equipación

Escoger colchoneta o colchón hinchable

Hace unos días dimos algunas pistas para escoger una tienda de campaña y un saco de dormir para nuestros viajes en moto. Hoy, como complemento indispensable, vamos a ver los diferentes tipos de colchonetas que podemos usar para aislarnos del piso.

A menos que estés acostumbrado a dormir directamente sobre el suelo es indispensable que coloques entre éste y tu cuerpo algún tipo de aislante, no solo por evitar el frío sino por aumentar la comodidad y posibilitar un sueño reparador.

En el mercado hay decenas de modelos de colchonetas o esterillas para escoger pero vamos a comentar los tres tipos básicos.

Colchoneta auto hinchable.

autohinchable

Ésta es, para mi gusto, la opción más recomendable. Las colchonetas auto hinchables están formadas por un «sándwich» de dos piezas de textil bastante resistente y una espuma porosa intercalada entre estas dos capas. Mientras la espuma está comprimida el colchón ocupa muy poco sitio lo cual es una enorme ventaja a la hora de viajar cuando hay poco espacio para el equipaje. Cuando abrimos la válvula la espuma se expande haciendo que el aire penetre en el interior de la colchoteta (de ahí lo de auto hinchable). Para terminar de hincharla solo hay que dar algunos soplidos y tendremos nuestra cama lista.

Entre sus ventajas cabría destacar, además de su pequeño peso y tamaño, la comodidad que ofrecen. El inconveniente principal es que los modelos de menos calidad se pinchan más fácil. En este aspecto es bueno colocar debajo algo que la proteja si decidimos usarla en el exterior de la tienda de campaña.

Marcas: Therm-a-rest (la que yo uso), Artiach, Trango… Los precios van desde los 35 a los 120 €

Consejo de almacenamiento: guardar siempre desplegado.

Colchón hinchable.

colchon_hinchableLos colchones hinchables son viejos conocidos en el mundo de la acampada. Suelen ser más ligeros que los auto hinchables a igualdad de tamaño. El inconveniente más destacable es que necesitan mayor volumen de aire que las anteriores  y sin un hinchador, puede resultar un engorro hacerlo cada día.

No hay que pensar que cuanto más grosor tenga resulta mejor. En caso de frío severo la cámara de aire que tenemos bajo nuestro cuerpo será mayor y, por lo tanto, más difícil de calentar.

Hay que tener cuidado con ellos porque, por regla general, se pinchan más fácil que los auto hinchables.

En cuanto a calidades, quizá por haber usado desde colchonetas de playa hasta colchones baratos de centro comercial, recomiendo decantarse por uno específico de camping. De nuevo Therm-a-rest disponen de modelos adecuados.
Puedes encontrarlos a partir de 20 € aunque los más baratos pesan más y son más delicados.

Esterilla aislante.

thermarest-z-liteLas esterillas suelen fabricarse a partir de EVA (Etileno Vinil Acetato), un copolímero termoplástico con buenas prestaciones en términos de aislamiento, flexibilidad y peso.

Son ligeras, inmunes a los pinchazos, pueden usarse para sentarse y son baratas. Como inconvenientes más destacados hay que mencionar que se comprimen después de unos cuantos usos y pierden la propiedad amortiguadora, que son de difícil transporte por su volumen y que no son demasiado cómodas, sobre todo si estás acostumbrado a dormir de lado.

Las esterillas proporcionan mayor efecto aislante que los colchones con aire pero la amortiguación es menor. Es decir, si lo que buscamos es aislarnos del suelo la primera opción sería una esterilla, luego un auto hinchable y, por último, un colchón de aire.

Otras opciones.

Además de estas tres opciones básicas hay formas de dormir cómodo combinando elementos o escogiendo algo más sofisticado.
Para economías de guerrilla se puede usar como aislante cartón o un protector solar de coche debajo de nuestro colchón de aire, incluso combinar esterilla y colchón, aunque no parece muy práctico a la hora de transportar todo.

Si nuestra economía lo permite, por algo más de 200 € podemos adquirir una «cama» de dimensiones mínimas y de menos de 1 kg. de peso:

therm-a-rest-ultralite

 

Además de estas opciones básicas que hemos ido viendo en los últimos días (tiendas, sacos y esteras), el mercado nos ofrece muchos productos destinados al camping. Para asegurarnos de que hacemos una buena compra siempre hay que reflexionar sobre el que uso vamos a darle a nuestro equipo. No es lo mismo viajar en verano con acampadas esporádicas que pasar todo el mes durmiendo en tienda de campaña bajo condiciones climatológicas variadas.

Como norma general escogeremos algo cómodo de transportar y resistente, huyendo, siempre que podamos, de las opciones de gama más baja. La tienda, el saco y el colchón forman parte del equipo básico de acampada y, en la medida de nuestras posibilidades, no deberíamos escatimar gastos.

Cascos de ciencia-ficción

La tecnología o, como gustan de decir en los noticiarios, «las nuevas tecnologías» nos rodean y nos envuelven en una vorágine de chismes que no tiene parangón en la historia. Cada semana nos sorprenden con un aparato nuevo que hace las cosas aún mejor que el anterior, aunque éstas sean de dudosa utilidad.

El penúltimo en llegar a esta carrera por ser el más puntero ha sido el casco de BMW, un prototipo conceptual que llega como respuesta a otros que ya están a la venta, como el Skully. Fue presentado en el CES 2016 de Las Vegas, la feria tecnológica más importante a nivel mundial. Pero si se cumple la máxima de Julio Verne de que «cualquier cosa que un hombre pueda imaginar, otro podrá hacerla realidad», tenemos que prepararnos para una nueva generación de cascos y equipamiento en general que nos dejarán boquiabiertos. Y es que, hay muchas personas con imaginación desbordante.

A día de hoy estas soluciones quizá puedan parecer un poco exageradas, ciencia-ficción de última hornada basada en películas violentas y juegos de ordenador. Pero si comparamos un casco de cuero de los primeros tiempos de la motocicleta con estos últimos que se han presentado el año pasado, el salto tecnológico y de diseño que nos muestran estos artistas «futuronautas» no es tan exagerado.

Volemos hacia el futuro.

Cara de cabreo con el ceño fruncido, pantalla fotosensible y aspecto de guerrero post-apocalíptico es lo que nos presenta el artista canadiense Nivanh Chanthara en esta creación.

Sus diseños incluyen robots, cascos, armaduras, armas y todo un universo futurista que nos transporta a un mundo de película basado en la defensa y el ataque.

La mezcla de guerrillero de la resistencia con motorista recién salido de Mad Max proyecta una imagen indómita de luchador independiente. Un héroe del desierto.

 

El californiano Tim Fangon nos presenta, no solo el casco sino toda una armadura de protección fabricada en carbono y termoplásticos creados con nanotecnología. El conjunto nos recuerda un poco a Robocop y sinceramente, no se si me atrevería a poner semejante atrezzo.

El casco está dotado con sensores de visión nocturna, ventilación superior y en la mentonera, hud, cámara y toda una serie de gadgets de serie.

La armadura de protección es lo suficientemente flexible como para no restar demasiada movilidad al piloto a la par que nos ofrece una protección espectacular. Está dotado de interior termoregulable y el exterior viene recubierto por una película que reduce el coeficiente de rozamiento con el aire. Esto hace que los ruidos se vean mitigados.

Mike Andrew Nash es especialista en escultura digital, diseño, dibujo, renderización… Es capaz de esculpir las cosas más inverosímiles sin necesidad de tocar otra cosa que no sea un ordenador.

Nos presenta un casco destinado a la industria militar de la que, como sabemos, muchas soluciones técnicas acaban pasando a usos civiles.

A la vista de este diseño podemos pensar que su coeficiente de rozamiento es enorme y que esto provocará mucho ruido en el interior.. Puede ser.

Las soluciones hidráulicas empleadas para su ajuste y la ausencia de pantalla transparente nos hacen pensar en un interior lleno de tecnología punta. Sensores, cámaras, sistema de refrigeración… todo computerizado e insertado en el interior de este casco de polímeros fabricado íntegramente en impresoras 3D de última generación.

La imaginación es el motor de avance de la sociedad y estos ejemplos solo son un somero atisbo de lo que nos espera. O no.

Mi equipación de invierno

Mi equipación de invierno para la moto… es igual que la de verano. Bueno, con algunos matices.

A mi me pasa lo que a muchos motoristas a lo largo y ancho del mundo, que no tenemos dinero para invertir en equipo y que, cuando ahorramos lo suficiente para comprarnos una buena chaqueta o un pantalón de medio pelo, lo conservamos hasta que se cae a pedazos. Leemos artículos sobre ropita muy maja y nos imaginamos a nosotros mismos vestidos a la última, con protecciones de tecnología puntera y más pintureros que el mejor de los overlanders pero la realidad nos abofetea y volvemos a enfundarnos en la ropa de siempre.

En mi caso la ropa que uso para montar en moto seguro que no es la más adecuada y, estoy seguro también, que más de un purista, de esos de salón, pondrá el grito en el cielo porque no uso esto o lo otro. Give me the money, dame la pasta y verás como aparezco hecho un pincel en el próximo artículo. Mientras tanto, a tirar de lo que hay.

No uso botas de moto a pesar de tener unas que me regalaron. Después de los años estoy acostumbrado a las botas de monte y con ellas hago kilómetros en invierno y verano. ¿Son menos seguras en caso de accidente? Quizá, pero tienen GoreTex y caña alta. Ahora ya pasan el agua porque están viejas pero volvemos al inicio: es lo que hay. Como decía un vecino «no se puede ser pobre por ningún dinero del mundo».
Los cubrebotas me los regalaron hace ocho años y ya no sirven más que para almacenar medio litro de agua cada uno alrededor de su correspondiente bota.

El pantalón es un Alpeniestars de media gala con su forro para el invierno que le quito el mes de verano. Si, en el Norte el verano dura un mes, el resto del tiempo es invierno en mayor o menor grado. No tengo ni idea del modelo y el color… antes era negro, ahora vira a un tono grisáceo desvaído. La membrana waterproof ya no funciona y tiene varios agujeros repartidos por las perneras. Tenía dos bolsos laterales pero uno de ellos quedó en algún lugar de Noruega, desmembrado en una carretera infecta después de un arrastrón.

La chaqueta es Hebo y tampoco conozco el modelo pero costaba una pasta hace seis años, alrededor de 400€. Resultó ser bastante más cutre de lo que parecía, a pesar de su precio. Se deshilachó en algunos puntos y los velcros de los puños son un invento fallido porque se sueltan constantemente.
Tiene forro interior que desmonto para convertirla en chaqueta de verano. También tuve una Dainese amarilla y negra que me regaló mi amigo Gelucho y con la que hice muchos kilómetros. Me quedaba algo grande pero servía. La cagó un gato y acabé de rematarla con la limpieza a base de hidrolavadora.

Los guantes de invierno también son de GoreTex. Me los compré en Ljubljana después de que me robasen los míos en la ciudad en la que nunca nadie roba nada. Me costaron 80 eurazos hace seis o siete años y el goretex ha dejado de funcionar: el agua entra como Pedro por su casa. Nada es eterno, ni lo bueno. Los de verano son muy fresquitos y me sientan… como un guante. Son Rev-It. El acolchado exterior ya está desintegrado en casi toda su extensión pero aún mantienen cierta presencia.

Con el casco sí gasté capricho. Me pillé de oferta un Schuberth C3 que es una maravilla. Al principio me hacía daño en la parte superior de cráneo pero una vez adaptado es una maravilla. El Pinlock ya no funciona y se empaña la pantalla, una lástima.

Además de esto, durante los meses más pejigueros de frío, uso un windstopper y camiseta térmica. Intercalado entre las dos prendas, un jersey de polartec o similar.

Y cuando llueve, un traje de aguas amarillo de marca Spidi que tiene dos años y cala el agua. Aún no se por donde pero entra hasta la zona genital, quizá para que pueda afirmar que estoy de agua hasta los cojones.

Accesorios para moteros ilegales

¿Quien de vosotros, moteros malotes, no ha tenido que llevar algo escondido en la moto? Que si unas drogas, que si un paquete sospechoso, que si unos títulos de propiedad comprometedores… La empresa Convict Custom Cycles ha venido a solucionar estos pequeños inconvenientes que tiene el transportar algo de forma disimulada, alejado de miradas indiscretas de agentes de la autoridad o amigos de lo ajeno. Se dedican a fabricar reposapiés con compartimento secreto para que podáis hacer de «mulas», portar joyas robadas o vuestras armas en caso de que os hayan retirado la licencia.

De momento solo hay compartimentos secretos para custom y grandes cruiser, probablemente por estar influenciados por la iconografía de series como Sons of Anarchy pero si tenéis que hacer algún trabajito comprometido bien podéis acoplar este gadget a cualquier moto.

Store Boards


convict-2011-490_dxo-500x500

b0679c9f911dd419b09250c3dfad1753

 

Y si le quieres dar un toque de elegancia a lo Tarantino puedes incluir estar hermosas espuelas fabricadas por la misma empresa.

 

013

 

Es probable que, aún siendo un malo malote, seas temeroso de Dios y de la Guardia Civil así que te recomiendo que, en el interior del compartimento secreto, lleves estas bujías con truco en las que podrás portar sustancias cuya tenencia podría comprometerte. Puedes conseguirlas en Zamnesia por 2,75 €. No te arriesgues.

spark-plug

 

 

Tu seguridad, lo primero

Siguiendo con nuestra racha de artículos estúpidos, os presentamos hoy este innovador sistema de seguridad para motoristas y temerosos de accidentes en general. ¿Qué es lo más preciado que tienes en esta vida? Tu vida, claro está. Y debes preservarla a cualquier precio.

Como cuerpo frágil y material sensible que eres, te presentamos el traje de burbujas de plástico. No sólo protegerás tu integridad física sino que tendrás un excelente aislante para esos días de invierno en los que salir en moto es un acto de fe.

Encontrado en stupid.com

No te dejes engañar porque lo haya encontrado en stupid.com, como ves resulta un invento bien útil. Y elegante, claro.

Luz láser antiniebla

Siguiendo con el tema de la seguridad en carretera hoy hablaremos de la luz láser antiniebla, un invento que ya lleva unos años rodando por ahí pero que nunca he visto en vivo. La idea es sencilla: una luz láser de color rojo que marca un línea detrás de nuestro vehículo y que el que nos sigue no debería de rebasar. No resulta peligroso para el resto de conductores porque el láser siempre apunta al suelo y no hay peligro de deslumbramiento. El precio de esta tecnología novedosa es… cinco euros! Puedes encontrarla en eBay buscando «laser fog«, por ejemplo. Pero que no se te pongan los ojos haciendo chiribitas porque me imagino que este invento no estará homologado en España. Además del modelo básico con la línea roja los hay de fantasía que proyectan imágenes en el asfalto (balones de fútbol, setas, estrellitas…)

Aquí os dejo un vídeo del aparato en cuestión.

Laser antiniebla

Luz láser antiniebla colocada en un scooter.

La importancia de dejarnos ver

Alberto Villar Peña, presidente del Motoclub Astures ha fallecido ayer en la autopista, cerca de Oviedo. Era de noche, llovía mucho y en el asfalto se formaba una acumulación de agua. Parece ser que perdió el control de la moto y después de irse al suelo, le pasaron varios coches por encima. El relato de los hechos que hace Antonio, su compañero de ruta resulta estremecedor:  «Le pasaron por encima cuatro o cinco coches, eso fue lo que le mató porque la caída fue normal, pero se veía poco y la gente iba como se va por la autopista, muy rápido».  «Le vi caer y deslizarse. Me bajé de la moto y vi cómo un coche le pasaba por encima, y luego otro y otro, y otro, creo que fueron hasta cinco. Yo hacía señales pero nadie me veía. Pararon dos coches de los nuestros pero de todos los que le pasaron por encima solo se paró uno»

Sucesos como este, además de dejarnos con muy mal cuerpo, nos hacen pensar en la importancia de ser visibles en la carretera. En Francia hace tres años estuvo a punto de aprobarse una ley por la cual todos los motoristas estarían obligados a llevar un chaleco reflectante cuando circulasen por carretera. La medida no llegó a entrar en vigor debido a las protestas del colectivo. Cabe preguntarse qué pasaría si en España se intentase adoptar una medida similar: probablemente el resultado sería el mismo que en Francia. En Facebook ya hay un movimiento en contra de los chalecos reflectantes.

Actualmente existen decenas de opciones para hacernos ver en moto, cuando las condiciones de visibilidad son reducidas, desde chalecos fluorescentes hasta trajes de agua de colores chillones, pasando, por las «tiras reflectantes». Cualquier opción es buena para que te vean, no solo mientras conduces sino en caso de avería. Hagamos un repaso.

Chaleco de alta visibilidad

Chaleco reflectanteEs el típico chaleco de uso obligatorio si vas conduciendo y tienes que bajarte en el arcén. No es lo más recomensable para ir en moto porque suelen ser holgados, no ajustables y con cierres de velcro muy endebles. no están pensados para circular con ellos en moto pero es mejor que no usar nada. Podemos conseguirlo por menos de cinco euros.

Tiras reflectantes

Tiras reflectantesEs otra de las opciones básicas y que ocupará muy poco espacio bajo el asiento o en nuestras maletas. Suelen ser ajustables, con tiras elásticas y los más básicos se pueden comprar por cuatro o cinco euros. La ventaja sobre los anteriores es que ocupan muy copo espacio y no son tan antiestéticos.

Chalecos para moto

chalecoSuelen llevar buenos cierres y se ajustan perfectamente con elásticos. Además vienen provistos de bolsillos y algunos hasta traen airbag para el cuello como en el caso de Spidi. El de Icon, la marca que fabrica para BMW, trae una malla que mejora la ventilación y lo hace más confortable.

Trajes de agua

traje_aguasCuando suele haber más problemas de visibilidad es de noche y lloviendo, o con niebla, situaciones ambas propicias para ponerse en traje de aguas. A pesar de las nuevas prendas de gore-tex, aún somos muchos lo que lo usamos. Es preferible comprar uno de alta visibilidad que ir con el clásico negro o azul oscuro. Alpinestars, Dainese, BMW… hay infinidad de marcas que disponen de trajes para lluvia de colores chillones.

Chaquetas de alta visibilidad

chaqueta_alta_visibilidadAdemás hay chaquetas de moto de colores fosforescentes, pegatinas reflectantes y un sin fin de chismes para aumentar nuestra visibilidad en carretera. Entre las primeras destacan Rev-It, Axo, BMW, Triump… Iba a decir que las hay para todos los gustos pero quizá aquí el gusto no sea lo principal.

Cascos

cascoDe un tiempo a esta parte se están poniendo de moda los casco «fosforitos» Tanto en color naranja como en amarillo chillón es cada vez más habitual ver cascos de alta visibilidad en nuestras carrteras.

Aquí no estamos a favor de la obligatoriedad de estos indumentos para ir en moto pero cada uno debería de ser lo suficientemente «listo» para hacerse ver en las circunstancias más adversas. Nos va la vida en ello.

 

El vellocino de térmica de Dainese

¿Nunca has pensado en comprarte un vellocino de térmica? ¿Sabes lo que es un vellocino? Usualmente puede ser la lana que se le esquila a una oveja o un pellejo como el que yo llevo en el asiento de la moto que, como supondrás, ni es Dainese, ni se le «parese». La marca ha sacado una nueva línea de productos que nos anuncia profusamente en Facebook pero se ve que el presupuesto para publicidad era de lo más menguado y no les ha quedado para pagar a un traductor. Así nos cuelan en el anuncio la traducción automática de Facebook.

La imagen de marca queda seriamente dañada con cosas como esta.

 

chaqueta dainese

Facebook dispone de las herramientas necesarias para evitar estos errores y Dainese debería cuidar más sus mercados, eligiendo el target, no sólo por preferencias, edad o sexo, si no también por idioma. Ahora, si quiero un vellocino de térmica se compraré a la competencia.

Comprar «on-line» en tiendas de motos

Que internet es el paraíso de las compras no es ninguna sorpresa. Aunque te puedes llevar alguna si no escoges bien el establecimiento. Esto de las compras on-line debería ser como en la vida real: tenemos que escoger el lugar que nos de mayor confianza y buenos precios.

  • Tienda de motosLo primero es perderle el miedo a usar la tarjeta y no sospechar de todo el mundo. Los métodos de pago electrónico son seguros y no hay por qué estar pensando en un posible fraude. Si vamos a realizar una transacción que implique contraseñas y datos «sensibles» de nuestra cartera tendremos que escoger una conexión segura y olvidarnos de pillar la primera wifi gratuita que encontremos por la calle. Ahí nunca estaremos seguros de si esa conexión está siendo monitorizada por los ciberdelincuentes.
  • Asegúrate de que el comercio en el que compras admite devoluciones con facilidad. Tiendas como Motoblouz, por ejemplo, ofrecen la posibilidad del cambio del producto si este no es de tu agrado o no funciona como esperabas y así lo reflejan, con claridad meridiana, en la página web. Por otra parte, comprar equipamiento motorista es relativamente fácil que la cazadora, el casco o el pantalón no te sienten como esperabas; en ese caso es muy de agradecer que el trámite del cambio de talla sea rápido y gratuito.
  • Mucho cuidado con los chollos. Si te ofrecen un Schuberth C3 Pro 6s por cien euros ¿no sospechas que hay algo raro? Pues eso, un timo. Si sabes que un producto cuesta equis, no intentes conseguirlo diez veces más barato porque, con toda probabilidad, perderás tu dinero. Viene a ser como el timo de la estampita de toda la vida pero trasladado a la red donde no puedes salir corriendo detrás del chorizo que te ha estafado. Otra cosa son las ofertas. En ocasiones puede tratarse de una renovación de stock, de adaptarse a la nueva temporada o de hacer sitio en el almacén. Es bueno estudiarlas en la tienda y comparar con todo lo que nos ofrece Internet.
  • De nuevo, cuidado con las ofertas por correo electrónico. Particularmente nunca me ha gustado ese modo de publicitarse porque viene a ser como el tradicional buzoneo de toda la vida. Es relativamente sencillo hacerse con una lista de miles de direcciones de email y bombardear a los usuarios con publicidad: el spam. Te das de alta en un foro, participas en un concurso o te registras en un newsletter motero y tu correo ya puede pasar a una lista de posibles clientes. ¿Comprarías algo a un spammer? Yo lo tengo muy claro.
  • ¿Tienen vida fuera de la red? En Internet hay mucho emprendedor y también mucho listillo que se monta su tenderete sin demasiados escrúpulos. Yo mismo anduve metido en esos barrizales. El truco está en comprar barato y vender caro pero eso ya lo sabías, ¿no? Comprueba que en la página aparece el nombre legal de la empresa y el domicilio fiscal, que es una empresa seria, vamos. Si no lo haces puede ocurrir que creas que estás tratando con una empresa y no sea más que un particular ávido de ganancias. En este caso las fechas de entrega suelen dilatarse y las reclamaciones, si las hay, son mucho más complicadas.
  • A la hora de pagar comprueba que los datos van a circulan por una conexión segura. Esto lo sabrás si la url de la página de pago comienza por https y aparece con el icono de un candado en la barra de direcciones. En caso de que no sea una conexión segura tus datos podrán ser interceptados por un tercero y duplicarte la tarjeta, por ejemplo. Una conexión segura da… seguridad.
  • A la hora de pagar es importante que te den a escoger más de un método. Yo uso desde hace muchos años PayPal o tarjeta de crédito de forma indistinta. Si hay saldo en la cuenta de PayPal gasto de ahí y si no lo hay, tiro de tarjeta. El pago con PayPal es tan seguro como la tarjeta, con la ventaja de que no tienes que memorizar más que tu correo y tu contraseña. En una ocasión, a raíz de un robo de contraseñas en PayPal me vaciaron la cuenta unos ciberdelincuentes de California. Trescientos euros que volaron. Después de susto inicial llamé a la empresa en Madrid y en menos de media hora volvía a tener todo el dinero en mi cuenta. Desde entonces es mi método de pago preferido.
  • Una buena opción es tener una tarjeta virtual y una cuenta destinada a las compras por internet. De este modo, y si eres un poco prudente, quizá puedas racionalizar el gasto y no ser un esclavo de las compras por la red.

Para finalizar, y a modo de resumen: sentido común. Puedes encontrar buenos precios en la red porque una tienda virtual no tiene los mismos gastos que una tienda física pero no esperes encontrar «duros a cuatro pesetas»

 

Cosas imprescindibles para un viaje en moto

IMG_1512

De vez en cuando aparece por ahí la típica lista de las cosas que hay que llevar para un viaje en moto. Recomendaciones sobre los adminículos a portar en unas vacaciones de tres o cuatro semanas. Cuando empecé a viajar también era muy aficionado a confeccionar listas, a elaborar interminables hojas de cálculo con varias secciones en las que iba anotando todo aquello que iba a necesitar durante mi viaje de «aventuras». Dividía las necesidades de equipo en varios bloques y así me encontraba con el apartado de mecánica, con el de camping, avituallamiento, ropa de moto, ropa de calle y algunos más, procurando que no quedase nada al azar. Y solía salir con el pack completo.

Luego, con los años, me fui dando cuenta de que más de la mitad de las cosas que llevaba no eran necesarias y que iba cargando con un sinfín de trastos que para lo único que servían era para ocupar sitio en las maletas. En ocasiones llegué a sentirme ridículo por contar en el equipaje con cosas como el reenvío del velocímetro, una palanca de freno, unos prismáticos de 600€ o dos cámaras de repuesto. Esto para un viaje por Europa, nada de exóticos destinos en el culo del mundo.

Ahora, con más kilómetros y, casi me atrevo a decir con más experiencia, mi equipaje es mucho más frugal. Me he dado cuenta de que puedes conseguir cualquier cosa en cualquier sitio y, en contra de lo que yo pensaba, sin arruinarte. Aquí he de hacer un inciso y mencionar que en países como Noruega hay cosas que te pueden trastocar el presupuesto del viaje, como por ejemplo cambiar un neumático en Tromso y pagarlo como si llevase incrustaciones de platino y oro. En cualquier país habrá repuestos para tu moto, material de camping y, en general, cualquier cosa que necesites para sobrevivir con más o menos dignidad.

Cierto es que mis viajes son cada vez más espartanos y que no necesito de gran infraestructura. De llevar un ordenador portátil, con su cargador, conversor, cable y disco duro externo, pasé a la tableta, un iPad de segunda generación, y de ahí al smartphone con teclado externo como toda concesión al mundo informático. El móvil me sirve tanto para conectarme a internet, como para videoconferenciar con la familia o para usarlo como navegador GPS. Del maremagnum de cables, cargadores, baterías y cacharros con puerto USB he pasado a la nada mas absoluta lo cual me aporta una sensación liberadora. Minimalismo.

En asunto de camping la cosa se reduce a tres objetos básicos, a saber: tienda de campaña, saco de dormir y colchoneta auto-hinchable. Se complementa con una linterna de led y así finaliza la impedimenta de campamento. ¿Necesito una banqueta plegable, una mesilla auxiliar o un porta rollos para el papel higiénico? La respuesta es rotundamente no. Y lo mismo sirve para el apartado mecánico, los mapas o cualquier otra cosa: moderación.

Con la ropa «de calle», siendo yo un tipo elegante y lleno de vanidad como «Ramón el Vanidoso«, al principio llevaba mis galas más exquisitas: vaqueros de corte moderno, camisetas con mensaje pinturero y sombrero de aventuras pero, conforme fui adquiriendo experiencia en esto de los viajes, fueron quedando en casa las galas de figurín y me quedé con lo imprescindible. Por supuesto, el sombrero de aventuras figura entre las prendas imprescindibles casi al mismo nivel que los calcetines de calaveras; hay cosas de que las que un overlandete no puede prescindir. Bueno, llevo algo de ropa de calle, pero siempre vuelvo con alguna que no he usado, aún estoy depurando el sistema. Por cierto, nada de llevar ropa vieja para ir deshaciéndome de ella por el camino: un turislander que se precie puede ir sucio o desaliñado pero no con ropa de tirar.

El fabuloso sombrero de aventuras

El fabuloso sombrero de aventuras

De herramienta ando también escaso porque sólo llevo la que venía con la moto y alguna Allen de esas del» todo a cien». ¿Para qué llevar más? ¿Acaso voy a ponerme a desarmar media moto en los Cárpatos? Pues seguro que no, primero porque no sabría hacer más que cosas básicas y segundo, porque para eso pago una asistencia de viaje extra que, espero, me sacará de cualquier atolladero.

Llevo siempre, sin embargo, un camping gas y comida porque no hay mayor placer que, después de montar el campamento, prepararse una buena sopa, un arroz o cualquier otra cosa que alimente cuerpo y alma.

IMG_1527

Creo que antes de empezar a empaquetar chismes sobre la moto hay que preguntarse cuántas veces se va a usar cada uno de esos objetos. Si la respuesta es una o dos veces seguro que merece la pena preguntarse si es necesario cargar con ello.

¿Qué es lo único imprescindible para un viaje en moto?

Justo lo que estás pensando: La moto y dinero para gasolina.

IMG_1523

Sobre la legalidad del uso de intercomunicadores en moto

intercomunicadoresEl uso de intercomunicadores en moto es algo que, cada vez con más frecuencia, vemos en las carreteras. La comodidad de ir escuchando las instrucciones del navegador o del GPS, poder realizar o recibir una llamada telefónica en marcha o simplemente, ir escuchando música, son algunos aspectos positivos de estos aparatos. Hace unos días hablábamos de los cascos que vienen, dotados de los más modernos sistemas de comunicación, de sensores, de climatizadores, de cámaras de vídeo… pero la Administración a varios años luz por detrás. Porque, no lo olvidemos, con la actual legislación en la mano, el uso de auriculares o sistemas de audio mientras se conduce una motocicleta está absolutamente prohibido. A pesar de algunas sentencias judiciales un tanto peculiares en este sentido, la legislación actual no ofrece lugar a dudas ni interpretaciones: está prohibido.

Lo dice claramente en el apartado 2 del Art. 18 del Reglamento General de Circulación, en plena vigencia al escribir este artículo, que literalmente indica:

 "2.Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas cuando así lo exija el Reglamento General de Conductores.

No parece ofrecer ninguna duda al respecto. Sin embargo desde la Agrupación de Tráfico apenas se están tramitando denuncias con respecto a este artículo y dos son los motivos principales. El primero de ellos es que cualquier usuario de motocicleta sabe que, a partir de cierta velocidad, no se oye nada del exterior, a no ser el sonido del aire en el casco. Es decir, la disculpa de que los sistemas de audio no dejar oír el tráfico es una falacia. En la Guardia Civil no son ajenos a este hecho. El segundo, y quizá más importante, es que se avecinan cambios notables en la legislación y lo que ahora está prohibido pronto dejará de estarlo.

Desde hace tiempo se está trabajando sobre un nuevo Reglamento General de Circulación que vendrá a sustituir al antiguo. En él se van a reflejar muchos cambios que van a afectar a todos los conductores y en el caso de los intercomunicadores y/o sistemas de audio habrá importantes novedades.

El punto 2 del artículo 18 quedara redactado, de aprobarse, de la siguiente manera:

“2. Queda prohibido conducir utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto en los supuestos de enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso conducción, cuando así lo establezca el Reglamento General de Conductores. 
Se prohíbe conducir utilizando dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando esta se desarrolle en las siguientes condiciones: 
a) Sin emplear las manos durante el desarrollo de la misma. 
b) Sin usar cascos o auriculares o instrumentos similares. Esta condición no será aplicable a los conductores y pasajeros de motocicletas y ciclomotores, cuando utilicen un dispositivo integrado en el casco de protección, debidamente homologado, con fines de comunicación y orientación o navegación. 

Es decir, la nueva legislación nos va a permitir el uso de sistemas de audio siempre y cuando estén homologados y vayan integrados en el caso. Aún quedarían prohibidos otros usos como el escuchar música, puesto que deja claros cuales son los fines del uso de estos dispositivos, pero no parece factible, a priori, saber si el usuario va escuchando música, escuchando el navegador o hablando por teléfono. En cualquier caso es un gran avance.

Este reglamento aún está en fase de tramitación y va siguiendo los pasos legales correspondientes pero todo parece indicar que la DGT quiere sacarlo adelante en esta legislatura.

HUD Ride. Una minipantalla exterior para el casco

El año 2014 nos dejó un montón de cacharrería tecnológica a la que el mundo de las motos no fue ajena. Se presentaron prototipos, se diseñaron objetos de consumo, se fantaseó… Y algunos proyectos llegaron a ponerse en marcha.

Este es el caso de HUD Ride de Nuviz, una especie de microproyector que nos muestra información en el dispositivo. Recuerda un poco a los cascos de los pilotos de combate en el que una micropantalla va mostrando la información al usuario.

nuviz2

El dispositivo de Nuviz va montado en el exterior del casco y muestra la información en un display diminuto. Una información que por las propias limitaciones del sistema es casi minimalista. Pero el defecto se convierte en virtud ya que, al mostrar información menos detallada, hay menos riesgos de distracción. Por ese mismo motivo se han negado a usar imágenes de una hipotética cámara posterior, para no despistar al usuario. En palabras de los responsables de diseño, «si la cabeza gira a la derecha, la imagen que se muestra es la de la izquierda y eso manda señales contradictorias al cerebro«. Por ese motivo no han querido implementar la visión «retrovisor«. Por otra parte los espejos parecen más eficientes y baratos. En lo que sí están trabajando es en una cámara inalámbrica anclada a la parte posterior de la moto que no tendría los problemas que supone girar la cabeza.

En el display se proyecta la información que escojamos desde un mando anclado al manillar y que se puede accionar con los guantes puesto. ¿Qué es lo que nos muestra en HUD? Información sobre la meteorología, navegación GPS, telemetría variada, comunicaciones telefónicas, música, etc.

Lo bueno de este dispositivo es que no resulta tan invasivo como otros lo cual no entorpece nuestro campo de visión y no compromete la atención del piloto. Lo peor es que, al no ir integrado en el casco, provocará ruidos y afectará, de uno u otro modo, a la estética.

Las innovaciones en todo lo relacionado con la implementación de tecnología de última generación son constantes. La bajada de precios de muchos microdispositivos como cámaras, pantallas o sensores, unida a la popularización de los smartphones de última generación, hará que durante los próximos años asistamos a todo un boom tecnológico, especialmente alrededor de los cascos.