Triunfos y fracasos: las motos diesel

Muchos son los que sueñan con una moto que pueda repostar cada 800 km, que sea barata de mantener o que tenga una mecánica robusta y fiable que se pueda reparar en cualquier sitio. Estos requisitos podrían encajar en una moto con motor diesel pero lo cierto es que, ni los usuarios ni la industria muestran demasiado interés por estos artilugios, más allá de unas cuantas aventuras empresariales que desembocan, casi siempre, en el fracaso.

Los inconvenientes de una moto diesel son muchos y variados. Empezando por el sonido “tractoril” que no es lo que el usuario desea, hasta las vibraciones, las inercias o el peso. Eso sin olvidarnos del calentamiento del motor o el precio del combustible, en ocasiones por encima de la gasolina. Aún así hubo un montón de intentos por sacar a la venta una moto propulsada por gas-oil, veamos alguno.

Hayes HDT JP8/MT1030M1

La de más éxito quizá haya sido la  HDT JP8 Diesel fabricada por Hayes, una empresa norteamericana que ya no fabrica para la venta al publico y que solo se dedica a la industria militar y a la investigación. Hayes recibió el encargo de desarrollar una moto para el Cuerpo de Marines que funcionase con fuel o con queroseno con el objetivo de que todos los vehículos del ejército de los EE.UU. funcionasen con el mismo combustible. Después de una fase de investigación de nueve años se entregaron las primeras siete unidades que resultaron sobrepasar todas las expectativas. En el año 2010 Hayes seguía desarrollando el modelo y refinando el producto con base Kawasaki KLR. Ahí siguen con el ejército.

Enfield Sommer Hatz

La Sommer no puede calificarse de fiasco porque  Jochen Sommer sigue fabricando y vendiendo sus motos. Eso sí, a un público muy peculiar. A mediados de los 90 vio la luz este curioso artilugio de 11 caballos, una velocidad máxima de 100 Km/h y 2,2 litros de consumo a los cien. Se ensambla a mano en Eppstein, una ciudad al noreste de Frankfurt, con piezas que proporcionaba la propia Royal Enfield, aunque por cuestiones de licencia no tomó todo el nombre.  Jochen Sommer usa motores de la empresa Hatz Diesel, pequeños y ligeros que le dan buena autonomía y, según él, cero problemas. Según el fabricante esta es la moto ideal para viajes al extranjero, sin prisas y con buena disponibilidad de combustible en cualquier parte.

Enfield_diesel

Track T-800CDI

Esta moto es, quizá, la me más suene a todo el mundo porque su presentación se movió mucho en foros y revistas especializadas en el año 2009, cuando las primeras unidades salieron a la venta. Lleva un motor Mercedes derivado del Smart y, entre otras curiosidades, dispone de un acelerador electrónico con variador que le hace funcionar como un ciclomotor automático. La empresa holandesa EVA Products BV cesó su producción en el año 2012 después de haber sacado al mercado unas 20 unidades.

 

Royan Enfield Taurus y Royal Enfield Sooraj

Inicialmente las motos diesel de Royal Enfield se montaban sobre modelos Bullet de segunda mano pero, al ver que tenían cierto éxito comenzaron a fabricarlas en producción “seria”. Llevaban un motor Lombardini de 345 cc., como el de las segadoras, y estaban destinadas al mercado anglosajón y alemán. La moto, en su conjunto, era un manojo de nervios con vibraciones exageradas y su velocidad máxima era de 80 Km/h.
Otra de las aventuras de Royal Enfield fue la Sooraj Diesel, que llevaba un motor diseñado especialmente para esta máquina. Dicen que no tenía tantas vibraciones como la Taurus pero la leyenda urbana afirma que “para montar la Sooraj se necesita la fuerza de un buey, los reflejos de una serpiente y la paciencia de un buitre“. Los que la han probado dicen que no es para tanto.

Thundestar 1200 TDI

La que probablemente sea la moto diesel más avanzada fue presentada al público en 2005 por Twin Stars Motors. A Kees van der Starre, el co-propietario de la marca le pareció que los motores diesel ya estaban suficientemente avanzados como para adaptarlos a una moto y se puso manos a la obra partiendo de la base de un motor WV Luppo. Con más de 100 CV y más de 200 Nm de par la cosa ya se ponía interesante. Aunque el sonido seguía estando bastante lejos de lo que esperamos de una RR. Al final no llegó a entrar en producción.

 

Hay más ejemplos como Neander 1400, la Dieselfighter, o la Boost AVL pero todas con un recorrido parecido.

2 comments on Triunfos y fracasos: las motos diesel

  1. Mi Enfield hace 550 kilometros con 18 litros.
    🙂

    1. Pero tu viajas a 80 km/h 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *