viajes

El Mundo se Para

2012-11-06T09:49:14+01:00Reflexiones|

Metz es un lugar bonito para visitar y para tomar unas copas, desde luego. El río Mosel, un afluente del Rin, atraviesa la ciudad domesticado en forma de canales e islas, discurriendo plácidamente por el centro de la villa y dándole un aire tan... francés. Una de las iglesias, el templo de Garnison, destaca sobremanera en la Belle Isle, con su torre neogótica elevándose al cielo y llamando la atención, flanqueada de puentes adoquinados y rincones, como se dice ahora, “con encanto”. No soy yo mucho de monumentos, ni de visitas culturales, ni de museos, ni de otra cosa que no sea hacer kilómetros y kilómetros sin otro cometido que el viaje en si mismo. Sin embargo tengo cierta querencia por catedrales y edificios antiguos, por el medievo, por casas abandonas y fábricas en ruinas. Los primeros por la labor [...]

Moisés abre las Aguas

2012-11-06T09:34:17+01:00Reflexiones|

Amanece en Bélgica. Que es como un amanecer en cualquier otro lugar solo que yo lo veo con los ojos de quien está de vacaciones y acampado en el centro de la nada. Ayer escogimos un lugar perfecto en medio de todos estos campos, en medio de este bosquete mínimo que nos da tanta sensación de seguridad. Como cada día preparamos un desayuno rápido a base de fruta, zumo y fiambres. Aún nos queda parte del lacón cocido que ha traído Gelu pero la verdad es que ya estoy un poco harto de cerdo, no me parece un alimento apropiado para el desayuno. Ya tenemos todo recogido, un último vistazo y volveremos a la ruta. Atrás han quedado los sosos y anodinos paisajes de la Francia fronteriza donde, lo único destacable entre las enormes rectas flanqueadas de cultivos, eran los [...]

Tractores Gigantes

2012-11-05T23:54:37+01:00Reflexiones|

Me despierto tarde y ansioso por ponerme de nuevo en marcha. Tan solo nos hemos tomado un día de descanso pero la inquietud por hacer kilómetros se está apoderando de mí. A estas alturas del viaje ya hemos desechado la posibilidad de ir a Amsterdam y en el recuerdo queda nuestro deseo de ir a Hamburgo a ver a Peter. Nos estamos retrasando mucho para hacer tantos kilómetros. No, no nos estamos retrasando, estamos haciendo un “slow travel”, un viaje tranquilo y relajado en el que estoy venciendo mi costumbre de realizar sesiones maratonianas por carretera. Recuerdo nuestro viaje a Montenegro y las interminables sesiones de ruta, días en que nos metíamos diez o más horas de moto para acampar y continuar al día siguiente. En aquella ocasión el destino estaba predefinido y para llegar no quedaba más remedio que [...]

Desembarco de Bogavantes

2012-11-05T23:44:54+01:00Reflexiones|

El día amanece nuboso, con algún rayo de sol que parece querer abrirse paso entre las nubes, es decir, un día perfecto para andar en moto. Después de vestirnos y desayunar, casi como por arte de magia, el día se ha vuelto plomizo, gris y desagradable, y la lluvia acaba de hacer su aparición sin ningún tipo de reparo. Es decir, un día perfecto para andar en moto. Nos pertrechamos con los trajes de agua y salimos en dirección Norte para visitar las Playas del Desembarco. Este es, en realidad, el verdadero destino de este viaje pues fue Gelucho el que propuso el lugar. Cada año uno de nosotros escoge la ruta y lo que se va a visitar y en esta ocasión mi compañero se inclinó por Normandía. Yo hubiera preferido Polonia, Rumanía o cualquier lugar de la Europa [...]

Bocage Bretón

2012-11-05T23:32:03+01:00Reflexiones|

Dejamos el albergue, de nuevo con los trajes de agua puestos mientras una lluvia fina, persistente, se empeña en esconder el paisaje. Acabo de añadir un chupito de aceite al motor y engrasado la cadena a conciencia. Listo para un nuevo día de ruta hasta Caen, lugar que usaremos de base de operaciones en casa de Alice, una chica del Hospitality que nos brinda su casa el tiempo que estimemos oportuno. Ha dejado de llover y se abren grandes claros que nos muestran, en toda su magnitud, el “bocage” de la campiña bretona. El paisaje está fraccionado en miles de pequeños campos separados por setos naturales, por barreras de árboles y arbustos que le confieren el aspecto de un mosaico en diferentes tonalidades de verde. Ahora la carretera ya no es recta. En lugar de eso subimos y bajamos, flanqueamos [...]

Tout le Monde a la Route

2012-11-05T23:21:42+01:00Reflexiones|

Han pasado cinco horas y ya estoy levantado. Por fin ha dejado de llover y un tímido sol se asoma entre las nubes. Aún sigue sonando el acordeón que no ha dejado de hacerlo en toda la noche. Me pregunto qué clase de energía acompaña al acordeonista que ya ayer tenía una considerable dosis de cerveza. Los malabaristas del fuego, aún llenos de mugre y oliendo a queroseno, continúan con su ingesta alcohólica y una litrona va pasando de una mano a otra. Nos saludamos efusivamente, como corresponde a su estado etílico y charlamos un rato. Hoy, o mañana, volverán al Pirineo y la semana que viene irán a actuar a París. Luego a Italia, luego a Hungría. Sus maquillajes, ya desvahídos a esta hora de la mañana, no consiguen esconder la cara de cansancio. Otra cerveza, silvuplé. Aline saca [...]

Duchas de Agua Sucia

2012-11-05T23:13:02+01:00Reflexiones|

Hoy es sábado. Salimos de nuevo a la autopista y en menos de quince minutos estamos en Francia. Creo que es la cuarta o quinta vez que cruzo esta frontera. En el peaje policías españoles y franceses custodian no se sabe muy bien qué, cada uno a su lado del redil. Las fronteras están trazadas para separar, para defender la integridad propia y la superioridad que sentimos los humanos con respecto al grupo de pobladores vecinos. Lo nuestro, lo de mi país, es lo mejor y debe ser defendido de el de “afuera” con líneas imaginarias y alambradas reales. Si, bueno, ya sé que no es un planteamiento muy original y seguro que es en extremo demagógico pero es lo que hay. No por demagógico deja de ser menos real. Tomamos la ruta norte, en dirección Burdeos y la autopista [...]

Viajando por la Tarde

2012-11-05T22:59:08+01:00Reflexiones|

No me gusta viajar después de comer.Suele entrarme ese sopor digestivo que le impide a uno concentrarse en lo que está haciendo y el único deseo que subyace es el de echarse una siesta. Sin embargo hoy no nos queda otro remedio. Hasta ayer estuvimos dudando sobre la fecha de salida a causa de compromisos adquiridos a última hora.     Son las tres de la tarde de un día cualquiera de junio, el sol brilla sobre nuestras cabezas y nos disponemos a emprender la marcha camino de Francia y algún otro lugar más. La hoja de ruta es un tanto difusa, como impregnada de una nebulosa que nos impide ver bien el destino último. No tenemos preferencias ni objetivos claros, exceptuando las playas del Desembarco de Normandía, un capricho de mi compañero Gelucho, que vamos a hacer realidad. A [...]

Título

Ir a Arriba