Amor pandémico, guardarrailes y huella de carbono en viajes

Hoy hablamos de la huella de carbono en nuestros viajes, del poso que dejamos cada vez que salimos de vacaciones. Toda acción antecede a una reacción. reaccionemos.
También tenemos que reaccionar contra los guardarrailes asesinos, aquellos que se llevan la vida del 15% de los motoristas que sufren una salida de la vía. Son cifras para temblar.
Os cuento, también, cómo me adelantó un coche, a toda leche, subiendo el Puerto del Palo (y eso que yo iba en moto y no despacio precisamente)
Finalizamos con Jorge González y, cosa rara, problemas técnicos de primera magnitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: