Mi equipación de invierno

Mi equipación de invierno para la moto… es igual que la de verano. Bueno, con algunos matices.

A mi me pasa lo que a muchos motoristas a lo largo y ancho del mundo, que no tenemos dinero para invertir en equipo y que, cuando ahorramos lo suficiente para comprarnos una buena chaqueta o un pantalón de medio pelo, lo conservamos hasta que se cae a pedazos. Leemos artículos sobre ropita muy maja y nos imaginamos a nosotros mismos vestidos a la última, con protecciones de tecnología puntera y más pintureros que el mejor de los overlanders pero la realidad nos abofetea y volvemos a enfundarnos en la ropa de siempre.

En mi caso la ropa que uso para montar en moto seguro que no es la más adecuada y, estoy seguro también, que más de un purista, de esos de salón, pondrá el grito en el cielo porque no uso esto o lo otro. Give me the money, dame la pasta y verás como aparezco hecho un pincel en el próximo artículo. Mientras tanto, a tirar de lo que hay.

No uso botas de moto a pesar de tener unas que me regalaron. Después de los años estoy acostumbrado a las botas de monte y con ellas hago kilómetros en invierno y verano. ¿Son menos seguras en caso de accidente? Quizá, pero tienen GoreTex y caña alta. Ahora ya pasan el agua porque están viejas pero volvemos al inicio: es lo que hay. Como decía un vecino “no se puede ser pobre por ningún dinero del mundo”.
Los cubrebotas me los regalaron hace ocho años y ya no sirven más que para almacenar medio litro de agua cada uno alrededor de su correspondiente bota.

El pantalón es un Alpeniestars de media gala con su forro para el invierno que le quito el mes de verano. Si, en el Norte el verano dura un mes, el resto del tiempo es invierno en mayor o menor grado. No tengo ni idea del modelo y el color… antes era negro, ahora vira a un tono grisáceo desvaído. La membrana waterproof ya no funciona y tiene varios agujeros repartidos por las perneras. Tenía dos bolsos laterales pero uno de ellos quedó en algún lugar de Noruega, desmembrado en una carretera infecta después de un arrastrón.

La chaqueta es Hebo y tampoco conozco el modelo pero costaba una pasta hace seis años, alrededor de 400€. Resultó ser bastante más cutre de lo que parecía, a pesar de su precio. Se deshilachó en algunos puntos y los velcros de los puños son un invento fallido porque se sueltan constantemente.
Tiene forro interior que desmonto para convertirla en chaqueta de verano. También tuve una Dainese amarilla y negra que me regaló mi amigo Gelucho y con la que hice muchos kilómetros. Me quedaba algo grande pero servía. La cagó un gato y acabé de rematarla con la limpieza a base de hidrolavadora.

Los guantes de invierno también son de GoreTex. Me los compré en Ljubljana después de que me robasen los míos en la ciudad en la que nunca nadie roba nada. Me costaron 80 eurazos hace seis o siete años y el goretex ha dejado de funcionar: el agua entra como Pedro por su casa. Nada es eterno, ni lo bueno. Los de verano son muy fresquitos y me sientan… como un guante. Son Rev-It. El acolchado exterior ya está desintegrado en casi toda su extensión pero aún mantienen cierta presencia.

Con el casco sí gasté capricho. Me pillé de oferta un Schuberth C3 que es una maravilla. Al principio me hacía daño en la parte superior de cráneo pero una vez adaptado es una maravilla. El Pinlock ya no funciona y se empaña la pantalla, una lástima.

Además de esto, durante los meses más pejigueros de frío, uso un windstopper y camiseta térmica. Intercalado entre las dos prendas, un jersey de polartec o similar.

Y cuando llueve, un traje de aguas amarillo de marca Spidi que tiene dos años y cala el agua. Aún no se por donde pero entra hasta la zona genital, quizá para que pueda afirmar que estoy de agua hasta los cojones.

10 comments on Mi equipación de invierno

  1. Miguel Angel dice:

    … Y yo esperando fotos… Pero macho, casi te he visto.. Qué imagen, sobre todo, qué uso Y DISFRUTE. Como bien dices que ” la mejor moto es la que tenemos” de lo demás, lo mismo.

  2. Mito Martín dice:

    Desde luego eres todo un viajero low Cost. Yo también pienso que no es necesario gastar mucha pasta en equipación, pero cada cierto tiempo si me permito un desembolso grande en equipación, porque lo que está claro es que para estar muchas horas en la moto, no se puede ir con unos vaqueros y una chaquetita.

    saludos

  3. Javi dice:

    Pues aunque tú no lo creas es una pasta .
    Yo llevo una chaqueta Held y botas de igual marca, un pantalón evolution de tirantes alto y guantes de los de “dame los que más abriguen”, pero cuando hace frío de verdad, en los dedos no hay otra que usar calefactados o puños idem.
    Recuerdo un temporal de invierno que hubo hace cuatro años- no como ahora que estamos en Murcia en Enero a 26 grados-.
    El caso es que me pilló aburrido y estresado de curro y,tengo la manía de salir sin preparar casi nada y decirle a mi parienta: “necesito una escapada” así que me voy solo. Cuando llego a Almansa que tiene fama de hacer frío ,el aire helado llevaba tal velocidad que me sacaba la moto de 280 kg fuera de la carretera. Aguanté hasta Chulilla en sierra de Requena y allí encontré cabañas rurales. El dueño tenía un Bmw gs 1200 y había estado en Cabo Norte y me trató de PM.
    A la vuelta ya con nieve y aire a toda leche no veía la carretera y a lo lejos en la planicie veo un bar de campo. Cuando entré lo primero que le dije al tío del bar fué que me pusiera un carajillo doble hirviendo.Cuando estaba en calor le pregunté por la temperatura y resultó que tenía un chisme de esos exteriores.Marcaba – 15 ° sin contar que el aire cortaba como una tía que no quiere bailar.
    La ropa se portó excelentemente pero, los dedos de las manos eran un baile de estalactitas. Claro que son situaciones mas o menos anormales.

    1. ¿Que no me lo creo? Ya se que es una buena pasta. A mi me gustaría tener ropa buena, de la que fabrican en los países nórdicos y una moto a la que le pueda enchufar ropa calefactable de todo pelaje. Y ponerme unas plantillas de esas de 200€ para llevar los pies bien calentitos… porque soy un friolero 🙂 Pero bueno, me conformo con lo que tengo.
      Lo que más me fastidia es lo de la cazadora, que es cara (por motivos que no vienen al caso no tuve que pagarla) y tiene unos defectos, a mi modo de ver, inadmisibles.
      Los guantes, acabo de mirar la marca y son Racer. Cojonudos. Los mejores guantes que he tenido nunca. Eso sí, tienen 5 años y ya pasan el agua. Es verdad que han tenido un uso bastante intenso pero me gustaría que hubiesen durado más 🙂

  4. Rompieronseme tos los esquemas!!!

    Solo el Señor sabrá la de horas que habré dedicado a buscar equipacion :

    -Visible , térmica , calefactable,pluricapas, que no acumule agua en las costuras, cierres sellados,ventilaciones cubiertas que no les entre aire, manoplas,puños eléctricos, cubrepuños, mantas, huecos para Valdellos , Trillo, Cofrentes,Garoña , Almaraz , Asco, Litio y mas

    Pero!!!
    Si por cada 1000€ que he gastado en motos , he tirado 3000 en chuminadas !!!

    Ya solo me faltaba probar…. ( que mas dará !!!),….. decididamente voy a perforar toas las membranas; y que no se me olvide; convertirme en una gotera motera!!!, la voz ya no la arreglo , que mas me dara!!!

    ¿¿¿¿Pero no es en Grandas ,donde dicen que no venden ni un congelador porque ni hacen falta!!!
    Si aquello esta fresco hasta en verano!!!

    1. No creas, mi pueblo no es más frío que el resto del Norte y, desde luego, mucho más caliente que Las Castillas en invierno. Pero yo soy friolero en grado sumo, odio pasar frío en moto. A pesar de los pesares y de todas mis quejas el nivel de equipación que hay a día de hoy no es comparable con lo de hace 25 años cuando no había ni la ropa que hay ahora ni la información de que disponemos.
      Lo peor de este último viaje es haber descubierto que tengo que reponer equipo: comprarme un pantalón, unos guantes y un traje de aguas porque con cinta americana no creo que lo pueda solucionar. Y eso que soy de los que afirman que “si el problema no se soluciona cin cinta americana, es que falta… cinta americana”.

      P.D.: No te recomiendo perforar membranas, a ese estado de perforación llegan solas, ya verás.

  5. Molinin :-) dice:

    Acabo de gastarme una pasta indecente en un conjunto Ruka, y la verdad que se nota la diferencia…mucha. Estoy cansado de gastarme un dineral en ropa de gama media y ver una y otra vez que son una mierda indecente. Al final el dicho, lo barato (que no lo es) sale caro. Resumiendo merece la pena y mucho gastarse la pasta una vez. Bueno como soy casi tan humilde cómo tú, tengo que reconocer que dispongo de pasta gansa 🙂

    1. Estoy de acuerdo contigo: la ropa de gama media, salvo excepciones puntuales, es cara. Pero tampoco es menos cierto que a alguien que tenga una hipoteca (o dos), chavales estudiando, moto, coche y trabajo mal remunerado no le queda otro remedio, si quiere viajar en moto, que apañarse con lo mediocre. Una chaqueta Ruka es un dineral y si hablamos de la equipación completa muchos tendríamos que escoger entre equiparnos para viajar en moto o viajar, lo cual no deja de ser un contrasentido.
      Al final es cuestión de adaptarse, hacer acopio de ingenio y hacer de la carencia virtud.

  6. Juan Antonio dice:

    Si a alguien le sirve, quizá pueda dar un consejo para reacondicionar prendas con membrana tipo goretex, drytex, etc. Para hacer que la membrana vuelva a ser impermeable al agua cuando ha perdido sus propiedades, lo que hay que hacer es calentar la prenda. Esto podemos conseguirlo mediante un planchado; es decir, hay que planchar la prendainterponiendo una toalla entre la plancha y el tejido para no dañar la piel o la cordura debido a la temperatura de la plancha. Es muy importante lo de interponer una toalla para evitar quemaduras en la chaqueta, recordad que la cordura es nylon. Os aseguro que el truco funciona.

    1. Lo probaremos, pero con una prenda vieja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *