talleres

Herramientas caseras e insólitas usadas una sola vez

Herramientas caseras e insólitas usadas una sola vez”. Esto estaba leyendo hoy en el blog de Topalante cuando me vinieron a la cabeza recuerdos infanto-juveniles. Se agolpaban, surgían a borbotones y me transportaban al taller de mi padre. A las herramientas creadas para la ocasión y que, en efecto, se usaban sólo una vez. Luego se quedaban almacenadas en cualquier rincón oscuro, acumulando polvo y óxido, olvidadas, perdidas. Y cuando su presencia volvía a ser  necesaria no aparecían. Daba igual, se volvía a fabricar otra. Read More

Cinco consejos prácticos para no tener que llevar la moto al taller.

mecanico-gileraEsta serie de consejos está extraída de Consumer Reports, una asociación de consumidores que viene desarrollando su labor de informar y reclamar desde el año 1936.

¿Qué es lo que tienes que hacer para que tu moto vaya con menos frecuencia al taller?

Pues según el estudio que Consumer Reports ha hecho entre los mecánicos hay que seguir estas indicaciones: Read More

Hágalo usted mismo

 

Hoy he terminado una nueva tarea de mantenimiento en la moto, el cambio del amortiguador. Con 100.000 Km. ya tocaba (o eso dice el sentido común) pero lo cierto es que yo no notaba ninguna tara en la suspensión. Es verdad que se va deteriorando lentamente y uno se acostumbra de forma progresiva así que, es de suponer que no estaría en óptimas condiciones.

Read More

Bricochapuzas. Engrasador de Cadena Automático

lata aceiteEn el año 2006 estuve dudando entre comprarme en engrasador automático de cadena o fabricarme uno. Como supondrá el lector, me fabriqué uno. No puedo decir que funcionase muy bien, ni que fuese la quintaesencia de la belleza mecánica pero, por lo menos, fue barato: cero euros.

Read More

Las locas vueltas al mundo. Un viajero en la ITV

Después de casi un mes aquí tenemos una nueva entrega de Viajo en Moto, el podcast dedicado a los viajes en motocicleta. Ha salido un poco musical pero, habida cuenta de que nuestros oyentes nos han felicitado por la selección musical, hemos decidido complacerlos y traer lo más granado de la escena “indie” . Red Elvises, The Fratellis, Kasabian… el arte tiene cabida en nuestro programa y os marca el camino para una buena selección para escuchar en moto.

Y de contenidos… ¿cómo andamos? Con alta calidad y bajo precio.
Los componentes de la Aurora Borealis, una de las expediciones invernales a Cabo Norte, nos cuentan, desde el Círculo Polar, como les va la cosa.
La Guardia Civil de Tráfico desde la agrupación de Mallorca ha venido al programa a contarnos cosas de la ITV.¿Es legal llevar maletas enormes? ¿Esa pantalla que nos retira todo el aire de cara, nos la quitarán en la inspección técnica? ¿Qué pasa con los auriculares del casco? Todo esto y más nos lo aclara Fernando Álvarez, motorista de la Guardia Civil de Tráfico.
Y los que estabais ansiosos por escuchar aventuras con mayúsculas, viajes épicos de gente singular, tenéis con Javier Cordero “Havivi”, una sección deliciosa donde damos a conocer a los más intrépidos, los más locos, los más overlanders de la escena motorista mundial.
Para finalizar, Esteisi ha leído “La Fuga del Náufrago” y nos cuenta lo que le ha parecido el libro. Es el contenido extra de este mes.

 

La música que se puede escuchar en este programa, por orden de aparición es:

Red Elvises. Winter reggae
The Fratellis. Chelsea dragger
Kasabian. Fire
The Shins. New song
We are FM. My world
Vampere Weeckend. Mansard roof
Waste. Foster the people

 

Algunos enlaces para ilustrar este podcast:
http://www.club14.es/auroraborealis/ Aurora Borealis
http://www.thetimelessride.com Hubert Kriegel
Globetrott Zentrale Bernd Tesch
http://2globereporters.free.fr Le Monde en Scooters
http://www.youtube.com/watch?v=aR3jrq7gKfI El vídeo de Lucassen
http://www.davebarr.com Dave Barr

 

¿Son Mecánicos o Cambiapiezas?

Hace un mes, cerca de París, mi moto y yo recalamos en un taller de un tranquilo pueblecito francés. Una tienda pulcra y bien ordenada donde me trataron con amabilidad y, todo hay que decirlo, cierta distancia.

El motivo que me llevaba al establecimiento era cambiar la cadena de la moto, que ya daba signos de fatiga. O de agotamiento extremo, más bien.

Por motivos que no vienen al caso la cadena no pudo ser cambiada pero descubrimos que la leva del cable del embrague estaba a punto de romperse, sólo estaba sujeta por una de las patillas. Acongojado, le dije al dueño del taller que le diera un punto de soldadura pues tenía mis dudas sobre si aguantaría hasta llegar a casa. Él, muy amable, me dijo que era imposible, que se necesitaba cambiar la pieza entera porque no la podían reparar. Como tenían que pedirla y no llegaría hasta el día siguiente decidí arriesgar y continuar el viaje.

Aguantó el resto de la ruta y, una vez en casa, busqué por Internet un recambio de segunda mano. Lo encontré por 17 € más unos gastos de envío de 13,5 €

Pero antes de pedirlo me acerqué a uno de los talleres de mi pueblo dedicado, principalmente, a maquinaria agrícola y forestal. Allí, después de un somero vistazo, sacaron el electrodo y, sin extraer la pieza, repararon la rotura. Quedó impecable.

¿Por qué os cuento esto? Porque la mayoría de los mecánicos se están convirtiendo en “cambiapiezas”. Ya nadie repara nada. Ya nadie se preocupa de hacer una soldadura y limar, de poner un parche en una cámara o enderezar un tubo. Ahora todo consiste en pedir una pieza nueva y tirar la vieja. Es el súmmum de la cultura de usar y tirar.

Nos maravillamos de los coches cubanos, con más de cincuenta años de servicio y mantenidos, primorosamente, como el primer día. Quedamos extasiados ante una Ural de los años 60 o nos hacemos cruces cuando, en Marruecos, los Mercedes desahuciados en Occidente siguen funcionando y dando servicio a la perfección. Y cuando el motor ya no aguanta más aprovechan el aluminio del bloque para hacer cacerolas.

Eso no se consigue con la obsolescencia programada sino a base de reparaciones y de profesionales que saben aprovechar los recursos de forma óptima para que lo viejo siga funcionando.

Mucho hablamos de preservar el planeta, de gestionar los recursos de forma sostenible y de reciclar pero el caso es que hemos llegado a un punto en que todo lo convertimos en chatarra. Aunque se pueda reparar.

¿Soldar una pieza? Que va, que va, mejor ponerla nueva y seguir contribuyendo, aunque sea un poco, a llenar el mundo de desechos.