Miscelánea

La Ruta de los Siete Puertos

2012-10-26T08:30:59+01:00Miscelánea|

Fecha: Noviembre 2007. 375 kmFotos de la RutaMapa El lunes el despertador suena a las 8:30 h. y abro un ojo con desgana. En la calle ya suena la actividad diaria del comienzo de la semana y la cotidianeidad se apodera de una mañana fría de noviembre.   Sin embargo, Elena y yo tenemos otros planes. La Vstrom está en el bajo, calentita, esperando para un día de carreteras de montaña. Nos disponemos a realizar la Ruta de los Seis Puertos, nombre rimbombante que me inventé ayer y que nos hará recorrer la complicada orografía del suroccidente asturiano a lomos de la nueva burrita.   A las 9:30 h. salimos en dirección al primero de los puertos, El Acebo, que separa Asturias y Galicia en la carretera AS-28. El sol se asoma hace rato pero, en su timidez, no consigue [...]

Sensaciones

2012-10-26T08:29:14+01:00Miscelánea|

Son varios los meses, demasiados para mi gusto, los que llevaba buscando una nueva moto. La vieja Teneré se había quedado definitivamente corta para mis pretensiones viajeras y los años comenzaban a marcarla peligrosamente. En el último viaje largo se pusieron de manifiesto algunos síntomas que desaconsejaban seguir con esta moto mucho más allá. No voy a decir que fuese una decisión difícil, pero tampoco me resultó fácil desacerme de un plumazo de la Yamaha, sobre todo ahora que estaba a mi gusto.   En fin, renovarse o morir para seguir rulando, dicen. Pero ayer, todas las dudas que tenía se disiparon de un plumazo cuando fuí a  recoger, (Alejando, lo de reCOGER se puede decir allá?), mi nueva Vstrom DL-650. Mientras Edu, su anterior dueño, me explicaba como se abrían las maletas e intentaba mostrarme facturas y garantía yo hacía [...]

Noia y Fisterra. La Despedida

2012-10-26T08:27:32+01:00Miscelánea|

Hace más de dos meses que no salimos de ruta en pareja, demasiado tiempo sin el vicio de las dos ruedas. Yo solo, sin Elena, hice algunos viajes, pero no más de 300 km., salidas rápidas por aquello de quitar el mono.   Este domingo, después de una dura reprimenda en la que el “no vuelvo a subirme en la moto jamás” sonó como algo más que una amenaza, volvimos a coger la vieja Teneré, (Si Ale, a coger, coger, coger) y salir de ruta planeando el recorrido, como siempre, media hora antes de partir. Barajamos Sanabria y Ourense, pero caímos en la cuenta de que nos quedaba pendiente Fisterra y las Rías Altas con lo que, convenientemente pertrechados, salimos a la carretera en dirección Galicia, (una vez más).   En los primeros kilómetros ya marcho feliz como un tierno [...]

Rodando por Babia y Liébana

2012-10-26T08:25:50+01:00Miscelánea|

En ocasiones los viajes surgen de forma precipitada, abrupta, atropellándose las idas y venidas en un loco frenesí que hace que uno quede deslocalizado y confuso al regresar a la cotidianeidad diaria. Esto, más o menos, es lo que siento yo ahora, sentado delante del ordenador después de unas semanas de viajes y vagabundeos dentro y fuera de la península. Cuando llegué de Gran Canaria donde, por cierto, están las carreteras más retorcidas y pendientes del país, me dispuse para viajar de nuevo, en esta ocasión en moto. Llegamos al aeropuerto de Santiago sobre las doce de la noche y para llegar a casa sobre las tres de la mañana. Al día siguiente, por la mañana temprano, viaje de ida y vuelta a Avilés, 300 Km. para, a continuación, subirnos sobre la moto y seguir moviéndonos sin parar. Sobre las [...]

2500 km sin rumbo fijo

2012-10-26T08:24:44+01:00Miscelánea|

Cuando salí, un lunes del mes de julio no creí que el verano trajese las gélidas temperaturas que estaba sufriendo aquella mañana. El frío se calaba hasta el alma y la ascensión al Puerto del Acebo, de apenas 900 metros de altitud, ya presagiaba una mañana destemplada. Mi idea era llegar a Algeciras y una vez allí pasar a Marruecos y conocer el norte del país, aunque apenas tenía información sobre la zona me iría adaptando a lo que surgiera. Era como una idea difusa, sin perfilar y maleable, como la plastilina en manos de un colegial de primaria.      No había recorrido 30 Km. a lomos de la Yamaha Tenere y mi mandíbula no se podía controlar, castañeteando de vez en cuando como si estuviera viajando en pleno invierno. Confiado en que al llegar a la meseta el tiempo [...]

Narón, Ourense, leitariegos. Y lo que surja

2012-10-26T08:18:18+01:00Miscelánea|

    Narón, Ourense, Leitariegos y lo que sea       Este fin de semana puedo calificarlo como muyproductivo, desde el punto de vista de viajar en moto. El sábado salí con rumbo a Narón, en A Coruña, donde los del Motoclub Os Fojeteiros celebraban su segunda concentración. Hacía años ya que no iba a ningún evento de este tipo, si exceptuamos la de Pingüinos y la verdad es que quedé sorprendido del grato ambiente que se respiraba en Narón. Mucha moto, muchísima, hasta el punto de superar los 800 inscritos, cuando había intención de “cerrar” en 500, y entre ellas mucha “R” y mucha “custom”. Parece que el fenómeno custom ha arraigado con más fuerza que nunca en nuestro país y un sector muy amplio de mundo motero prefiere las horquillas avanzadas y los asientos mullidos antes que [...]

Matamorphose

2012-10-26T08:17:15+01:00Miscelánea|

Hoy, mientras holgazaneaba alrededor de la moto, recordé como era antes mi Yamaha Tènèrè. Tan impoluta ella, de color azul con toques malva e inmaculada. Hoy, después de 15 años, (unos 10 conmigo), su aspecto ha cambiado bastante. Yo creo que es más auténtica y, de algún modo, reflejo de su actual propietario. Poco tardó en perder su aspecto juvenil y afeminado, (lo digo por el malva), para pasar al negro de fábrica. En un concesionario tenían, desde hacía meses, una Tenere a la venta que no acababa de salir a causa de su color. El dueño, ávido de negocio, me ofreció cambiar "los plásticos" y el depósito sin coste alguno para mi en cuanto apunté la posibilidad de pintar la moto de negro. No me lo pensé dos veces y, en menos de una hora, mi moto tenía ya [...]

Desde A Mariña a Os Ancares

2012-10-26T08:16:37+01:00Miscelánea|

  Dice un amigo mió que soy un fantasmón, por que me empeño en novelar, con mayor o menor éxito, todas las anécdotas que se suceden en el acontecer de mi vida. Esta que ahora os relato no es sino una peripecia vulgar, pero al estar perlada de curiosos incidentes os la contaré de igual modo, como si fuera algo digno de mención.Todo empezó un lunes de marzo, una mañana soleada que se abría perezosamente entre la niebla, después de varias semanas de frío y lluvia que, si bien no me impedían sacar la moto, tampoco me permitían disfrutar de grandes lances. Ese lunes mi mujer y yo nos subimos a la moto con intención de gozar de un día de ruta tranquila por el occidente de Asturias. También teníamos que hacer una parada en casa del notario, para comprar [...]

Título

Ir a Arriba