Curiosidades de la Historia. Johnny Cecotto

10646840_878952565496117_7947942676413359366_nJohnny Cecotto: ha sido uno de los grandes pilotos del motociclismo mundial que ha dado la cantera de Venezuela junto con, por ejemplo, Iván Palazzese o Carlos Lavado.
Johnny, fue campeón del mundo en 1976 en la después desaparecida categoría de 350cc. En la misma temporada participaba en la de 250cc haciendo, por tanto, un doble esfuerzo por carrera. Estos casos, en los 70 se dieron en varias ocasiones.
Sin embargo, Johnny fue un piloto sobresaliente con una carrera meteórica y al mismo tiempo el único capaz de competir en diferentes disciplinas.
Comenzó su carrera en Daytona en 1975 y siendo un auténtico desconocido, saliendo en última plaza, quedó cuarto por delante de pilotos ya consagrados.
En 1976, tras ser campeón mundial en Daytona ganó la carrera al mismísimo Kenny Roberts. Quedó segundo del mundial perdiéndolo en la última carrera.
En 1977, tuvo un gravísimo accidente pero aun así quedó tercero en el mundial de 500cc y ganó el mundial de 750cc.
En 1979 tuvo otro tremendo accidente, lo cual le condicionó físicamente y, aunque regresó temporalmente, abandonó las motos en la temporada de 1980.

Lo que la gente no sabe es que forma parte de ese grupo de pilotos que luego continuó pilotando coches. En este caso también de primer nivel, Desde 1980 a 1983 ya demostró excelentes maneras y llegó a la Fórmula 1. Su último coche fue un Toleman y su compañero de equipo era un tal Ayrton Senna, brasileño.

El propio Senna, muchos años después, comentó en una entrevista que el piloto más competitivo que había conocido era Johnny Cecotto. ¡Y él conocía a muchos buenos pilotos!

Su carrera en F1 terminó también debido a un accidente, del cual tuvo una larga recuperación. Lejos de amilanarse, volvió a la competición oficial esta vez en la categoría de turismos. Estuvo en activo desde 1988 hasta el 2002 obteniendo más de 30 victorias en los campeonatos de Alemania o Italia conduciendo un BMW M3 y luego un Irmscher Opel

Carlos Gohringer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *