cine

Días de Cine

El verano pasado me fui con Juan de viaje. Yo salí unos días antes y nos encontramos en Chinchón, en la plaza donde se grabó la película de Cantinflas, «La Vuelta al Mundo en 80 Días». Yo ya venía de otros escenarios de cine, concretamente del cementerio circular de Sad Hill donde Clint Eastwood tuvo un duelo memorable, allá en Burgos.

Después del encuentro aprovechamos para seguir nuestros particulares días de cine y recalamos en Ayna, uno de los escenarios donde se grabó la obra maestre de José Luis Cuerda «Amanece que no es poco». Algunos de nosotros, fan irredentos de la obra y frikis recalcitrantes, nos sabemos pasajes de memoria. O casi de memoria. Read More

Preparando los especiales

cineEn Viajo en Moto estamos que no paramos. Después de la caída de la web de ayer, debida principalmente a la intrepidez del que dirige todo esto, estamos preparados para cualquier envite.
Prueba de ello es que estamos inmersos en la elaboración de dos programas especiales que saldrán en las próximas semanas. Read More

Easy Rider sin Born to be Wild

Si después de ver este vídeo, refrito de Easy Rider, no te apetece subirte a la moto y recorrer la mítica Ruta 66, háztelo mirar.

Es broma, no tiene por qué gustarte este tipo de viajes pero, además de ser una película mítica, es uno de los iconos de los viajes en moto por excelencia. A pesar de no ser una de las películas que se puedan clasificar como obra de arte, tiene todos los ingredientes necesarios que la han convertido en una película de culto entre los motociclistas.

Disfruta de estas escenas con otra música:

The Byrds – Wasn’t Born To Follow
The Band – The Weight
Roger McGuinn – It’s Alright Ma (I’m Only Bleeding)

Preparando la Vuelta al Mundo, cine y rutas.

Llegamos, aunque parezca increíble, al programa número 20, preámbulo de la vacación y, por lo tanto, de extensión menor a lo que acostumbramos.
Entrevistamos a Manu www.aroundgaia.com que está preparando su vuelta al mundo en moto.
Hablamos de rutas, de zen, de viajes y de cine, destripando la película Biker Boyz y poniéndola a parir.

 

Para ambientar el programa hemos usado música de Re-Lab, Alí Farka, Great White Buffalo, Bela Ruse, Papilemon y Baa Maal.

Cine: Biker Boyz. La colección de tópicos

Biker BoyzAyer vi  la película “Biker Boyz”, un film de acción en el que varias bandas de biker a lomos de “rr´s” dedican su tiempo y su vida a la juerga y las carreras ilegales con apuestas de por medio.

La peli, en su conjunto, es una auténtica basura, un bodrio sin pies ni cabeza, con abundantes anacronismos, salpicada de manidas poses que se recrea en sobados tópicos. Peeeeeero, – y aquí elevo el timbre de voz remarcando la “e”  con un tono más agudo -, si eres un amante de las motos en general y de las “r´s” en particular encontrarás escenas realmente deliciosas, cargadas de una belleza plástica y una fuerza visual tremendas.

Quizá contribuyese levemente para obtener esta imagen el hecho de que el visionado del film se llevase a cabo bajo una buena dosis de psicotropía, pero en el cúmulo de despropósitos que jalonan la cinta destacan, brillando con luz propia, algunas escenas realmente impactantes. La primera carrera de “El Niño”, (Derek Luke), la sosegada y evocadora música en una de las parrilas de salida, la puesta en escena,- con su perfecta sincronía -, en la llegada de “Rayo” (Smoke, Laurence Fishburne) y los Caballeros Negros, suponen un alivio estético al errático guión y  a los más que mareantes diálogos, plagados en muchos momentos de pretenciosas frases cargadas de filosofía barata.

Una fotografía impecable en muchos tramos suple, con creces, la trepidante sarta de idioteces que acontecen durante buena parte del metraje. A pesar de ser una historia que adolece de credibilidad desde los primeros minutos no es comparable a “Torque”, panfleto infumable donde los haya y al que me niego a dedicar ni una frase más.En la trama, que no voy a desvelar por ser una tarea harto tediosa, se nos muestran una serie de motoclubs con reminiscencias de corte “custom”, pero a lomos de hiperdeportivas de última generación cargadas de óxido nitroso y tunning, en los que la máxima aspiración de sus miembros es hacerse con un nombre a base de ganar carreras y apuestas.

Estos motoclubs, reflejo de una sector de motociclismo del sur de California, están compuestos en su inmensa mayoría por negros, esteriotipados a rebosar y cargados con los tópicos a los que Hollywood nos tiene acostumbrados, mostrándose a todas luces como una grey de seres aborregados sin el menor atisbo de espíritu crítico. En el caso de ellas, la mayoría se tratan a si mismas como putas, meros adornos en el asiento trasero de la moto y orgullosas de ser un objeto con propietario. Eso sí, tanto ellos como, (sobretodo), ellas, están para mojar pan. Ellos marcando pectoral y tableta de chocolate, (nunca mejor dicho), y ellas, siliconadas, con unas tetas y unos culos, (a juego con sensuales labios), que confirman, sin lugar a dudas, la superioridad de esta raza.

Estas pandillas de mLisa_Bonetandriles adoctrinados, sin oficio ni beneficio, manejan Hayabusas, R1, GSXR, Ducatis, etc., y se meten en apuestas de 3000 o 5000 $ cada dos por tres sin que en ningún momento acertemos a vislumbrar el origen de tal dispendio. Entre el plantel de máquinas resalta la rotunda presencia de las bulbosas formas de la Hayabusa o las excéntricas preparaciones de los V-Twin, dignas del “Custom Machines”. Cabe destacar también, el pilotaje de los actores y la impecable ejecución de las acrobacias por parte de los especialistas, aunque a poco que te menees por el YouTube o el eMule encontrarás vídeos de “extrem bikes” de parecida y superior factura.

Por último destacar el papel de  Laurence Fishburne como “Rayo”, (Smoke), el lider de los “Caballeros Negros” y propietario de la corona de mejor motero o “Rey de Cali”. Su presencia era mucho más impactante en Matrix, pero el papel de tipo duro e inamovible le viene como anillo al dedo. Aunque un poco talludito para el personaje aporta un puntito de cordura en tamaño despropósito. Mención especial merece también Lisa Bonet, en los 80´s hija en la ficción del Doctor Huxtable, ex de Lenny Kravitz y mujer hermosa donde las haya. Tiene tres o cuatro apariciones estelares que, sin aportar nada nuevo ni destacable a la trama, son de agradecer porque siempre es un placer verla. No sé si se me nota pero esta chica es mi debilidad desde que salía en La Hora de Bill Cosby”.

Poco más que decir de esta mediocridad, – como digo perlada de delicias como una boñiga adornada con diamantes -, en la que los esteriotipados personajes se comportan de un modo pueril, (los retos para las carreras son de Barrio Sésamo), y en la que falla hasta el doblaje. Aún, ante este panorama en el que no se sabe quién es más idiota si el espectador o los personajes, hay suficiente material rescatable como para que merezca la pena poner a andar el P2P favorito y bajarse el archivo.

Sin duda alguna volveré a verla porque las chicas, las motos y la música bien merecen un segundo pase.

Biker_Boyz