Yo no soy Charlie

jamon serranoEstamos estos días espantados con los asesinatos en París. Un ataque tan abominable que desató olas de solidaridad, gritos de libertad y mareas humanas enarbolando la enseña de la tolerancia. Pero… ¿somos tan tolerantes como hacemos ver en las manifestaciones?

Según un estudio del CIS sobre religiosidad en España (nº 2752 de febrero de 2008), para más de la mitad de la población española resulta inaceptable la utilización de símbolos religiosos con fines humorísticos. A tenor de estos datos quizá no seamos tan “Charlies” como proclamábamos en los carteles.

¿A qué viene esto en Viajo en Moto?, se preguntará el lector. Pues a que con todo este revuelo religioso me he acordado de unos conocidos que, hace unos años, se fueron a Marruecos en moto. Allí, en un hotel, de calidad como correspondía a su estatus, sacaron un jamón y echaron la tarde cortando lonchas bajo la mirada asqueada de los musulmanes. Unos días antes había leído una crónica de otros alegres motoristas que anduvieron por el país alauí en pleno Ramadán. Estos, según contaban, no se amilanaban ni un pelo y sacaban el chorizo, el jamón y demás viandas de origen porcino en cualquier lugar de la vía pública. En una de las ocasiones en las que alimentaban sus vientres, una señora mayor les afeó el comportamiento con grandes aspavientos mientras decía “galufo, galufo”, cosa que celebraron con gran regocijo.

Los protagonistas de estas dos historias contaron sus hazañas en internet, comentaron jocosamente sus respectivas jugadas y regresaron a su país orgullosos de haber comido cerdo en un país musulmán o ingerir alimentos (cerdo, además) en pleno mes del Ramadán. Lo paleto y lo tontaina, como vemos, no tienen límites. Seguro que estos animosos moteros no tenían tantos arredros si el lugar de una vieja marroquí les sale un talib de dos metros diciendo “Alá es grande“.

A mí, como a la mayoría de los españoles,  usar elementos religiosos como sátira insultante no me parece correcto. Hay límites que, por autoimposición no deberían cruzarse. Y aún menos adecuado me parece ir a un país musulmán a tocar los huevos con comportamientos que, por cultura y por convicción religiosa, están muy alejados de la corrección y el respeto. Como tampoco me gustaría ver a un musulmán cagándose en la puerta de una iglesia católica aunque yo no sea cristiano.

12 comments on Yo no soy Charlie

  1. Francisco J. Cruz dice:

    Una pega de fondo que veo en todo esto es que, por regla general, veo pedir a las religiones la tolerancia para con ellas que luego no son capaces de dar para con otros.

    1. Txabibike dice:

      Estoy con Roberto, no vale todo, aduciendo libertad de expresión y la foto de todos los Hollande , Merkel and company en París me toca las bolas cuando luego son ellos los primeros que nos la recortan y manipulan, léase también los recortes de Rajoy en cuanto a la libertad de manifestación…

  2. Pues yo si. Entiendo que la consigna "Je suis Charlie" se debe a la defensa de la libertad de expresión. Los que me conocéis sabéis mi "difícil" relación con La Galia, pero como país laico que es, no veo oportuno que se mate a dibujantes por "ofensas" religiosas. Por cierto, también soy "El Jueves" desde que cierta monarquía presionó para su retirada de portadas. Ah! y también "agentesforestales.com", cuyo webmaster también tuvo problemas por manifestar libremente su opinión (acertada a mi juicio) sobre cierto monarca muy campechano. Me solidarizo con todos ellos, por la libertad. Quede claro que yo no me llevé jamón a Marruecos, donde por cierto, se come muy bien.

    1. Ber_Gun dice:

      Lo que sí llevé a Marruecos fue la bota vino, con vino Cangas, of course. No se enfadó ni Alá;)

  3. Roberto Naveiras dice:

    En aras de la libertad de expresión no se puede decir o hacer de todo. Conviene recordar eso que nos decían de pequeños que "la libertad de uno termina donde empieza la de los demás" A veces esa línea es un tanto difusa…

  4. Esta claro que no todo vale,y un respeto al resto de grupos es,cuando menos,aconsejable.

  5. david mínguez dice:

    Muy buenas Roberto. Aqui sigues teniendo un fiel seguidor tuyo porque soy un amante de las motos y de los viajes en……¡motocicleta! Pero he aqui mi primera crítica hacia ti.
    El nexo de unión que desarrollas en el texto no lo veo de tal peso y tan directamente relacionado como para hablar de ello en este maravilloso blog que nada tiene que ver con política ni religión.
    Me abstengo de dar mi opinión propia sobre el suceso y el tema, para asi, prodigar con el ejemplo.
    Como se suele decir… Manolete, si no sabes torear….

    1. Aquí ya se ha hablado de filosofía, de violencia machista, de redes sociales… Es un blog de viajes y de desvaríos y caben cosas de lo más variado. Los casos que cuento son reales, no traídos a colación con pinzas. Y escribo sobre ellos porque con todo este lío de los musulmanes y Occidente me volví a acordar de ello. No pretendo defender el actto de los terroristas, ni justificar lo que hicieron. Ni siquiera pretendo ponerme un poco del lado de los musulmanes porque las religiones son, sin excepción, la fantasía humana para intentar explicar lo que no comprende a base de fábulas. Baste ver que el número de “milagros” desciende conforme avanza la ciencia y explica lo inexplicable.

      Este artículo habla de respeto hacia los demás, no de política o religión. O eso pretendía.
      Cualquier día hablaré de toros.

  6. Ber-Gun dice:

    Totalmente de acuerdo contigo como casi siempre, pero no debemos confundir educación con libertad de expresión. Un tipo educado y respetuoso nunca publicaría esa portada sabiendo que ofendería a millones de personas, y menos de la forma recurrente en que lo hace esa revista, buscando sin duda sensacionalismo que se traduce en pecunios… pero, tiene derecho a publicarla? se merece morir por ello? Nos tenemos que saber las normas y tabues de TODAS las étnias, religiones, pueblos, cantones, comunas y sectas antes de publicar nada, por miedo a que un tipejo con un AK47 venga a nuestra casa a pegar tiros?
    Si todos matasemos cada vez que nos sentimos ofendidos, en este país no queda ni el que toma nota. Es mi opinión. Por lo demás, un abrazote, póngame a los pies de su señora y a ver cuando echamos un vino, Insha’Allah 😉

    P.D. Falta mucho para el siguiente podcast?

    1. Si yo voy a Cangas y, en ciertos ambientes, suelto improperios contra la Virgen del Carmen o sus Camareras estoy seguro de que me corren a hostias. Tengo derecho a ir a Cangas y “ofender” a la veneradísima Virgen del Carmen? (Puedes cambiar Cangas por Sevilla y la Virgen por cualquiera de los Cristos de procesión)
      Nohace falta que me conteste ahora 🙂 hágalo después de la publicidad.
      Para el podcast, si todo marcha bien, no debería faltar más de una semana.

  7. admcolifata dice:

    Estoy de acuerdo con tu reflexión. La libertad se asienta respetando integramente, y en todo su estensión, al diferente. El diferente tiene los mismos redechos que Yo, y Yo las mismas obligaciones que El. Saludos.

  8. Nolela, Noelia dice:

    Me acuerdo de esa lección, un profesor mio nos dijo una vez:”una cosa es la libertad y otra el libertinaje” y últimamente el libertinaje campa mucho a sus anchas. En cuanto a lo de la religión, “hay de todo como en todos los laos” y como es libre de interpretación hay mucho oportunista que la usa para conseguir poder político y se dedica a comerles el coco a esos pobres ignorantes o desarraigados para que se inmolen o maten en nombre de Ala, como hicieron los cristianos en su momento con tanta guerra santa (y otras cositas)…¿y qué había detrás de eso? intereses políticos y ansias de poder. Luego está el paisano normal, que puede ser judio, cristiano o musulman, que tiene en su fe una forma de seguir adelante, de convivir y de entender el mundo, que respetan otras creencias y que sabe la diferencia entre libertad y libertinaje, que se molesta porque unos humoristas se burlen de su fe o sus creencias pero ni se les pasa por la cabeza ir a meterles dos tiros…en fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *