Escoger saco de dormir

Una vez que hemos escogido la tienda de campaña le toca el turno al saco de dormir. Como siempre la pregunta estrella es ¿cuándo lo vamos a usar? No es lo mismo dormir en una noche de primavera berciana que hacerlo en los rigores invernales de Elefantentreffen. Si lo nuestro son las concentraciones invernales escogeremos un saco que soporte temperaturas bajas. Si lo vamos a usar sólo en verano y en lugares cálidos nos servirá con un saco sencillo y barato.

saco_plumas

Tipología

Básicamente hay dos tipos de saco de dormir en cuanto a la forma: momia o rectangular. Los primeros son más eficientes desde el punto de vista térmico y los segundos más adecuados para el verano por su mayor comodidad y libertad de movimientos.

Relleno

Atendiendo al relleno pueden ser de plumón o sintéticos. Los sacos de plumón son más calientes que los sintéticos y también más caros. Nos ofrecen el máximo abrigo con el mínimo peso. Dependiendo de la calidad pueden llevar un mayor o menor porcentaje de plumón o duvet (down) mezclado con plumas más grandes. Cuanto más plumón lleve más capacidad aislante tendrá el saco. Suele ser habitual un 80% de down y un 20% de pluma, expresado en las especificaciones técnicas 80/20.
Otro dato que nos da el fabricante es el CUIN. Esto es la relación que hay entre el peso del relleno y su capacidad de expansión. Así, nos encontramos con sacos con 500 CUIN, que tienen una baja relación entre el peso y la expansión a otros con 800 en las gamas más altas.

quallofilEl relleno sintético tiene menos durabilidad, pesa más y no se comprime tanto como el plumón. A cambio es más barato y sigue aislando si está mojado. Suele estar fabricado en fibras de poliéster. La empresa DUPONT, como siempre, se lleva la palma en fabricación de este tipo de fibras. Hollofil, Hollofil II, o Quallofil son fibras de dracón con nanotubos huecos que disminuyen el peso y mejoran la capacidad aislante. Otras fibras de la marca son el Microloft, que es una fibra cinco veces más delgada que el pelo humano o el Thermolite Extreme, lo más resistente que fabrican en tejidos aislantes.
HOECHST CELANESE, fabrica el Polaguard, un aislante muy duro de filamento continuo que ha sido superado por el Polaguard HV (20% más ligero gracias a su nucleo hueco) y por el Polaguard 3D, un 40% superior debido a su estructura triangular curvada.
El Primaloft y Primaloft II son las versiones desarrolladas por ALBANY INTERNATIONAL, a base de microfibras de poliéster de hebra corta, muy ligeros y con excelente hinchado.

Rangos de temperatura

El saco no abriga por sí solo, es el usuario el que genera el calor y el envoltorio se encarga de mantenerlo dentro.  Las dos referencias que se usan para saber los rangos de temperatura son CONFORT y EXTREMO con arreglo a la norma europea  EN-13537 como parámetro oficial no obligatorio, al no considerarse el saco como EPI (equipo de protección individual). A pesar de ello los fabricantes serios la adoptan y la cumplen por lo que no es recomendable adquirir un saco en el que no figure esta norma.
No es sencillo establecer números exactos porque la sensación térmica depende de cada persona. El grado de cansancio, la temperatura exterior, la masa corporal… son parámetros subjetivos que no pueden medirse.

temperaturas

Los datos que nos ofrecen son referidos a la temperatura exterior:

  • Tmax: A mayor temperatura de la señalada no estaremos cómodos por el calor.
  • TComfor: Dentro de ese rango estaremos cómodos y calentitos. El dato es la temperatura mínima de confort (mujeres).
  • Tlimit: Por debajo de esta temperatura no pegaremos ojo porque nos pelaremos de frío (hombres).
  • Textreme: Este dato no debe confundirse con “lo que aguanta este saco”. Es la temperatura por debajo de la cual sufriremos temblores, hipotermia y llegado el caso, la muerte.

Algunos vendedores, muy cucos ellos, nos venden este rango extremo como si pudiésemos usar el saco a tan bajas temperaturas cuando no es cierto. En el ejemplo de la imagen una mujer de 65 kg. dormiría bien en ese saco hasta 4ºC, por debajo de esa temperatura comenzaría a castañetear. Un hombre de complexión media aguantaría cinco grados menos, hasta uno bajo cero. A partir de ahí, frío e incomodidad. Es decir, que nada de salir de la tienda de deportes pensando que vamos a cocernos de calor en Arguis con este saco porque no “aguanta” los 18 bajo cero.

Según Desnivel un saco normalillo con 1 kg. de fibra va bien a +10ºC. Si tiene 2 kg. la temperatura puede bajar a los 0ºC. En 2 kg. de plumón la temperatura en el exterior del saco puede bajar a los -10ºC.

Características constructivas

La capa interior es polycoton, en las gamas bajas o tactel o pertex en gamas un poco más altas. Es suave y ligero, y está unido a la capa exterior, que suele ser de poliéster (quantum, microlight, endurance) con un tramado antidesgarros.
El principal problema es que hay que disponer de varios “tabiques” para que el relleno se mantenga uniforme en toda la superficie y esto se consigue a base de costuras. En las costuras el inflado del relleno es menor y por ahí entra en frío. Hay tres tipos básicos de costuras:

  • Simple: Costuras frías, recomendables solo para verano.
  • Doble: Dos capas de tejido anti-pluma y dos de tejido poroso. Costuras interior y exterior contrapeadas para evitar la pérdida de calor.
  • En tabiques. Dos capas de tejido antiplumas unidas por tiras de tejido poroso a modo de cajones.

FullSizeRender

 Colchoneta

colchonetaSiempre ha de usarse una colchoneta para aislar del frío y amortiguar las irregularidades del terreno. Por su pequeño tamaño y peso son recomendables las esterillas aislantes auto-hinchables en detrimento de las de espuma o neopreno. Vaude, Term-a-rest, Campz, son solo algunas de las marcas disponibles. Su precio varía de los 40 a 120€ y son el complemento indispensable para pasar una buena noche.
Disponen de una válvula que, cuando se abre, posibilita que el aire entre el el interior al expandirse el relleno de la colchoneta con lo que no es necesario ningún hinchador ni marearse soplando. Son cómodas, ligeras y aíslan del frío del suelo de forma muy eficaz.

Consejos

  • Para acampadas con mucho frío se recomienda un saco de gama media o alta co más del 80% de plumón. Si nuestras pernoctas va a ser en verano podemos decantarnos por un saco más liviano y barato pero siempre teniendo en cuenta las temperaturas mínimas que se alcanzan durante la noche.
  • Si nos vamos a mover por zonas muy húmedas quizá sea conveniente decantarnos por un saco de relleno sintético porque el plumón tarda mucho en secar y si está mojado no es efectivo.
  • Una funda vivac protegerá el saco de la suciedad y los roces.
  • Un saco-sábana mejorará la comodidad y las prestaciones térmicas.
  • La colchoneta es indispensable
  • Siempre debe estar seco.
  • Acostarse cuando uno aún está caliente, antes de llegar a estar destemplados.
  • No debe de estar mucho tiempo comprimido en la funda de transporte. Es mejor guardarlo dentro de una funda en horizontal.
  • No se debe lavar en seco. Siempre en programas delicados y con detergentes especiales para pluma. Después de escurrido dejar secar a la sombra.

Si quieres saber algo más sobre la historia del saco de dormir no te pierdas esta entrada.

2 comments on Escoger saco de dormir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *