Consejos para escoger una tienda de campaña

Viajar en moto con la tienda de campaña es un placer de difícil explicación. La libertad que proporciona el saberse con la “casa a cuestas” es impagable. Aunque en  mi caso no tengo mucho reparo en acampar en cualquier sitio, conviene tener algunas precauciones básicas y, por si el desastre nos pilla desprevenidos, dominar la técnica de la acampada en condiciones más o menos extremas.

La acampada libre no es legal en casi ningún sitio pero una cosa es hacer una pernocta y otra montar un campamento. En el primer caso nunca he tenido problemas legales por montar mi tienda en cualquier sitio. Observando unas mínimas reglas de sentido común, no suele haber problemas.

¿Dónde no podemos, bajo ningún concepto, montar nuestra tienda? En zonas de protección ambiental (parques naturales, parques nacionales, refugios de fauna, etc.), cerca de un camping (a los dueños no suele gustarles) y en general, en cualquier sitio que no nos ofrezca confianza. Pero la Tierra está llena de rincones donde pasar la noche, inadvertido bajo el manto de las estrellas. O bajo las nubes, es lo mismo. Áreas de servicio, polígonos industriales, plantaciones de saúcos, campos de alfalfa, prados recónditos… En estos sitios y otros, he acampado. Solo o acompañado. Con mi moto en la puerta y el sonido de la noche arrullándome. Os aseguro que es una experiencia única.

En esta serie de artículos os daré información básica para viajar a salto de mata, regresando a la sencillez de moverse libremente y ahorrando dinero para gastarlo en gasolina. Por seguir un orden lógico comenzaremos por:

tienda de campaña

La tienda de campaña.

Escoger tienda de campaña siempre es un quebradero de cabeza. Nos perdemos en tipología, materiales, marcas… Viajamos en moto por lo tanto el tamaño y el peso serán los primeros condicionantes. Normalmente no vamos a usar la tienda en alta montaña así que escogeremos una que sea versátil y de fácil montaje.

El tipo.

Escoger tienda de campañaUna iglú o de tipo túnel será lo más adecuado, tanto por ligereza como por la facilidad de montaje.

Piensa que las primeras se pueden montar, si hay buenas condiciones, sin necesidad de usar piquetas, cosa que resulta muy cómoda para montaje en suelos duros de galpones, casas abandonadas, garajes o polideportivos. En general desecharemos las que se montan “solas” por una cuestión de espacio.

Algunas tiendas permiten montar la lona exterior primero y luego instalar la “habitación” interior (la mía es de este tipo). Esto es muy útil para instalar el campamento cuando llueve.

El tamaño

Por regla general es mejor escoger una tienda un poco más grande de lo que necesitemos de este modo podremos guardar en el interior el casco, la ropa de la moto y algunos trastos más. Una tienda-refugio de una sola plaza puede ser muy práctica para hacer trekking pero quizá te resulte demasiado pequeña si la vas a usar con asiduidad. Tendremos que buscar un cierto equilibrio entre el tamaño de la tienda y el número de plazas para no comprometer el espacio disponible en la moto para el resto del equipaje. En cuanto al número de plazas es mejor fijarse en las medidas del suelo que confiar en el dato que nos da el fabricante sobre el número de personas que caben en el interior: suelen ser demasiado optimistas.

¿Vas a usarla para estancias largas o montar y descontar cada día? En función de la respuesta deberás escoger el tamaño. Si vas a darle un uso de campamento base es mejor que sea un poco más grande y cómoda.

Que disponga de vestíbulo supone que podrás almacenar equipaje en este espacio o cocinar en caso de climatología adversa.

¿Barata o cara?

La calidad de  los materiales es directamente proporcional al precio. No sucumbas al brillo de lo barato porque ya sabemos que “lo barato sale caro”. Es preferible gastar un poco más y disponer de una tienda que no nos falle cuando más la necesitamos. Lo mínimo que tiene que tener es doble techo y mosquitera, a partir de ahí dependeremos de que nuestro presupuesto sea más o menos holgado. Tienes tiendas de campaña a partir de 25 € (yo viajé durante años con unas de estas) pero no son recomendables más que para un uso esporádico y veraniego. Si empezamos a mirar a partir de 100€ mucho mejor (Skandika, The North Face, Coleman…)

Impermeabilidad.

No solo tiene que ser impermeable, además debe tener algún sistema que evite la condensación. Es muy desagradable levantarse por la mañana y notar que el interior de la tienda está lleno de gotitas de agua a causa de la condensación. Unos respiraderos o ventanitas, aunque sean sin vistas, es lo adecuado.

Los fabricantes miden la impermeabilidad de la tienda en “columna de agua”. Esto no es otra cosa que la presión que soporta la lona antes de que una gota pase al interior. Las cifras comienzan en los 1500 mm pero lo ideal es que ésta sea superior a 3000 mm. o, si vamos a usarla el climas muy lluviosos, 5000 mm.

El suelo también tiene su exigencia en impermeabilidad. Si vamos a montar en zonas que se pueden encharcar nos iremos a columna de agua de más de 8000 mm.

Cuál escoger.

No existe la tienda de campaña perfecta. Has de sopesar tus necesidades y estudiar que aspectos debes sacrificar. Piensa, sobre todo, en el uso que le vas a dar. ¿Camping o monte? ¿Campamento base o pernoctas? ¿invierno o verano? Tendrás que llegar aun equilibrio en cuanto a tamaño, prestaciones, precio, peso, volumen…

 

Escoger tienda de campaña

El montaje

Escogeremos el emplazamiento antes de que caiga la noche. Aplanaremos el terreno en la medida de lo posible y retiraremos piedras, palos y cualquier elemento que pueda incomodarnos. El terreno ha de ser lo más llano posible y si tiene algo de inclinación pondremos la entrada en la parte más baja, siempre perpendicular a los vientos dominantes. Opcionalmente podemos acolchar la base con lo que tengamos a mano: hierba seca, cartones, plásticos…

Es de vital importancia que la tienda esté bien montada y tensada. Las cuerdas, los “vientos”, además de mantener la tienda anclada al suelo sirven para proporcionarle un tensado óptimo que es lo que la hará impermeable. De nada sirve tener una tienda tope de gama si luego no la montamos correctamente. Hay que comprobar que el doble techo no esté en contacto con la lona exterior; esto restaría impermeabilidad al conjunto. Además no dejaremos nada apoyado en la lona, ni ramas bajas, ni botas en el interior tocando la tela, ni nada que sirva de puente al agua.

Si nos instalamos bajo un árbol tendremos en cuenta que no sea una especie resinosa que nos pringue toda la tienda. Pinos, eucaliptos o tilos pueden dejarnos un recuerdo de por vida en nuestro hogar transitorio, sobre todo en verano.

A la hora de desmontar hay que ser cuidadoso y doblarla correctamente, esto alargará su vida útil al evitar un deterioro prematuro. Siempre seca. Antes de empaquetar, si es posible, dejar que se seque bien al aire, sobre todo la condensación interior. Si no es posible guardarla seca recuerda extenderla en cuanto tengas oportunidad.

Cuando saquemos las piquetas seguro que alguna estará doblada. Una vez en casa es importante enderezarlas y dejarlas listas para el siguiente uso.

Y recuerda, cuando levantes tu campamento asegúrate que no ha quedado ni un solo resto de tu paso.

15 comments on Consejos para escoger una tienda de campaña

  1. Ángel dice:

    Esperaremos el siguiente, supongo que sacos.

    1. Supones bien. ¿Plumón o sintético? ¿Momia o rectangular? ¿500 CUIN es suficiente?

  2. Ardua tarea la de elegir tienda, sí señor.

    Empleé mucho tiempo en decidir qué tienda comprarme para mis viajes. Al principio la premisa parece clara: buena, bonita, barata, que ocupe poco espacio en la moto, de fácil montaje, impermeable a más no poder, molona y que quepan, al menos, yo holgadamente, el equipaje y la mujer/novia o lo que uno guste.

    En principio deseché las de túnel por una sencilla razón: no me gusta estar demasiado agachado en una tienda. La prefiero un poco más alta. No para estar de pie, pero que no suponga un problema para mi espalda el estar en su interior.
    Después había que elegir una que tuviera un tamaño contenido, lo suficientemente pequeña como para poder levarla en la moto.
    Otro aspecto fundamental que tuve en cuenta fue el montaje rápido y sin complicaciones. No es que no me guste montar o desmontar el campamento, es que directamente es un coñazo por el que no me importa pagar más. Es de esos detalles que uno considera imprescindibles.
    Además de la impermeabilidad y el tamaño… Todo lo reduje a una del decathlon. No las básicas, sino algo de mayor calidad.

    La que elegí fue esta: http://www.decathlon.es/tienda-de-campaa-alpinismo-quickhiker-3-personas-325kg-id_8206033.html

    Plegada es 40x15x15. Es pesada: 3,25 Kg.

    Pero es grande (yo no soy de tamaño contenido precisamente) y se monta en un santiamén.

    La primera noche que la probé fue en los Pirineos, en Torla, y la manta de agua que nos cayó fue de campeonato. Prueba de humedad superada.

    La elegí de 3 para ir con la señora y meter el equipaje dentro. Tiene un pequeño avance para alojar botas y algo más si es necesario. También tiene una bolsa que se coloca en la parte superior y es muy práctica.

    Puntos negativos: color verde que atrae a los bichos (algo que tampoco me preocupaba demasiado ni lo he notado en demasía). Suelo algo débil. Convendría reforzarlo. Con una rafia se soluciona. Cuando digo débil no quiere ser quebradizo, ni mucho menos. Tan solo que un poco más de grosor le hubiera venido genial.

    Buena entrada Roberto. ¿Qué tienda tienes tú?

    1. Después de un túnel de alta montaña anduve una temporada con una iglú barata. Luego una del Eroski de una sola plaza con la que acampé mucho. Después tuve una Coleman Trailblazer y la cambié, poniendo dinero encima por otra Coleman pero de gama media/alta.
      Edito: Es una Coleman Orión que ya no se fabrica y de la que no consigo encontrar las características por la red. Se monta primero el techo y luego la habitación interior. Soporta mucha agua y, cuando se compró, hará unos 10 años, costó casi 300€. Las varillas y las piquetas son de aleación de aluminio en lugar de fibra de vidrio que son las más habituales.

    2. No había visto esta tienda que comentas, pero creo que me he “enamorado”, me encanta el diseño, el precio, el peso, y el espacio que ocupa recogida… estaba viendo la quickhicker ultralight 3, que roza los 200€, de color gris y tipo túnel. Pero al ver ésta… 😀 Leeré algo por ahí a ver qué opiniones hay. En cuanto al peso con respecto a la ultralight es de medio kilo aproximadamente, tampoco es tanto, no?

      Felicidades por el artículo, Roberto!

  3. Jose Pedro dice:

    No se si mi comentario ayudara!!!
    El Alzheimer no me deja recordar bien los tiempos mozos y soy ahora muy comodón,( por ello si me equivoco corrijanme que yo lo admito).

    En una noche de lluvia los cartones empaparan -Los plásticos recogerán agua si sobresalen de la cobertura de la tienda de campaña o si se sube el agua que recorre el terreno,y esta se puede almacenar bajo el suelo de la misma siendo de lo peor si el agua toca en el
    Y cuando esto se junta con la existencia de frío…; esa capa húmeda que se enfría ,no es nada recomendable para espaldas y huesos sensibles menos si esta el saco directamente tocando el suelo o la esterilla es muy fina y/o poco aislante

    Mejor como la foto levantarse del suelo( para los más ingenieros,o ingeniosos), o en su defecto un colchón de hierbas -ramitas muy finas que creen un poco de separación del suelo y/o una especie de zanja aprovechando el terreno, alrededor de la tienda interior, ( si se puede), y el plástico sobre la lona exterior si esta gastadina o para la moto, que no se constipe y a la larga lo agradecerá
    Vssssss

    1. La verdad es que yo nunca pongo nada bajo la tienda y menos aún por encima. Si vas a colocar una lonas de plástico sobre ella lo único que conseguirás es condensación, a menos que la coloques a cierta distancia de la lona. Lo que si pongo, y no lo comento en el artículo, es un parasol aluminizado en el suelo pero en el interior. Sobre él coloco la esterilla auto-hinchable. De este modo queda protegido el suelo de la tienda y consigo una capa de aislante extra.

  4. Cesar M. dice:

    Te felicito Roberto por los comentarios sobre tiendas.

    En los blog y web’s de viajes en bicicleta hay muchas entradas al respecto, Un comentario muy recurrente es el color. Siempre recomiendan un color apagado que pase desapercibido, un color chillon puede atraer malas companias.

    A la hora de montarla en las web de cicloturismo aconsejan mirar si hay restos humanos en la zona. No quiero decir con restos brazos, pies o visceras, quiero decir pintadas, botellas o similar, ya que puede ser un sitio de visita nocturna de algunos “tipejos”.

    Un abrazo Roberto desde la mina…

    1. Lo malo de los colores oscuros es que multiplican el efecto invernadero y el temperatura sube unos cuantos grados en el interior. Para el invierno está muy bien pero en verano es un sufrimiento.
      En cuanto a lo de los “restos humanos” por eso siempre hay que montar de día, para no montar al lado de excrementos, jeringuillas o un montón de mierda variada. Un buen truco, si se acampa cerca de un pueblo, es preguntar a los municipales. Si te ponen algún problema o te dicen que está prohibido, a pesar de ser solo una pernocta, te ahorras el desmontar o que te vengan a dar el toque. En caso contrario te indicarán un buen sitio, tranquilo y seguro, para acampar.
      En algunos países no merece mucho la pena andar a salto de mata. Por ejemplo en Francia tienes campings municipales por menos de 10€ o albergues por menos de 15€. Es cuestión de sopesar si estamos dispuestos a gastar un poco y no meternos en camisa de once varas acampando con dudas. Habrá que escribir un artículo sobre este particular.

  5. cactusyors dice:

    Espero con ansia nuevas entradas, puesto que este verano emprenderé mi primer viaje en solitario al extranjero, y del apartado campista ando en bragas

    1. Pues en un par de días la de los sacos de dormir.

  6. Una manta liviana de polartex, nos aislará la humedad y frío, en el sueño de la tienda, y dará una sensación más agradable al tocar el suelo.
    Secar las piquetas tras quitarlas, al guardarlas mojadas se van oxidando, las de aluminio menos claro.

    Llevar un par de piquetas de titanio, para cuando hace viento fuerte, apuntalar la moto de un lado y otro, cara al viento, así no nos encontraremos sorpresas de mañana, la moto en el suelo….
    Y si llevas varias de estas, la podrás clavar en cemento, o suelos duros sin doblarse .

    Yo uso una NOrth Face de alta montaña, de esas amarillas, son cojonudas, sólo algo pesadas, pero a cambio tiene ventilación, y unos orificios para poder colgar cosas dentro para secar, además de ser súper impermeable llueva lo que llueva y a prueba de vientos fuertes.

    Saludos.

    v.

  7. motercode dice:

    bueno en un foro de motos de bmw, un dia alguien pregunto sobre el tema, yo no he acampado en mi vida pero son bueno buscando cosas en internet y ademas me estoy preparando para iniciarme en este tema, quiero viajar acampando, pero como soy ya viejoven pues me estoy buscando bien el equipo para no levantarme un dia con la espalda hecha zisco. esta web tiene un monton de info sobre la acampada libre en europa http://conalforjas.com/acampada-libre-europa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *