje, antes de adelantar el dinero de la reserva, comprueba que los promotores, además de cobrar, te cuiden y te den garantías.

Cinco consejos para evitar el fraude en viajes organizados.

  1. Comprueba que la empresa con la que vas a contratar los servicios es legal y está dada de alta en el registro mercantil.
  2. Busca información en foros y redes sociales sobre personas que hayan viajado con ellos.
  3. No te fíes de ofertas anormalmente baratas.
  4. Exige un contrato y lee toda la letra pequeña. Guarda copia.
  5. Compara precios con otras agencias.

Y, por encima de todo, usa tu sentido común.

 

Qué es el registro de viajeros del Ministerio de Asuntos Exteriores

A veces salimos de viaje en moto sin un rumbo fijo, dejándonos llevar por el instinto o por el capricho de cada momento. En otras ocasiones llevamos una ruta marcada, con plazos y con lugares fijos de paso. En estos casos quizá sea interesante comunicar al Ministerio de Asuntos Exteriores dónde vamos a estar para que sepan de nosotros en caso de desastre.

Imagínate viajando por japón cuando el desastre del tsunami. Piensa en ti mismo viajando por un lugar un poco más cercano, Ucrania, cuando estalló la guerra. O aún más cerca, las inundaciones en el Sur de Italia en 2015. Las comunicaciones no funcionan y no puedes ponerte en contacto con los tuyos. En esos momentos que alguien sepa que estás por la zona afectada puede salvarte de algún apuro.

Para ello es necesario inscribirse en el registro de viajeros del Ministerio de Asuntos Exteriores. El Registro de Viajeros es una herramienta que el Estado pone a tu disposición para facilitar el contacto contigo cuando estés desplazado en el extranjero, sin que tengas fijada la residencia en otro país. Es decir, cuando estás viajando.

No creas que desde el consulado te van a estar enviando wathsapps todos los días para saber cómo te va, está pensado para localizarte o contactar, siempre que sea posible, en caso de emergencia grave, es decir, un desastre natural, un conflicto armado o cosas parecidas.

Y, por supuesto, el estar inscrito en este registro no es óbice para que sigas siendo responsable y actuando con la mayor diligencia posible para evitar situaciones de riesgo.

Para determinados países, es necesario consultar las Recomendaciones de viaje del Ministerio (a veces son un poco exageradas) ya que en ellas se indica que, además de inscribirse en el Registro de viajeros, es muy aconsejable comunicar los datos del viaje directamente a la Embajada o Consulado correspondiente.

¿Cómo me registro?

Desde la Sede Electrónica del Ministerio de Asunto Exteriores y Cooperación.

Cuando te registras por primera vez, se crea una cuenta con un nombre de usuario y una contraseña. Esta cuenta te permitirá acceder al registro cuantas veces necesites para actualizar tus datos personales y los datos de tus viajes, que no pueden sobrepasar los 182 días. No tomes esto al pie de la letra: puedes viajar todo el tiempo que te de la gana pero has de actualizar las fechas. Los datos permanecen accesibles hasta siete días después de la fecha de finalización, luego se borran.

Si tienes más dudas sobre el Registro de viajeros, consulta las FAQs y la Política de privacidad.

Diez consejos útiles para viajar con tus papeles seguros

pasaporteEstar preparado para cualquier eventualidad que surja durante un viaje al extranjero suele ser el mejor comienzo en caso de que los problemas se presenten. La mayoría de las veces esos problemas implican la presentación de documentos o, en casos más serios, contacto con la embajada.

Para tener la seguridad de que nuestra cuota de burocracia está a buen recaudo hay una serie de trucos útiles para salvaguardar toda esa información que nos identifica como administrados de la sociedad moderna.

  1. Llevar en la moto fotocopia compulsada de todos los documentos. Una fotocopia, por mucha compulsa que lleve, no sustituye al documento original pero de llevarlas, mejor que sean compulsadas.
  2. Si tienes suficiente imaginación como para conseguir dos pasaportes estás de enhorabuena. En según qué países nunca faltará alguna “autoridad” que quiera amenazarte con no devolverte el pasaporte si no accedes a pagar la mordida. Así la amenaza será menor.
  3. Escanea todos los documentos importantes (puedes hacerlo hasta con aplicaciones para móvil) y guardalos en un lápiz de memoria, en el móvil o el cualquier dispositivo físico desde el que puedas descargarlos.
  4. Sube tus documentos escaneados a la nube. Drop Box, Google Drive o cualquier sistemade almacenamiento en internet es bueno para estos propósitos.
  5. O envía los documentos a tu propia dirección de correo electrónico.
  6. Lo mismo que hagas con los documentos hazlo con los billetes electrónicos de ferry, con las reservas de hotel, etc.
  7. Las tarjetas de crédito son tan importantes como el DNI. Escanéalas o fotografíalas y guárdalas en bolsos separados para no quedarte sin nada en caso de pérdida o robo. Apunta también el número de teléfono al que hay que llamar en caso de pérdida o sustracción para anularlas de forma inmediata.
  8. Solicita la Tarjeta Sanitaria Europea para tener asistencia en los países de la Unión Europea y asociados.
  9. Consulta los requisitos de los países a visitar en cuanto a normativa legal, vacunas, etc.
  10. Guarda los números de teléfono de consulados y embajadas españolas en los países que vas a visitar. En caso de emergencia consular puedes llamar a estos números 91 394 89 00. Fuera de horario de oficina se puede llamar al 91 379 97 00.Ten en cuenta que las embajadas y consulados pueden, entre otras cosas:
  • Expedir pasaportes.
  • Prestar asistencia a detenidos.
  • Adelantarte dinero, en caso de emergencia, para tu repatriación.
  • Remitir comunicados a organismos españoles.

Pero en ningún caso te van a:

  • Prestar dinero ni pagarte multas.
  • Garantizarte mejor asistencia sanitaria.
  • Hacer de asistentes sociales.
  • Ser guías de viaje.

Que tengas buen viaje!

Si este artículo te ha resultado útil, compártelo!

Comprar “on-line” en tiendas de motos

Que internet es el paraíso de las compras no es ninguna sorpresa. Aunque te puedes llevar alguna si no escoges bien el establecimiento. Esto de las compras on-line debería ser como en la vida real: tenemos que escoger el lugar que nos de mayor confianza y buenos precios.

  • Tienda de motosLo primero es perderle el miedo a usar la tarjeta y no sospechar de todo el mundo. Los métodos de pago electrónico son seguros y no hay por qué estar pensando en un posible fraude. Si vamos a realizar una transacción que implique contraseñas y datos “sensibles” de nuestra cartera tendremos que escoger una conexión segura y olvidarnos de pillar la primera wifi gratuita que encontremos por la calle. Ahí nunca estaremos seguros de si esa conexión está siendo monitorizada por los ciberdelincuentes.
  • Asegúrate de que el comercio en el que compras admite devoluciones con facilidad. Tiendas como Motoblouz, por ejemplo, ofrecen la posibilidad del cambio del producto si este no es de tu agrado o no funciona como esperabas y así lo reflejan, con claridad meridiana, en la página web. Por otra parte, comprar equipamiento motorista es relativamente fácil que la cazadora, el casco o el pantalón no te sienten como esperabas; en ese caso es muy de agradecer que el trámite del cambio de talla sea rápido y gratuito.
  • Mucho cuidado con los chollos. Si te ofrecen un Schuberth C3 Pro 6s por cien euros ¿no sospechas que hay algo raro? Pues eso, un timo. Si sabes que un producto cuesta equis, no intentes conseguirlo diez veces más barato porque, con toda probabilidad, perderás tu dinero. Viene a ser como el timo de la estampita de toda la vida pero trasladado a la red donde no puedes salir corriendo detrás del chorizo que te ha estafado. Otra cosa son las ofertas. En ocasiones puede tratarse de una renovación de stock, de adaptarse a la nueva temporada o de hacer sitio en el almacén. Es bueno estudiarlas en la tienda y comparar con todo lo que nos ofrece Internet.
  • De nuevo, cuidado con las ofertas por correo electrónico. Particularmente nunca me ha gustado ese modo de publicitarse porque viene a ser como el tradicional buzoneo de toda la vida. Es relativamente sencillo hacerse con una lista de miles de direcciones de email y bombardear a los usuarios con publicidad: el spam. Te das de alta en un foro, participas en un concurso o te registras en un newsletter motero y tu correo ya puede pasar a una lista de posibles clientes. ¿Comprarías algo a un spammer? Yo lo tengo muy claro.
  • ¿Tienen vida fuera de la red? En Internet hay mucho emprendedor y también mucho listillo que se monta su tenderete sin demasiados escrúpulos. Yo mismo anduve metido en esos barrizales. El truco está en comprar barato y vender caro pero eso ya lo sabías, ¿no? Comprueba que en la página aparece el nombre legal de la empresa y el domicilio fiscal, que es una empresa seria, vamos. Si no lo haces puede ocurrir que creas que estás tratando con una empresa y no sea más que un particular ávido de ganancias. En este caso las fechas de entrega suelen dilatarse y las reclamaciones, si las hay, son mucho más complicadas.
  • A la hora de pagar comprueba que los datos van a circulan por una conexión segura. Esto lo sabrás si la url de la página de pago comienza por https y aparece con el icono de un candado en la barra de direcciones. En caso de que no sea una conexión segura tus datos podrán ser interceptados por un tercero y duplicarte la tarjeta, por ejemplo. Una conexión segura da… seguridad.
  • A la hora de pagar es importante que te den a escoger más de un método. Yo uso desde hace muchos años PayPal o tarjeta de crédito de forma indistinta. Si hay saldo en la cuenta de PayPal gasto de ahí y si no lo hay, tiro de tarjeta. El pago con PayPal es tan seguro como la tarjeta, con la ventaja de que no tienes que memorizar más que tu correo y tu contraseña. En una ocasión, a raíz de un robo de contraseñas en PayPal me vaciaron la cuenta unos ciberdelincuentes de California. Trescientos euros que volaron. Después de susto inicial llamé a la empresa en Madrid y en menos de media hora volvía a tener todo el dinero en mi cuenta. Desde entonces es mi método de pago preferido.
  • Una buena opción es tener una tarjeta virtual y una cuenta destinada a las compras por internet. De este modo, y si eres un poco prudente, quizá puedas racionalizar el gasto y no ser un esclavo de las compras por la red.

Para finalizar, y a modo de resumen: sentido común. Puedes encontrar buenos precios en la red porque una tienda virtual no tiene los mismos gastos que una tienda física pero no esperes encontrar “duros a cuatro pesetas”

 

Consejos para que no te roben la moto

Circula estos días por las redes sociales el caso de un madrileño al que le robaron la moto, una Kawasaki z800, delante de su trabajo. Aún siendo Barcelona la ciudad española con mayor número de robos de motocicletas con mucha diferencia, Madrid es otro de los puntos calientes. El caso no tendría nada de extraño si no fuera porque el propietario tenía bloqueado el manillar, instalada una alarma de 120 dB y un sistema de detección GPS. Lo curioso es que la moto está localizada en una zona de chabolas pero nadie se atreve a entrar a por ella.

Este ejemplo sirve para ilustrar que nadie está a salvo de los ladrones y pueden actuar en cualquier momento. El 85% de los robos son fortuitos, a salto de mata; los delincuentes ven el momento propicio y se llevan la moto. El 15% restante son robos profesionales, planificados y llevados a cabo con más meticulosidad. partiendo de estas premisas vamos a hacer un repaso por las precauciones a tener en cuenta cuando dejamos la moto fuera de nuestra vista:

¿Dónde aparcar?

El sentido común nos lo indica: en lugares transitados y con buena iluminación. Bares, restaurantes, cines… Si hay cámaras de seguridad mucho mejor y si la sede de algún ministerio o la de la mismísima policía está cerca, situación ideal.

Dirección bloqueada

Estamos hartos de ver vídeos en los que parece muy fácil reventar un bloqueo de dirección pero que eso no te importe. Bloquea y por lo menos, tendrán un impedimento más para llevársela rodando tranquilamente.

La cadena

Al igual que con el bloqueo pueden forzarse, pero se necesita algo de tiempo y tranquilidad. Candados de disco, candados de horquilla, cadenas reforzadas…. todo vale. Y no te cortes a la hora de colocar elementos de seguridad: un candado de disco no excluye que la moto esté anclada mediante una cadena a un elemento fijo.

Alarma

En el ejemplo que ponía al principio la alarma no funcionó correctamente, pero no es lo normal. Una buena alarma de 120 decibelios echa para atrás a más de un chorizo de segunda.

Serigrafiado ultravioleta

Algunos seguros de moto económicos ofrecen el kit de serigrafiado para que marques la piezas de tu moto con el número de bastidor. Estos números sólo son visibles bajo luz ultravioleta. El identificar cada pieza de tu moto quizá no evite el robo pero el comprador podrá identificar si el material es robado y denunciarlo.

Siempre alerta

Acostúmbrate a quitar siempre las llaves del contacto. Parece una perogrullada pero no debe quedar en el contacto ni cuando vas a pagar la gasolina.
Por supuesto, si estás intentando venderla, nada de pruebas en solitario ni siquiera aunque te dejen el DNI y la cartilla del banco.

Contratar un buen seguro

No evitará que te roben la moto pero por lo menos no sufrirás la frustración de perder uno de tus bienes más queridos. ¿Qué seguro contratar? Uno con una buena cobertura en caso de robo. Aquí hemos hablado de seguros algunas veces pero lo más práctico quizá sea acudir a un comparador de seguros como Arpem y así repasar toda la oferta.

Cómo conseguir patrocinadores para un viaje

Cuando hablas de “patrocinadores” de viaje con alguien que no está muy ligado al mundillo este de los viajes en moto se queda, como dicen ahora, “con el culo torcido”. La primera pregunta que surge es ¿Cómo, que te van a pagar por irte de viaje?

Dicho así suena un poco fuerte, la verdad, pero analizándolo fríamente la mayoría de los que buscan patrocinadores para un viaje lo único que pretenden es que alguien les pague las vacaciones. No pasa nada, no hay nada que reprochar y es muy lícito intentar sacar dinero de debajo de las piedras para cumplir nuestro sueño pero, ¿qué es lo que se ofrece a cambio?

Cuando El Búfalo hizo su primer viaje, la vuelta al mundo, buscó patrocinadores entre sus amigos, bares y comercios de la zona que le brindaron su apoyo con pequeñas aportaciones en un blog que apenas tenía visitas. Pero la gente que lo conocía confió en él y su alocado proyecto.

Charley Booman y Ewan McGregor, con un proyecto mucho más ambicioso, buscaron patrocinadores a otro nivel y aún así, hubo empresas como KTM que les dieron con la puerta en las narices. Por cierto, al responsable de haber denegado el apoyo de la marca a “Long Way Round” habría que preguntarle ahora qué es lo que opina de la decisión que tomó en su momento y las repercusiones que eso tuvo para la marca.

Estos son sólo dos ejemplos de gente que ha vendido su “marca personal” con éxito a pesar de poner sobre la mesa proyectos muy diferentes.

cropped-DSC_0114.jpg

Lo primero que hay que pensar antes de pedir la ayuda a una empresa es qué es lo que tienes que ofrecer. Qué le vas a dar tú a la empresa a cambio de su apoyo, bien sea económico o en especie. Nadie te va a regalar nada ni te va a ofrecer una parte de los beneficios empresariales sin no ve claro que vaya obtener algo a cambio. Al fin y al cabo el objetivo último de  una empresa es ganar dinero.

Si tu marca personal no tiene visibilidad en las redes sociales, que viene aser algo así como que no te conozcan ni en casa, lo tendrás mucho más complicado y has de empezar por ahí si quieres que tu proyecto salga a flote.

Noemí Casquet y Alberto Frost con su “Two and the Road“, una pareja con un proyecto fresco de vuelta al mundo, han comenzado por ahí, por hacerse un hueco en el mundo de los viajes, por marcar la diferencia con su marca personal y con ofrecer un proyecto nuevo y diferenciado de los demás. El juego del sexo y la seducción son su divisa, mezclando viaje, provocación y enfoques diferentes para contar su aventura. A partir de ahí comienza la búsqueda de financiación y apoyos.

Trabajarse una marca personal, el branding, no es sencillo y requiere muchas horas de dedicación. En la red hay cientos de páginas que hablan de ello y que pueden ayudar a construir nuestra marca que, como he apuntado al principio, no deja de ser uno mismo.

Una vez estamos asentados, con todos nuestros activos vinculados (blog, foro, redes sociales…), con nuestra imagen definida (logo), nuestra identidad corporativa identificable por los usuarios y un buen posicionamiento estaremos en disposición de presentar nuestro proyecto a los posibles patrocinadores. Que nadie se asuste porque, a pesar de utilizar términos de marketing, no pretendemos ser viajeros mediáticos de la noche a la mañana. Lo que buscamos es que nuestro proyecto y nuestra marca tengan cierta relevancia pero sin pretender convertirnos en una multinacional.

En el proyecto que vamos a presentar han de quedar bien claros dos conceptos: el primero es qué vamos a hacer y el segundo qué es lo que el patrocinador va a obtener a cambio. A las empresas llegan proyectos como el tuyo, o mejores, cada dos por tres y la mayoría se queda sin apoyo. ¿Qué tiene el nuestro para que opten por apoyarlo? No es necesario un viaje al quinto infierno en busca de pigmeos gigantes ni otras cosas extravagantes. Al patrocinador lo que le va a interesar es cómo difundes su imagen y cómo puedes aumentar sus ventas o su penetración en el mercado.

Lolo Pámanes, KMCero, Hagon, DsBike, Humboltd o Ventz, por ejemplo, son empresas que creyeron que su marca se vería reforzada si nos apoyaban en nuestro viaje a Turquía el año pasado. Álex y yo les presentamos un proyecto claro de un viaje sencillo pero que podía tener la suficiente penetración en el mundo de los viajes en dos ruedas como para invertir en él. No había grandes ambiciones, ni retos mundanos disfrazados de gran aventura, la idea era simple: nos vamos de viaje y lo contamos.

¿Qué te van a ofrecer las empresas a cambio?

Principalmente material. Puede ser ropa, neumáticos o equipación pero en raras ocasiones te van a ofrecer dinero a menos que tú seas capaz de generar beneficios. Si quieres conseguir dinero en metálico tienes dos opciones: obtener pequeñas cantidades en comercio local, como hizo El Búfalo o plantear un proyecto a lo grande como Miquel Silvestre o Fabián Barrio.
Así que, con este panorama la siguiente pregunta es:

¿Merece la pena?

¿Te resulta rentable anímica y emocionalmente andar mendigando unos guantes, unas bolsas de viaje o unas botas? Pues depende de cada uno y de su economía. Si lo sumas todo, y me refiero a cosas que necesitas, cosas imprescindibles que tendrías que comprar si no te las regalan, y el saldo es muy positivo, pues sí. En caso contrario has de plantearte si merece la pena todo el trabajo previo de branding, de posicionamiento, de horas de redes sociales y la esclavitud que supone hacer una crónica diaria, vídeos, etc.  a cambio de material.

Caso distinto es si te pagan por escribir artículos para una o varias publicaciones o si consigues un patrocinador fuerte que te tutele. Pero en ese caso no estarías leyendo este artículo, estarías trabajando en lo tuyo.

Diez consejos para escoger compañero de viaje

Zac y Olivier.

A la hora de hacer un viaje largo en moto son muchas las personas a las que les preocupa hacerlo en solitario. Y con razón. En caso de tener cualquier percance, por pequeño que sea, no todo el mundo está igual de preparado para afrontarlo en solitario. No sólo eso, el compartir con otras personas la experiencia de conocer un sitio nuevo, la emoción de descubrir otros paisajes y culturas, es algo que puede vivirse con más intensidad si uno está acompañado.

Internet es una buena herramienta para entrar en contacto con personas que tienen las mismas aficiones, los mismos gustos y que gocen con las mismas o parecidas sensaciones. Es fácil, por tanto, lanzarse a la red en busca de compañeros de aventuras para realizar un gran viaje. Sin embargo no es oro todo lo que reluce y en ocasiones, podemos vernos guiados por la emoción de los preparativos y la ilusión del viaje y meter la pata en el momento de escoger a nuestros compañeros de aventuras en moto.

Yo he viajado con personas a las que no conocía más que del intercambio de algunos mensajes a través de correo electrónico. En ocasiones salió bien y en otras… no tan bien. Recuerdo que uno de ellos me contaba que, en un viaje a Senegal, su compañero de viaje, conocido en un foro, estaba más interesado en irse de putas que en cualquier otra cosa. Nada que reprochar pero cuando una de las partes no está por la labor la cosa puede desembocar en problemas. Que fue lo que al final les ocurrió.

Para evitar situaciones no deseables al viajar con desconocidos, aquí van una serie de consejos que deberías aplicar cuando busques compañeros de viaje en internet.

1. Conocerse.

Lo ideal sería realizar alguna ruta juntos a modo de prueba. Un fin de semana, una concentración o un par de días de convivencia sería lo deseable antes de embarcarse en el gran viaje. Ahí os iréis tanteando y conociendo. Si surge algún roce o discrepancias es el momento de profundizar en ello.

2. Sobre gustos no hay nada escrito.

O sí. Hay tanto escrito que es para perderse pero vosotros vais a hacer un viaje juntos y quizá convenga poner algunas preferencias en común. Si tú eres un apasionado de los aviones y vas a visitar todos los aeródromos y fábricas de Boeing de Europa quizá debas advertírselo a tu compañero de viaje que puede ser más aficionado por ejemplo, al putiferio y la mandanga.

3. Comportamientos.

Conviene fijarse en cómo se enfrentan los viajeros futuribles a las situaciones normales de la vida. ¿Troleo en los foros? ¿Broncas continuas? ¿Apatía en general? ¿Se arroncha a la hora de pedir la cuenta? Vais a estar juntos unas semanas así que será mejor ir averiguando cómo se comporta en situaciones relajadas para intuir como lo hará en las tensas.

4. Filias y Fobias.

Asegúrate de que vuestras obsesiones sean parecidas. Si hay que llegar a tal o cual punto porque ese es el objetivo del viaje es mejor que lo sea para todos los componentes de grupo. También conviene hablar sobre las posibilidades de cambiar la ruta sobre la marcha o ceñirse siempre al plan previsto.

5. Más de tres es multitud.

Tres no es un número malo del todo pero ahí está el límite. Siempre se corre el riesgo real de que dos se alíen contra el tercero y que uno quede en desventaja. Poco a poco surgirán adhesiones inquebrantables y el número máximo de aliados será de dos. El tercero se sentirá desplazado y será causa de problemas. Lo mejor, dos personas. Y cuidado con los viajes de parejas. Aquí es más que complicado gestionar situaciones límite porque ellos dos ya forman equipo desde mucho antes de que tú aparecieses.

6. Ante la duda: no.

Si tienes dudas con alguno de los componentes de la expedición di abiertamente que no. Tú eres el que organiza, son tus vacaciones y no puedes permitirte arriesgarlas viajando con alguien sobre el que tienes dudas desde el principio. Honestidad para contigo y para con los miembros del grupo.

7. Los pactos.

Antes de salir deberíais dejar muy claro hasta qué nivel de compromiso estáis dispuestos a asumir. Yo, como norma, exijo una tienda de campaña por persona y el compromiso de que antes de que las cosas se pongan feas cada uno se vaya por su lado. En caso contrario el viaje puede llegar a ser un infierno. En Turquía uno de los componentes del equipo nos dejó y en el viaje a Mauritania, también. Cuando una situación se vuelve demasiado tensa y no tiene visos de solución lo mejor es ejecutar el pacto.

8. Busca cualidades.

Busca personas que sean divertidas y habladoras, que tengan cierta capacidad resolutiva y que, por encima de todo, sean respetuosas con los demás. Otras virtudes como el dominio del idioma o la experiencia en viajes  pueden quedar en segundo plano en favor de un mayor “don de gentes”, por poner un ejemplo.

9. Los dineros.

Hablad del dinero antes de salir. ¿Cómo vais a organizar los gastos? ¿Pondréis un fondo para gastos comunes? ¿Cada uno lo suyo? El hacer un fondo común para comidas, albergues o copas puede ser una buena forma de cohesionar el grupo pero aseguraos de que el gasto por persona es equitativo para que no haya abusos que generen discrepancias.

10. La Internet.

Recuerdo que, en el viaje a Cabo Norte, Álex y yo teníamos nuestro “momento McDonalds” para acceder a la wifi del local. Eso puede llegara resultar molesto para algunos compañeros de viaje por lo tanto es preferible hablar estas cosas antes. Lo mismo sirve para las fotos que se suben a las redes sociales o las “aventuritas” que se comparten en la red.

Corolario: Lo único que hace falta para escoger un buen compañero de viaje es un poco de sentido común y algo de tino. Todos conocemos casos cercanos en los que una persona consiguió poner de uñas a todo el grupo y en los que resultaba imposible un mínimo de armonía. Viaja libre y preparado para cualquier eventualidad, con la mente abierta y la determinación firme de que nadie tenga el poder de estropear tu pequeña aventura particular.

Cómo pulir la pantalla del casco para quitarle los arañazos

arcilla-blanca-para-limpiar-pulir-proteger-y-abrillantar-4649235z0Que se te caiga el casco, con ese sonido tan desagradable que todos conocemos, y que se te raye la pantalla al rodar por el suelo, es una desgracia en toda regla. Pero antes de desembolsar un dineral por una pantalla nueva prueba a seguir nuestros consejos e intenta pulir la pantalla por ti mismo. Verás que no resulta difícil y que aún puedes seguir con la misma durante un tiempo.

Para ello solo tienes que disponer de una Dremel (o la versión barata de imitación) y un bote de Arcilla Blanca, Robin, Pierre Verte o similar, una pasta limpiadora de uso doméstico.

Notas para viajar a Turquía en barco.

IMG_5135Me preguntan varios oyentes de Viajo en Moto que cómo hemos organizado lo del viaje a Turquía, sobre todo lo de los viajes en barco.

Bien, lo primero que hicimos fue reservar pasaje con la compañía Grimaldi desde Barcelona a Chivitavecchia. Billete de ida para una persona y una moto: 105 euros. Si reservas camarote 120.

¿Qué diferencia hay entre camarote y butaca, que es lo que yo reservo siempre? Pues que en camarote, al menos en la versión barata, compartes habitáculo con otras tres personas y en butaca duermes en una sala de butacas reclinables, parecida a un cine.

Yo prefiero butaca porque monto mi campamento en uno de los rincones y voy tan cómodo como en el camarote. Estiro la esterilla, el saco de dormir y ahí me las den todas. En este viaje, además, llevaba el saco de malla de acero de Humboldt y no tenía que ir cargando con el iPad, ni otras cosas de valor.

Mi recomendación con esto del camarote es que, si no te importa compartir un espacio reducido y caluroso con tres desconocidos, escojas camarote. En caso contrario, butaca. Hay más opciones, pero son más caras, por ejemplo reservar camarote individual pero ahí ya se dispara el presupuesto.

En el viaje de vuelta, hasta Barcelona, viajé con tres marroquíes a los que se les había terminado el sueño europeo. Se metieron en el camarote a las diez de la noche y no salieron hasta el día siguiente a las cuatro de la tarde. Y porque los obligaron.

IMG_5282

Campamento en la sala de butacas

Seguimos. El segundo viaje en barco, también reservado con antelación, fue desde Ancona hasta Ingoumenitsa. El mismo precio que desde Barcelona a Civitavecchia, 105 €. Sale de Ancona a las dos de la tarde y llega a Grecia a las ocho de la mañana del día siguiente.

Pros y contra de esto de los barcos. Pues, que te pasas un montón de horas navegando en lugar de viajando en moto pero te evitas un montón de kilómentros de autopista y en cinco días, o menos si no tienes compasión por ti mismo, te plantas en Estambul. Por otra parte, navegar siempre es un placer, conoces gente y el barco es un lugar perfecto para darse a la reflexión, para escribir o para cualquier otra actividad placentera.

Para salir de Turquía ya no teníamos reserva porque no hace falta. Desde la ciudad de Cesme, un pueblo turístico y agradable de visitar, se toma un pequeño ferry a la isla de Chios, que ya es Grecia. Para salir de Turquía la policía te somete a un registro bastante exhaustivo pero parece que solo buscan cosas gordas. Es decir, que si compraste un kilo de heroína de Afganistán en Ankara, lo puedes pasar sin problema porque no te lo van a detectar.

Allí hay mucho papeleo aunque, afortunadamente, más eficacia funcionarial que en la entrada.

IMG_5270

Una vez en suelo europeo en la isla de Chios, una rubiaza nos vendió los billetes para salir a las once de la noche en dirección a El Pireo, el puerto de Atenas. La misma maniobra con el asunto de los camarotes solo que aquí tienes una opción más que se suma a camarote y butacas: cubierta, es decir, viajas con la clase de tropa. Aquí ya tienes que buscarte la vida para dormir y no embarcar el último porque se ocupan los mejores sitios. Hay gente debajo de las escaleras, en rincones apartados y, por supuesto, en la cubierta de cafetería. Yo escogí una de las cubiertas superiores porque, como llevo saco de dormir, no me importan las brisas marinas.

Campamento en uno de los pasillos

Campamento en uno de los pasillos

Desde Atenas me fui a Patra y lo primero que hice fue sacar el pasaje a Bari en una agencia que encontré en la avenida del puerto. Tenía la opción también de ir a Brindisi pero me ahorraba algún kilómetro yendo a Bari. No es necesario buscar la agencia por la ciudad porque el el mismo puerto donde haces el check-in puedes sacar el billete.

Eso mismo es lo que hice al día siguiente en Chivitavecchia, sacar en la misma agencia del puerto el billete para mi y para mi moto.

Tengo bastante experiencia en viajar en ferry. Desde los fiordos noruegos hasta todo esto del Mediterráneo, pasando por el Reino Unido y alguno más. Y puedo deciros que es una forma cómoda, rápida e inteligente de viajar si no tienes muchos días y quieres ir al grano. Para pasar una semana en el Sur de Italia, qué prefieres, tardar cuatro días desde España yendo por carretera o salir de Barcelona yn viernes por la noche y estar cenando en Roma al día siguiente? Pues eso, depende del tiempo de que dispongas y del dinero que tengas. En mi caso, si voy a rodar Turquía en moto prefiero saltarme algunos tramos que no me van a aportar nada más que gastos y cansancio.

Algunos enlaces útiles:

Naviera Grimaldi

Comprar billetes

Naviera Minoan

Puerto de Chivitavecchia

Puerto de Barcelona

Nueve cosas que NO debes hacer para publicar un buen vídeo de motos

videocamaraNo soy ningún experto en vídeo. Es más, ni siquiera soy muy devoto del formato porque, para encontrar uno bueno hay que visionar cientos de ellos que no hay por dónde cogerlos. No voy, por lo tanto, a dar consejos de edición de vídeo como hacen otros que tienen la misma idea que yo. Lo que sí voy a hacer es desvelar lo que NO debes hacer si quieres que tus vídeos de motos tengan unos ciertos visos de calidad. O, por lo menos, que sean pasables.

Diez Consejos para Viajeros Principiantes

Llegan a nuestro correo electrónico muchas consultas y dudas sobre viajes, cómo organizarse, por dónde empezar. Creo que es mejor descubrir por uno mismo esos secretos y que cada uno debe ir elaborando sus propios trucos y mecánica de viaje pero, para aquellos a los que les hace falta un pequeño empujón para salir a descubrir los viajes en moto, ahí van una serie de diez consejos que pueden resultar útiles para a la hora de animarse a tomar la decisión. Read More